Diez hábitos que debes seguir en tu desayuno si quieres adelgazar sin esfuerzo
  1. Alma, Corazón, Vida
en la comida, el ejercicio, el sueño, el sol...

Diez hábitos que debes seguir en tu desayuno si quieres adelgazar sin esfuerzo

Los primeros momentos del día son clave para nuestro cuerpo y cómo los afrontemos pueden marcar diferencias a la hora de conseguir nuestro deseo de adelgazar

Foto: Desayunar proteínas es muy beneficioso para adelgazar
Desayunar proteínas es muy beneficioso para adelgazar

Perder peso es un proceso que, en muchas ocasiones, se vuelve difícil. Dejar nuestros hábitos alimentarios adquiridos a lo largo de los años es complicado, sobre todo cuando se trata de una imposición, aunque sea por nuestro bien. Por eso, siempre son bienvenidos algunos trucos para adelgazar que nos pueden facilitar el camino para deshacernos de los kilos que nos sobran.

Vamos a darte diez consejos importantes para el desayuno, la comida más importante del día según la mayoría de los médicos y nutricionistas. No sólo a nivel de los alimentos que debes tomar para ayudarte a adelgazar, sino también de otras materias tan importantes como la mentalidad para afrontar el proceso de perder kilos, las horas de sueño que debes dormir o, incluso, la importancia de recibir la luz del sol.

Lo primero que debemos tener en cuenta al desayunar es que debemos activar nuestro cuerpo, por lo que el organismo necesita que le proveamos de una buena cantidad de proteínas que le sirvan para las horas siguientes. De esta manera, no necesitaremos visitar al frigorífico o a la máquina de la oficina en busca de algo que llevarnos al cuerpo, que no suele ser tradicionalmente lo más sano.

Foto: La creadora de la dieta del champán asegura que las burbujas son todo un estilo de vida (Reuters/Andrew Boyers)

Varios estudios, tanto en hombres como en mujeres, demuestran que las proteínas ayudan a desactivar la hormona grelina, la encargada de informar al cerebro de que debemos alimentarnos. Si reducimos la presencia de esta hormona reducimos el hambre. Algunos ejemplos de alimentos muy proteicos para desayunar son las semillas de chía, los huevos, las nueces o los lácteos.

El agua, ese gran amigo

No hay dieta que se precie que no recomiende beber agua en gran cantidad. La cantidad que todos los expertos señalan es la de dos litros diarios, pero podemos comenzar a primera hora de la mañana bebiendo dos vasos, ya que algunos estudios han demostrado que beber agua ayuda al cuerpo a quemar calorías, al menos durante la siguiente hora a la que bebamos esa cantidad de líquido.

Comer huevos en el desayuno proporcionará muchas proteínas a nuestro cuerpo
Comer huevos en el desayuno proporcionará muchas proteínas a nuestro cuerpo

Varios informes apuntan a los beneficios del agua a la hora de perder peso: unos, al reducir el hambre que sentimos por la mañana, lo que reduce a su vez la ingesta de calorías hasta en un 13 por ciento; otros, al cifrar en dos kilos al año la diferencia entre una persona que bebe mucho agua y la que no. Lo cierto es que estar bien hidratado a lo largo del día es fundamental para adelgazar y empezar a beber agua desde la mañana es una gran idea.

Pesarnos y concienciarnos

A nadie le gusta estar constantemente pendiente de la báscula, pero cuando queremos perder algunos kilos es importante saber cómo lo estamos haciendo. Pesarnos cada mañana es una fórmula no para obsesionarnos con las cifras, sino para ayudarnos a adquirir los hábitos saludables necesarios para cumplir nuestros objetivos. Una estadística diaria que vaya formando una curva con nuestro proceso de adelgazamiento será muy útil para adelgazar.

Hacer ejercicio por la mañana es más beneficioso aún para el cuerpo que hacerlo a cualquier otra hora del día

Otra idea que los expertos apuntan como muy positiva para ayudarnos a perder peso es enfocarnos completamente en el momento presente y concienciarnos de lo que vamos a hacer. Esto mejora los resultados cuando nos sometemos a una dieta de adelgazamiento, ya que promueve hábitos saludables no sólo en la alimentación, sino también en otras conductas relacionadas con la obesidad: ejercicio, descanso, estrés, etc.

Ejercicio, sueño… y sol

Hacer ejercicio es (casi) imprescindible para adelgazar. Prácticamente todas las dietas conocidas recomiendan introducir el deporte en nuestra rutina diaria, ya que ayudará de forma decisiva a que perdamos los kilos que nos sobran. Pero algunos estudios han demostrado que hacer ejercicio por la mañana es más beneficioso aún para el cuerpo que hacerlo a cualquier otra hora del día, por lo que es una gran forma de comenzar la jornada.

Foto: Mesa redonda sobre los beneficios del yogur convocada por la AEFY. (Jorge Álvaro)
El yogur se lanza a la reconquista de las dietas saludables
El Confidencial Fotos: Jorge Álvaro Manzano

Una buena forma de cumplir el punto anterior es cambiar nuestra rutina diaria de transporte. Aunque en muchos casos es imprescindible utilizar nuestro coche, varios estudios han demostrado que hay una relación entre ir caminando, en bicicleta o en transporte público a trabajar y nuestro peso. Por tanto, ¿hay alguna forma mejor de comenzar el día que darnos un paseo hasta el trabajo (o hasta el medio de transporte más cercano) ?

La falta de sueño está asociada a una mayor ingesta de calorías, por lo que dormir las ocho horas recomendadas nos ayudará a no comer en exceso por la mañana. No es una cuestión accesoria: un estudio ha comparado a las personas que dormían 4 horas de media con las que lo hacían 8 horas y la diferencia es abismal. Los que dormían menos consumían 500 calorías más en el desayuno de media que las que dormían las horas recomendadas.

Dormir 8 horas es muy importante para nuestro cuerpo. (Kinga Cichewicz on Unsplash)
Dormir 8 horas es muy importante para nuestro cuerpo. (Kinga Cichewicz on Unsplash)

Y si dormir es importante, exponernos al sol lo es también. Abrir las ventanas por la mañana para que entre la luz solar nos ayudará a conseguir nuestro objetivo ya que exponernos a los ratos del sol subirá nuestros niveles de vitamina D, que está asociada a la pérdida de peso. No hay una cifra clara al respecto, pero varios expertos coinciden en que 10 ó 15 minutos de sol cada mañana nos beneficiarán en nuestra lucha contra la báscula.

No al menú del día

Si con todos estos consejos crees que es suficiente, aún tenemos dos más que te ayudarán a adelgazar. El primero, llévate la comida al trabajo. Diferentes estudios señalan que las personas que comen al menos cinco días a la semana en casa o que se llevan la comida en el tuppper tienen un 30 por ciento menos de posibilidades de engordar que aquellos que comen a menudo en restaurantes, aunque sea controlando los alimentos que piden.

Foto: Abigail O'Neill. (Instagram)

Por último, controla la cantidad de comida que ingieres. Apuntar las cantidades que comemos a diario y no servirnos más de las raciones medias recomendadas nos ayudarán a adelgazar. Ya hay multitud de aplicaciones en los teléfonos móviles para hacerlo; sólo nos llevará un par de minutos cada día y será una ayuda más para cumplir nuestro propósito: perder los kilos que nos sobran.

Trucos adelgazar Adelgazar Perder peso Adelgazamiento
El redactor recomienda