Así adelgazó 64 kilos comiendo la comida que le gustaba (con un pequeño truco)
  1. Alma, Corazón, Vida
una manera muy sencilla

Así adelgazó 64 kilos comiendo la comida que le gustaba (con un pequeño truco)

La historia de la reducción de peso de Felicia Keathley es inspiradora y nos hace darnos cuenta de que podemos alcanzar nuestras metas con tesón y fuerza de voluntad

placeholder Foto: Foto: Instagram.
Foto: Instagram.

Perder peso no es fácil. Es un reto, una carrera de fondo que debes continuar día a día. Como uno de ellos decidas acabar con todo no habrá servido de nada el camino iniciado. Se requiere por tanto mucha fuerza de voluntad. A veces, cuando oímos casos de otras personas que lo han logrado nos parece que no es tan difícil conseguir nuestras metas.

Una historia sin duda inspiradora es la de Felicia Keathley. Como le sucede a mucha gente, esta mujer no tenía sobrepeso hasta que llegó a la pubertad y, con todos los cambios hormonales que trae consigo ese periodo, comenzó a subir de talla. Como también suele pasar en otras ocasiones, la comida era un refugio para ella. Cuando tenía 10 años sufrió abusos sexuales y al cumplir 20 se sorprendía de que pudiera comerse una pizza entera.

Pensó en la cirugía

El momento en que alcanzó más peso fue cuando tuvo a su hijo. Con 302 kilos llegó incluso a pensar en la cirugía para reducir su masa corporal. Había probado muchos métodos (restringiendo calorías, comiendo alimentos blandos), pero nada había surtido efecto. El pasar hambre no era una opción, como en la mayoría de los casos, y siempre volvía a "caer en la tentación".

En ese momento lo único que quería era una operación para bajar de peso pero para poder hacérsela tenía que presentar una prueba de un programa de adelgazamiento fallido. Así se decidió a probar 'Weight Watchers' (WW) esperando que fallara y poder hacerse así la tan ansiada cirugía, informa 'Prevention'

¿Qué es 'Weight Watchers'?

Se trata de una compañía estadounidense que ofrece diversos productos y servicios para ayudar a perder de peso. La filosofía central detrás de sus programas es utilizar un enfoque basado en la ciencia para ayudar a los participantes a perder peso formando hábitos útiles, comiendo de manera más inteligente y haciendo más ejercicio.

Foto: Foto: iStock.

Y... funcionó. Antes de usar 'Weight Watchers', Felicia no tenía ningún límite a la hora de comer. Se alimentaba continuamente de comida rápida, no tenía ninguna clase de control. Gracias al programa decidió cambiar su estilo de vida, ser consciente de lo que ingería y hacer ejercicio regular. También le inspiró a abrir una cuenta de Instagram para mostrar sus resultados.

También cambió su modus operandi a la hora de sentirse culpable. Antes, cuando se comía una magdalena, pensaba: "total, ya he fastidiado la dieta, puedo volver a comer sin control". El programa le ayudó a ver que no había nada malo en comer de vez en cuando más calorías si después sabía cómo contrarrestar los resultados.

Aprendió a no sentirse culpable cuando comía más calorías de la cuenta

Así pues, Felicia puede comer en un día normal algo así como café con fruta para desayunar, huevos y salchichas de pavo, o un queso a la parrilla hecho con pan integral de almuerzo y, finalmente, para la cena, brécol con queso o incluso pizza con queso ligero. Ha aprendido a comer sin privarse de nada, pero con alimentos más sanos.

'Piano piano si arriva lontano' suelen decir, es decir, "poco a poco se va lejos", y es verdad. Felicia entendió que el ejercicio era vital para la consecución de sus objetivos, y primero comenzó haciendo pequeñas caminatas de 20 minutos en la cinta y levantando mancuernas. Cuando empezó a perder peso incorporó el ejercicio de alta intensidad a su rutina.

Ejemplos como el de Felicia son los que nos enseñan que podemos lograr todo lo que nos propongamos y que la felicidad está al alcande de nuestra mano. Solo nos hacen falta tesón y valentía para obtener resultados.

Trucos adelgazar Salud Ejercicio físico Dietas
El redactor recomienda