ahora compite en maratones

Este chico perdió 75 kilos con una dieta al alcance de cualquiera

"Créeme, si yo he podido hacerlo tú también puedes" asegura Hunter Olds. Una historia de superación que se ha hecho viral

Foto: (Hunter Olds).
(Hunter Olds).

La historia de Hunter Olds es, sin duda, una de esas narraciones de superación que acaban haciéndose virales por lo insólito de la misma. Si alguien al que hace mucho tiempo que no ve se lo encontrase por la calle probablemente no le reconocería. Su transformación, digna de las revistas en las que se venden pastillas de dudosa procedencia, a las que suelen incluir fotografías del "antes y después", es impactante.

El propio Hunter, de 23 años, relata que siempre fue el chico gordo de su colegio. Y pensaba que lo sería para siempre. Cuando estaba en su primer año de universidad llegó a pesar 158 kilos. Hasta que sonó un click en su cabeza.

"Créeme, si yo he podido hacerlo tú también" señala en su cuenta de Instagram. ¿Cómo empezó todo? Según él mismo relata, se encontraba en un partido de béisbol con unos amigos cuando fue a sentarse... y no pudo. No encajaba en el asiento. "Supe que tenía que cambiar después de eso".

Hunter lleva más de ocho meses sometiéndose a una dieta y mostrando los resultados en redes

Ese mismo día decidió descargar una aplicación que sirve como contador de calorías y rastrea el ejercicio que haces para determinar tu ingesta calórica y los nutrientes óptimos para conseguir tus objetivos. Comenzó entonces una dieta sencilla y al alcance de cualquiera: suprimió comidas procesadas y azúcares añadidos.

Cuando había perdido cuatro kilos comenzó a correr. Y se dio cuenta de que le gustaba. "Era algo que uso cuando quiero relajarme y aclarar las ideas. Cuando corro no tengo que pensar en nada más que en correr".

En menos de un año perdió 70 kilos

"Me quedé en la mitad de lo que era" asegura, riéndose. Todo esto comenzó en 2015. A día de hoy este mismo chico que no entraba en un asiento ha completado dos maratones y está a punto de realizar su primer triatlón. En total se ejercita seis días a la semana y trata de mantener sus hábitos alimenticios con la aplicación.

"Si hubiera dicho hace cuatro años que iba a completar dos maratones no creo que nadie me hubiera creído" señala, en su propia cuenta. "Es difícil" admite. "Mantenerse es mucho más difícil que bajar de peso. Cuando empecé tenía la meta de alcanzar 90 kilos, pero claro, una vez que llegas a lo que te proponías no puedes volver a comer como lo hacías antes porque eso anularía el propósito".

Una relación más sana

También dice que ahora tiene una relación mejor con los alimentos. Antes tenía que comer hasta que sentía asco de sí mismo. Ahora no está pensando continuamente en su próxima comida. También los dolores que antes sentía han mejorado. "Estoy mucho más feliz" señala, con una sonrisa.

"No obligaría a nadie que no quisiera a perder peso. Lo importante es encontrar un propósito para hacerlo. ¿El mío? Sólo quería vivir".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios