la mayoría de calorías se elimina al exhalar

¿A dónde va el peso que pierdes al adelgazar? Esto es lo que dicen los expertos

¿A dónde va el peso que perdemos? Ésta fue la pregunta que dos nutricionistas lanzaron a 150 profesionales de la salud. Para su sorpresa, el 98% respondió erróneamente.

Foto: Un hombre se mide el vientre (Pixabay)
Un hombre se mide el vientre (Pixabay)

La energía no se crea ni se destruye, se transforma. Entonces, ¿a dónde va la masa corporal que pierdes cuando adelgazas? ¿La grasa se convierte en músculo? ¿Acaba en el retrete? Nada de eso, el metabolismo responde a la misma ley de conservación de la materia que siguen todas las reacciones químicas, según desvelan Andrew J. Brown y Ruben Meerman, expertos en Nutrición de la Universidad de South Wales, en Sydney (Australia).

La grasa que eliminamos se convierte en dióxido de carbono y en agua. Posteriormente, el CO2 se exhala, mientras que el agua pasa al sistema circulatorio termina eliminado a través de la orina o el sudor. Más concretamente, si pierdes 10 kilos de grasa, 8,4 kilos se eliminan por medio de los pulmones y el 1,6 restante se convierte en agua, de manera que la mayoría del peso que perdemos acaba siendo exhalado.

No sólo las grasas salen a través de nuestros pulmones y fluidos corporales. De acuerdo a Brown y Meerma, los carbohidratos también se transforman en CO2 y H2O, al igual que el alcohol y las proteínas, si bien algunos alimentos que contienen este último nutriente son susceptibles de acabar expulsados en forma de urea casi por completo. La única comida que llega al colon de forma intacta es la fibra —presente en cereales como el trigo o el maíz—.

Un adulto consume 415 gramos de carbohidratos, grasas, proteínas y alcohol al día, cantidad que se traduce en 740 gramos de dióxido de carbono

Por poner otro ejemplo, un adulto podría consumir alrededor de 415 gramos de carbohidratos, grasas, proteínas y alcohol al día. Dicha cantidad produciría exactamente 740 gramos de dióxido de carbono, 280 gramos de agua y aproximadamente 35 gramos de orina. Aunque parezca sorprendente, respirar es la actividad con la que más peso se pierde, y he aquí la buena noticia: cada noche exhalamos 200 gramos de CO2, lo que supone un cuarto de la cantidad diaria que debes perder.

Pero no te confundas, forzarte a inhalar y exhalar más rápido sólo provocará una hiperventilación que puede acabar en un apartoso desmayo. Las mejores formas de acelerar tu metabolismo, ya de sobra conocidas, pasan por reducir las calorías en la dieta e incrementar el movimiento de los músculos mediante la actividad física. La primera vía servirá para reducir la cantidad de grasa a perder y con la segunda conseguirás incrementar la cantidad de dióxido de carbono expulsado de tu organismo.

El sencillo gesto de salir a caminar con regularidad puede ayudarte a exhalar más CO2 (Pixabay)
El sencillo gesto de salir a caminar con regularidad puede ayudarte a exhalar más CO2 (Pixabay)

Un desconocimiento preocupante

Las conclusiones de los expertos llegaron tras toparse con una preocupante realidad. Antes de aclarar a dónde va el peso que perdemos a través de la revista 'British Medical Journal', formularon la cuestión a 150 profesionales de salud —entre los que se incluían médicos, dietistas y nutricionistas— y, para su mayúscula sorpresa, el 98% respondió de manera errónea.

La mayoría se inclinó por afirmar que las calorías que perdemos se transforman en calor, otro tipo de energía al fin y al cabo, pero los australianos contraponen que es físicamente imposible. Del mismo modo, tampoco es posible que la grasa se convierta en músculo, como opinaban otros tantos de los consultados, puesto que se trata de tejidos diferentes que en ningún caso tienen la capacidad de trasmutarse.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios