Esta es la mejor manera de adelgazar (según un destacado científico del ejercicio)
  1. Alma, Corazón, Vida
DIETA VS. deporte

Esta es la mejor manera de adelgazar (según un destacado científico del ejercicio)

Nos han repetido constantemente que la dieta y el deporte tienen que ir de la mano para lograr perder peso de forma efectiva. Pero ¿es cierto?

Foto: Hay una estrategia clave para perder peso, y no es hacer ejercicio. (iStock)
Hay una estrategia clave para perder peso, y no es hacer ejercicio. (iStock)

Con la llegada del Año Nuevo llegan los buenos propósitos, las ofertas de los gimnasios –con un fantástico precio para que te apuntes durante 12 meses y sólo vayas en enero– y las ensaladas. Todos queremos perder peso, pero con la cantidad de información que nos rodea no tenemos muy claro cuál es la mejor forma de lograrlo.

Al final, seguimos el mantra de toda la vida: “menos plato y más zapato”. O, lo que es lo mismo, comer menos y hacer más ejercicio. No en vano, nos han repetido constantemente que la dieta y el deporte tienen que ir de la mano para lograr perder peso de forma efectiva. Pero ¿es cierto? ¿Acaso son estrategias igualmente efectivas?

Es la pregunta que Erin Bordwin de 'Business Insider' ha hecho al reconocido profesor de ciencias del ejercicio físico Philip Stanforth, director ejecutivo del Fitness Institute de la Universidad de Texas. Y su respuesta no puede ser más clara: “Los estudios muestran que en términos de pérdida de peso, la dieta juega un papel mucho más importante que el ejercicio”.

Comer mejor es la única salida

A nadie debería sorprenderle esta información, pero se ha insistido tanto en la importancia de frenar el sedentarismo que mucha gente ha llegado a pensar que yendo todos los días al gimnasio, uno puede comer lo que le venga en gana. Esto no es cierto y es, además, una idea que puede desalentar a muchas personas. Si lo que queremos es adelgazar, hacer dieta es una estrategia mucho más efectiva y fácil de seguir que salir a correr.

La práctica de ejercicio físico requiere mucho tiempo y esfuerzo y se necesita un largo periodo para observar sus resultados. En general, todos pensamos que el deporte quema muchas más calorías de las que en realidad quema. Pocos se imaginan que para quemar la energía que contienen dos latas de refresco (500 Kcal.) es necesario andar casi 10 kilómetros, según explicaba un reciente estudio estadounidense.

Las dietas ricas en proteínas y con platos poco calóricos, tienen mejores resultados al ayudar a la gente a perder peso que el ejercicio

Si queremos ser prácticos, lo mejor para perder peso es eliminar de nuestra dieta todas las comidas ricas en carbohidratos refinados y grasas saturadas, que son las más calóricas. “Pensando de forma práctica, ten en mente que tienes que andar más de 56 kilómetros para quemar 3.500 calorías”, explica Stanforth, y esto es una cantidad de ingesta elevada, pero nada descabellada por ejemplo en navidades.

“Eso es mucho andar”, apunta el profesor. Sin embargo, basta recortar la ingesta de alimentos como los dulces, la pasta y el arroz o las comidas muy grasientas para eliminar un buen número de calorías sin necesidad de pasarnos dos horas corriendo.

De nada sirve castigarse en el gimnasio si luego sucumbes ante una pizza cuatro quesos. (iStock)
De nada sirve castigarse en el gimnasio si luego sucumbes ante una pizza cuatro quesos. (iStock)

La evidencia científica que demuestra que, para adelgazar, es más importante la dieta que el ejercicio es abultada. Una reciente revisión publicada en el 'American Journal of Clinical Nutrition', que compila 20 estudios en los que participaron más de 3.000 personas, muestra que las dietas ricas en proteínas y con platos poco calóricos, tienen mejores resultados al ayudar a la gente a perder peso que el ejercicio.

En los niños ocurre lo mismo. Una revisión de 2011 mostró que el sedentarismo no es determinante en el sobrepeso de los niños: una dieta poco saludable es la verdadera culpable.

El ejercicio, después de perder peso

Todo esto no quiere decir que hacer ejercicio no sea bueno. Pero su papel es más importante a la hora de mantener nuestro peso ideal, una vez que lo hemos alcanzado. “Ha habido un reciente estudio en un gran grupo de gente que logró perder peso”, explica Stanforth. “Cuando miras a los participantes que lograron mantener su peso, en torno al 90% de ellos hacían ejercicio regularmente”.

El ejercicio físico tiene además muchas otras ventajas sobre la salud, que no necesariamente tienen que ver con adelgazar: ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo, protege a nuestros cuerpos del envejecimiento, y palia el estrés, la depresión y la ansiedad.

Ahora bien, si lo que quieres es perder peso cuanto antes, de nada servirá que te apuntes a un gimnasio si eres incapaz de llevar una dieta moderada y equilibrada.

Adelgazar Sedentarismo Nutrición Dietas Obesidad Ejercicio físico
El redactor recomienda