DESCONCIERTO CON EL PSOE

C’s se replanteará su pacto en Andalucía si Sánchez se apoya en los independentistas

Albert Rivera y Susana Díaz hablan “casi a diario”, pero el líder del partido naranja alberga dudas y recela cada vez más de los planes del candidato socialista para llegar a La Moncloa
Foto: Rivera y Sánchez, en la constitución de las Cortes. (EFE)
Rivera y Sánchez, en la constitución de las Cortes. (EFE)

Después de 80 días y cuatro rechazos rotundos a su investidura, apurando los plazos y cuando la repetición de las elecciones andaluzas comenzaba a convertirse en una hipótesis muy posible, Ciudadanos permitió a Susana Díaz ser presidenta de la Junta. Aquel acuerdo de investidura, cerrado sobre un documento de pocos folios, ha valido también a Andalucía para convertirse en la primera comunidad autónoma en sacar adelante sus Presupuestos. La sintonía de PSOE y el partido de Albert Rivera en el Parlamento andaluz es llamativa. Un “oasis de entendimiento”, en palabras del líder catalán. El pacto funciona viento en popa sin amenazas externas. De momento. Desde Ciudadanos admiten que una “deriva” en la política de alianzas de Pedro Sánchez obligaría también a replantearse este acuerdo. “Si el PSOE hace un acuerdo con Podemos y los separatistas, claro que nos va a afectar. Es evidente. Tendríamos que replantearnos nuestro papel en Andalucía”, asegura a El Confidencial un dirigente del partido en la primera línea. Ciudadanos afirma que han trasladado estas reflexiones a dirigentes socialistas que comparten su preocupación. No es ningún secreto que el PSOE está en guerra interna.

Puede que solo sea un arma de presión más, pero lo cierto es que la retirada del apoyo al PSOE andaluz dejaría en el aire el principal Gobierno que los socialistas tienen ahora mismo en España. En Ciudadanos no ocultan su indignación ante la política de alianzas que achacan a Pedro Sánchez, al que ven “enrocado” en ser presidente y cruzando a toda velocidad líneas rojas que aseguran pensaron no iba a cruzar el PSOE. “Susana Díaz dejó muy claro a Albert Rivera que esas fronteras no iban a traspasarse”, según señalan desde Ciudadanos, pero en el partido naranja asisten atónitos al esprint de Sánchez desde el pasado jueves en el Senado, rompiendo el clima favorable tejido con la negociación de la Mesa del Congreso.

"Si Pedro Sánchez se hace presidente del Gobierno con Podemos y los que quieren romper España, que sepa el PSOE que el apoyo de Ciudadanos en Andalucía se retira inmediatamente. Eso lo hemos hablado. Ciudadanos nació en 2006 en contra de los nacionalismos que quieren romper España y nosotros no vamos a permitir que eso se alimente. Va contra nuestra esencia”, insisten desde la cúpula del partido en Andalucía. La comisión de seguimiento del pacto PSOE y Ciudadanos se ha reunido de forma discreta estos días para evaluar su funcionamiento en 2015 y acordar la puesta en marcha de un grupo de trabajo para impulsar uno de los objetivos pendientes: la revisión del Impuesto de Sucesiones.

Pedro Sánchez y Susana Díaz. (EFE)
Pedro Sánchez y Susana Díaz. (EFE)

En realidad, la comunicación está siempre abierta entre ambos partidos y al máximo nivel. No es ningún secreto que Susana Díaz y Albert Rivera hablan de forma asidua, y en estos días, cuando lo que está en juego es el Gobierno de España, aún más, para malestar de los dirigentes de Ferraz. “También hablan Albert y Pedro, pero es cierto que la sintonía es mucho mayor con la dirigente andaluza”, admiten desde el partido naranja. El líder del partido en Andalucía, Juan Marín, también dialoga de forma permanente con el vicepresidente del Gobierno autonómico, Manuel Jiménez Barrios. Desde ambos partidos, descartan rotundamente que Ciudadanos vaya a entrar a formar parte del Gobierno andaluz pase lo que pase en los próximos meses. “A Marín muchos lo veían de vicepresidente de Susana Díaz después del 20-D. Quienes apuesten por eso se equivocan. Ciudadanos no va a entrar en ningún Gobierno que no presida”, aseguran desde la cúpula naranja.

Rivera y el acuerdo con Podemos

En las últimas reuniones de Ciudadanos en Madrid, los dirigentes del partido han mostrado su preocupación por lo que consideran una “obsesión” de Pedro Sánchez por ser presidente. Las alarmas se han disparado por la cesión de senadores a los nacionalistas catalanes. Una decisión política que además de enfrentar al PSOE ha disparado las alarmas en Ciudadanos. “Esto va en contra de nuestros principios. Ciudadanos nació en respuesta al independentismo catalán, es nuestro ser. Ningún partido que esté dispuestos a alentar el ‘procès’ contará con nuestro apoyo”, recalcan con firmeza desde el partido de Rivera. El líder del partido también ha dejado muy claro en las reuniones de la ejecutiva nacional, que se han celebrado con carácter semanal desde que se celebraron las elecciones, que el acuerdo con Podemos es imposible. “Somos partidos antagónicos”, recalcan. Ciudadanos se reitera en su rechazo a apoyar o favorecer ninguna fórmula de Gobierno en la que esté Podemos.

Albert Rivera y Pablo Iglesias.
Albert Rivera y Pablo Iglesias.

Dirigentes de Ciudadanos han transmitido a los socialistas en Andalucía su desconcierto por el papel del PSOE y los bandazos de Pedro Sánchez, tras el acuerdo sellado en la Mesa del Congreso, que les hizo albergar esperanzas y un panorama “favorable” para el acuerdo. "Susana Díaz sabe que esperábamos del PSOE la misma responsabilidad que ella nos pidió a nosotros en Andalucía. Confiábamos en que facilitaran que la legislatura arrancara. Aunque sea corta. Que demos paso al Gobierno del PP y conformemos un bloque fuerte de oposición hasta que se aguante, un año, año y medio, pero esto no es de recibo. Pedro no es de fiar. Está enrocado en ser presidente y no se puede permitir con 90 diputados porque dejaríamos a España en manos de los que quieren romper el país", insisten desde la dirección del partido naranja. Los últimos pasos de Sánchez, tras el acuerdo con los independentistas en el Senado, permiten oír a los dirigentes de Ciudadanos lamentarse de que Pedro Sánchez está dando pasos que “no tienen ni pies ni cabeza” y adivinar que si el líder socialista no cambia de posición “difícilmente tendrá una salida decorosa”.

En Ferraz se pregunta qué hace Susana Díaz hablando casi a diario con Albert Rivera e interponiéndose en el diálogo con Pedro Sánchez

En mitad de la guerra del PSOE y mientras en Ferraz se preguntan qué hace Susana Díaz hablando con Rivera e interponiéndose en el diálogo de Pedro Sánchez con Ciudadanos, en el partido naranja desde luego tienen más que claro que el entendimiento es más fácil con la dirigente andaluza. “El problema muchas veces es de personas, no de partidos”, aseguran desde el equipo de Rivera. “Hay muchas dudas sobre Pedro [Sánchez], que no te permite saber si lo que ha pactado hoy lo va a mantener mañana”, insisten desde la ejecutiva nacional de Ciudadanos, desconcertados por el préstamo a los independentistas en el Senado tras el acuerdo “satisfactorio” para este partido cerrado en la Mesa del Congreso.

Hace solo una semana, Susana Díaz presumía de la “estabilidad” que ha permitido en Andalucía el acuerdo con Ciudadanos. Desde este sector del PSOE apuestan con claridad por el diálogo y el pacto con el partido de Albert Rivera, y barajan una posible abstención de Podemos. Es una hipótesis más de las muchas que hay sobre la mesa en un escenario donde la aritmética parlamentaria no permite ninguna salida fácil e indica el camino hacia unas nuevas elecciones. Ciudadanos ha dejado claro que no quiere que se repitan los comicios, aunque ya hay encuestas que vuelven a decir que mejorarían unos resultados que el 20-D no fueron los esperados. Sin embargo, en el partido de Rivera sí saben que también corren el riesgo de que muchos de sus votantes vuelvan al Partido Popular.

Sobre el efecto que podría tener en el Gobierno andaluz un salto de Susana Díaz a Madrid, Ciudadanos asegura que habría que evaluar ese posible escenario aunque hoy por hoy dejan claro que no creen que la dirigente socialista vaya a dejar la Junta. Eso es al menos lo que ella misma habría transmitido a algunos miembros del partido naranja. “Que intente ser la líder del PSOE es posible, pero no va a dejar la Junta de Andalucía a corto plazo o al menos así nos lo ha transmitido ella misma”, aseguran desde Ciudadanos. Entre otras cosas, señalan, porque en Andalucía no se ha preparado ninguna alternativa a su salida y “esas cosas se ven”. Ya dijo Rivera públicamente que si Díaz salta a Madrid, habría que renegociar el acuerdo de investidura y hablar de nuevo, aunque no lo consideró un problema. 

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
64 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Lo que escondian sus ojos - Avance
AYAX - ORGULLO Y PREJUICIO (PROD BLASFEM) | VIDEOCLIP
AYAX Y PROK - LA FLAUTA DE HAMELIN (PROD HAZHE) | VIDEOCLIP

ºC

ºC