por las pérdidas en el área de construcción

Iberdrola baja el sueldo a 1.500 ingenieros y fulmina a dos altos directivos

La eléctrica ha congelado el salario a toda la plantilla de Iberinco por las pérdidas derivadas de sus conflictos internacionales en su negocio de construcción

Foto: Trabajadores en la sede central de Iberdrola, en Madrid. (Reuters)
Trabajadores en la sede central de Iberdrola, en Madrid. (Reuters)

Ruido de sables en Iberdrola, tanto en el centro corporativo, como en las filiales y en la Fundación. La compañía eléctrica española ha decidido congelar el salario de toda la plantilla de Iberdrola Ingeniería y Construcción (Iberinco), la división dedicada al diseño y desarrollo de los proyectos llave en mano, debido a las fuertes pérdidas registradas en 2016. Además, el grupo presidido por Ignacio Galán ha prescindido del director general de Recursos Humanos y del director general de la Fundación, anteriormente consejero delegado de Iberinco.

Fuentes oficiales de Iberdrola han confirmado que el beneficio operativo de Iberinco fue negativo en torno a los 100 millones de euros, debido a la caída de los márgenes en el negocio internacional. Otras fuentes indican que estas pérdidas operativas han sido provocadas por la pérdida de un arbitraje internacional con Argelia, un conflicto por el que la española reclamaba 240 millones y Sonatrach, la empresa pública argelina, 300 millones. Finalmente, Iberdrola ha decidido resolver la batalla con el pago de una cantidad no revelada a favor del Gobierno de Argel.

Por si no fuera poco, Iberinco tiene otro guerra abierta con el Gobierno de Kenia por el contrato de construcción de redes y subestaciones en la capital del país africano. La empresa española ha presentado una demanda en la London Court of Internacional Arbitration a través de la cual reclama el cobro de 31,5 millones de euros, incluyendo el importe de unos avales que fueron indebidamente ejecutados. Por su parte, Kenia ha respondido a este envite con una demanda de reconvención por la que exige el pago por Iberdrola de 150 millones.

Iberinco tiene otro guerra abierta con el Gobierno de Kenia por el contrato de construcción de redes y subestaciones en la capital del país africano

Lo cierto es que Iberinco, que esperaba obtener un beneficio operativo de 120 millones en 2016, ha registrado unos números rojos de casi 105 millones. Una desviación que ha derivado en una confrontación de Iberdrola con los 1.500 empleados de su filial de ingeniería. Desde la compañía explican que “al incumplirse los objetivos fijados en convenio, ligados a las posibles subidas salariales, se ha producido una congelación de sueldos”. Desde la plantilla se considera que se trata de facto de una pérdida de poder adquisitivo o reducción de sueldo, debido al incremento del 1,6% que registró el Índice de Precios de Consumo (IPC).

Sea como fuere, los sindicatos han presentado una queja formal ante la dirección general de Iberdrola por considerar que están pagando una factura injusta derivada por la mala gestión de la alta dirección de Iberinco, que en los últimos años ha sido cambiada en distintas ocasiones por los escándalos de corrupción provocados por el pago de comisiones para la obtención de contratos en el exterior. Uno de sus directivos era Federico de la Hoz, que fue consejero delegado hasta 2015, momento en el que fue nombrado director general de la Fundación Iberdrola.

De la Hoz fue despedido de forma fulminante. Se desconocen los motivos de tan abrupta salida, ya que llevaba 17 años en la compañía

Y lo ha sido hasta este mismo martes, momento en el que De la Hoz fue llamado por el departamento de recursos humanos y despedido de forma fulminante. Se desconocen los motivos de tan abrupta salida, ya que llevaba 17 años en la compañía, habiendo sido responsable de operaciones internacionales de Iberdrola y director de generación térmica en España. Fuentes oficiales de Iberdrola han declinado responder sobre esta cuestión.

La salida de Federico de la Hoz no ha sido la única en la multinacional liderada por Galán, elegido mejor CEO de Europa del sector energético por la prestigiosa Institutional Investor Research Group. También de forma repentina ha dejado su cargo en la compañía eléctrica Ramón Castresana, director general de Recursos Humanos y uno de los hombres de confianza del presidente. Su puesto lo ocupa Baldomero Navalaón, que hasta la fecha era el responsable de los servicios generales.

Iberdrola explica que de modo que se sigue una estructura ya existente en otros países, uniendo los departamentos de gestión del personal y de servicios generales. Navalón es ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y lleva en Iberdrola desde 1994. A lo largo de estos 23 años ha desarrollado su carrera profesional primero en el negocio de generación y posteriormente en el de renovables. Los nombramientos se completan con la designación de Fabricia Abreu, hasta la fecha directora de Recursos Humanos y Sostenibilidad de Elektro, la filial brasileña, como directora de Gestión de Directivos y Talento reportando directamente a Navalón.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios