implica el bloqueo de fondos

El Banco Mundial sanciona a Iberdrola por fraude de los ejecutivos de una filial

La compañía eléctrica e Iberinco aceptan un castigo del organismo internacional que prohíbe a la subsidiaria de ingeníería y construcción tener acceso a los fondos de la institución durante doce meses

Foto: Fachada de una de las sedes de Ibedrola. (Reuters)
Fachada de una de las sedes de Ibedrola. (Reuters)

Iberinco, la filial de ingeniería y construcción de Iberdrola, sigue dando muchos dolores de cabeza a Ignacio Sánchez Galán. Después del caso de corrupción descubierto en Letonia por el que el presidente de la eléctrica vasca fulminó a toda la cúpula directiva de la subsidiaria, la compañía ha recibido una sanción por parte del Banco Mundial que le impide tener acceso a sus fondos por “mala conducta”.

La institución internacional ha condenado a Iberinco por “mala praxis” en relación con los presuntos sobornos cobrados por ejecutivos de la filial de Iberdrola en Albania, donde entre 2004 y 2005 obtuvo dos contratos por 9 millones de euros para construir y mejorar subestaciones eléctricas en el país europeo. Aquellas obras están financiadas por el Banco Mundial, pero parte del dinero se perdió entre dos organizaciones llamadas Sector Rehabilitation and Restructuring Project (PSRRP) y Power Sector Generation and Restructuring Project (PSGRP).

Iberdrola ha aceptado, mediante la firma de un acuerdo, la sanción que prohíbe a Iberinco tener acceso a la financiación del Banco Mundial por un periodo de 12 meses, prorrogable por seis más. Para completar el castigo, Iberinco, propiedad 100% de Iberdrola, tendrá que devolver 350.000 dólares al Gobierno de Albania. La citada institución internacional fue la que había financiado la construcción de tres subestaciones eléctricas de 110 kilovoltios que la filial de Iberdrola había ganado en una licitación pública convocada por Albanian Power Corporation y por la que pujaron ABB, Siemens, Areva, Clemessy o Terna.

Iberdrola ha aceptado la sanción que prohíbe a Iberinco acceder a la financiación del Banco Mundial por un periodo de 12 meses, prorrogable a seis más

La matriz matiza que el castigo sólo afecta a Iberinco y que, por tanto, Iberdrola S.A. sí podrá disponer de los fondos de Banco Mundial y de otros bancos multilaterales, una de las fuentes de tesorería básicas para construir complejos energéticos en países en desarrollo. De hecho, el pasado mes de junio firmó un acuerdo con el Banco Europeo de Inversiones, que le prestará 325 millones para inversiones en España.

Reprimenda y colaboración

No obstante, la compañía presidida por Sánchez Galán ha recibido lo que se denomina “una carta de reprimenda” por fallos en la supervisión del uso del dinero que el Banco Mundial le prestó a su filial, lo que supone un duro golpe a su reputación. Prueba de ello es que, si el periodo de inhabilitación hubiera superado los 12 meses, a la eléctrica con sede en Bilbao también se le habrían cerrado las puertas del resto de instituciones similares por un acuerdo multilateral.

De hecho, la sanción podría haber sido incluso mayor si no llegar a ser porque tanto Iberinco como Iberdrola colaboraron desde el primer momento en la investigación y tomaron las medidas necesarias para evitar que estos actos fraudulentos vuelvan a repetirse. Leonard Frank McCarthy, vicepresidente del Banco Mundial, señaló en un comunicado que “este caso ofrece un claro ejemplo de cómo una compañía cambió el curso de los acontecimientos y buscó corregir sus acciones a la luz de las evidencias”. "Queremos trabajar con compañías que persiguen este objetivo", agrega.

Esta es la segunda vez que Iberinco e Iberdrola se ven inmersas en un caso de corrupción. En 2012, la eléctrica tuvo que tomar medidas drásticas tras descubrir que parte de sus ejecutivos habían pagado comisiones al Gobierno de Letonia para conseguir un contrato de más de 300 millones de euros. Todo un hito en aquel momento para construir una central de ciclo combinado en Riga de 420 megavatios, la cual fue inaugurada a bombo y platillo por el rey Juan Carlos I. Tras este escándalo, la compañía impuso un código interno muy severo para que su nombre no se viera de nuevo manchado por este tipo de corruptelas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios