pagos desde su filial de ingeniería

Iberdrola contrató al primo de Al Asad, 'el rey de Siria', para conseguir obras en el país

Iberinco, filial de ingeniería de la eléctrica, trabajó con Rami Makhlouf, en la lista negra de EEUU desde 2008. El comisionista pactó cobrar el 3% del contrato de una central de gas

Foto: Bashar al Asad, presidente de Siria, durante una intervención en el Parlamento de su país. (Reuters)
Bashar al Asad, presidente de Siria, durante una intervención en el Parlamento de su país. (Reuters)

Iberinco, la filial de ingeniería de Iberdrola, contrató en 2005 la sociedad ‘offshore’ de Rami Makhlouf, primo del presidente sirio Bashar al Asad, como intermediario en la adjudicación de una central eléctrica en Der Al Zour, en el este de Siria, según documentos en poder de El Confidencial. Makhlouf, apodado 'el rey de Siria', antes de la guerra era "un hombre de paja para la corrupción" en el país, según los cables de Estados Unidos desvelados por Wikileaks. Desde 2008, su nombre está en la lista negra que el Gobierno norteamericano elaboró para identificar personas y empresas que se han beneficiado de la corrupción del régimen sirio. Iberdrola señala que son contratos de antes de que en 2012 purgara la cúpula de su filial por un escándalo en Letonia y que la central en Siria finalmente no se construyó, por lo que no le consta que Iberinco llegara a pagar.

En el marco de una investigación sobre el pago de comisiones realizado en 20 países del mundo entre Iberinco y distintos intermediarios, El Confidencial ha tenido acceso al contrato con Mahklouf. Se trata de un acuerdo de 10 páginas, firmado y sellado por altos directivos de Iberdrola, que no fue en balde. Como informó la propia compañía, Iberinco consiguió adjudicarse la obra, una central de ciclo combinado de 760 megavatios de potencia, por 430 millones de euros. En una nota de prensa, lo definió "el contrato más importante de estas características logrado hasta la fecha por una empresa española en Oriente Medio". 

El contrato detalla las comisiones acordadas entre Iberinco y Polter Investment, sociedad de Rami Makhlouf registrada en Islas Vírgenes Británicas. La multinacional española acordó el contrato con Ghassan Benchi, representante legal también de otras empresas de Makhlouf.  A Polter investment iría el 3% del contrato, una rebaja sobre el 4,5% firmado en un primer momento. Ese 3% equivale a unos 13 millones de euros, de acuerdo con el precio de adjudicación hecho público por la compañía. Según fuentes conocedoras de la operación, la cúpula de Iberdrola se involucró directamente para conseguir un intermediario de ese nivel.  

Polter Investment se comprometía a hacer "todo lo que sea necesario" para que Iberinco se hiciera con el proyecto, y habría cobrado los costes del servicio aunque la adjudicación hubiera recaído en otra empresa. Fuentes de la compañía aseguran que tras la adjudicación, la central no se llegó a construir. Una eventualidad que se reflejaba en el contrato, donde una cláusula subrayaba que si la filial de la eléctrica que preside José Ignacio Sánchez Galán se hubiera echado para atrás, Polter Investment se habría llevado un millón de euros por la ayuda prestada. Un portavoz de Iberdola subrayó que "no constan pagos de Iberinco a Polter Investment"

Cuando en 2011 Siria estalló en las protestas que desembocaron en una guerra civil, Syriatel, la compañía telefónica propiedad de Makhlouf, se convirtió en catalizador de la rabia de los disidentes. El 'The New York Times' escribió: "Es el símbolo de lo que la gente odia del régimen". De acuerdo con la información del Gobierno de Estados Unidos, Makhlouf "manipuló el sistema judicial y utilizó los servicios de inteligencia" para "obtener licencias exclusivas para representar compañías extranjeras en Siria y adjudicaciones de contratos". Parte de los cientos de miles de sirios que abandonaron su país lo hicieron para huir, antes que del Estado Islámico, de este régimen.

Iberdrola contrató al primo de Al Asad, 'el rey de Siria', para conseguir obras en el país

Polter Investment, disuelta en 2012, no era una compañía cualquiera. En el contrato se indica “Damasco, Siria”, sin más detalles, como sede de la misma. Pero se trata de una sociedad creada en 1998 en Islas Vírgenes Británicas a través del despacho protagonista de los papeles de PanamáMossack Fonseca. A nombre de la sociedad había una cuenta en el HSBC de Ginebra. La información interna del banco, hecha pública gracias a los datos que Hervé Falciani sustrajo a la entidad, relacionaba a Makhlouf con 14 cuentas que acumulaban 27,5 millones de dólares entre 2006 y 2007. Una de ellas era a nombre de Polter Investment Inc, de la que Makhlouf posee el 70%, como atestigua la información interna del despacho panameño.

En ese periodo, anterior al conflicto sirio, se calculaba que la fortuna de Makhlouf ascendía a 5.000 millones de dólares. "En su red de negocios, Makhlouf ha conseguido pingües beneficios gracias al clima de corrupción imperante y se ha beneficiado de su parentesco con Al Asad", explica a este diario Ignacio Álvarez-Ossorio, profesor de Estudios Árabes e Islámicos en la Universidad de Alicante. "Para hacer negocio en Siria, era indispensable contar con su visto bueno y pagarle el 'peaje' del caso. Algunos le llamaban 'señor 10%", subraya este experto.

Rami Makhlouf.
Rami Makhlouf.
En marzo de 2005, Iberinco estableció una relación constante con una sociedad holandesa, Ard-Choille BV [ver documento], con el objetivo de "desarrollar relaciones con las autoridades relevantes y el sector privado de los países árabes". De hecho, en un anexo del contrato con Polter Investment [ver anexo], la empresa de Makhlouf, se detalla que Ard-Choille se llevaría el 2% de la adjudicación de la planta en Der Al Zou. El pago por estas labores de intermediación era proporcional a la cuantía del contrato, llegando hasta un 5% del total.

Ard-Choille, con sede en La Haya, es una empresa de gestión financiera que ha aparecido en la crónica española en más de una ocasión. En diciembre de 2015, la policía española hizo irrupción en sus oficinas tras detectar que desde esos despachos se habían constituido las sociedades pantalla utilizadas por Oleguer Pujol, hijo de Jordi Pujol, para ocultar dinero ilícito. La misma sociedad aparece en la documentación judicial del caso Pretoria, caso de corrupción urbanística en Cataluña destapado en 2009 por el juez Baltasar Garzón.

Las comisiones en el sector de la energía son algo frecuente. Una fuente del sector explica que es normal pagar a un intermediario si le ofrece a una gran eléctrica o petrolera un jugoso plan de negocio o una concesión. A menudo, esos intermediarios son los que engrasan la relación con los políticos, en ocasiones fomentando la corrupción y dejando limpias las manos de las multinacionales. 

El Gobierno del PP designó al entonces presidente de Iberinco como embajador de España en París

El Confidencial ha tenido acceso a una serie de contratos de Iberinco en medio mundo que demuestran que el pago a intermediarios era una forma habitual de operar de la filial de la multinacional. Iberinco opera en 25 países y cuenta con filiales en México, Brasil, Venezuela, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Letonia, Polonia, Rusia, Eslovaquia, Bulgaria, Grecia, Qatar, Kenia, Túnez e India, según la memoria de la compañía. Facturó en 2013 un total de 654 millones de euros, un 81% de ellos fuera de España. Según su última memoria, emplea a 2.283 personas (el 60% de ellas en España).

Agentes sucios

Ramón de Miguel, presidente de Iberinco entonces y actual embajador de España en París, afirma por teléfono que no hay nada raro: "Todas las empresas de ingeniería del mundo buscan un agente local para ayudarte a cambio de una comisión a éxito. Sirven para tener relación con los agentes locales. ¿Que algunos son corruptos? Las compañías no lo saben, pero es normal en el mundo internacional. Hay agentes sucios, pero para las empresas es difícil de controlar".

De Miguel, diplomático de carrera y secretario de Estado de Exteriores con el Gobierno de Aznar, dejó Iberdrola en 2013 y entonces fue elegido por el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, para uno de los puestos más codiciados entre los diplomáticos: embajador de España en París. De Miguel defiende la actuación de Iberinco en Siria: "Iberinco iba con Alstom. ¿Quién sabe si lo sugirieron los francesesnbsp;Como no se hicieron las centrales, creo que no se llegó a pagar nada".

Iberinco sufrió un escándalo de corrupción en 2012. Entonces El Confidencial informó de que Iberinco había pagado comisiones a una empresa llamada Energy Consulting para imponerse en la puja para construir una central de ciclo combinado en Riga (Letonia). La obra, valorada en 300 millones, fue inaugurada por el rey Juan Carlos. El contrato es de 2005. 

Iberdrola afirma que es anterior a la limpia de su filial de energía por un caso de comisiones en Letonia

Un portavoz de Iberdrola destaca que estos contratos son de hace unos años, antes de que relevara a la cúpula de Iberinco. Afirma que ahora "Iberinco no contrata consultores comerciales" porque "la actividad actual de Iberinco es para Iberdrola fundamentalmente". Ya no busca proyectos por su cuenta en el exterior.

Tras el escándalo de Riga, Iberdrola limpió la cúpula de Iberinco. El entonces CEO de Iberinco, Alberto Sicre, que firma muchos de los contratos, fue destituido y pronto fichó por OHL como director general de OHL Industrial. También salieron José María Mira, director de Desarrollo de Negocio de Iberinco, y Carlos Serrano, entonces director de los servicios jurídicos. Pedro Barriuso Otaola, director general de Iberdrola Energía Renovables hasta junio de 2006, firmó además un contrato con otra empresa para conseguir contactos en el mundo árabe. Ninguno ha querido hablar con este diario. José Oriol Hoyos, heredero de los Oriol fundadores de la eléctrica, que firma otros contratos en nombre de Iberinco, sigue en la matriz. Actualmente es director de negocio de Iberdrola RenovablesMartín Múgica Nicolás, presidente de la división de renovables en Estados Unidos hasta 2015, firma también. 

Iberdrola destaca que tras el caso de Letonia "reforzó sus procedimientos internos" de control y que en ese caso solo un exempleado resultó penalmente responsable. Este acabó asumiendo una multa por un delito de tráfico de influencias. Además, la eléctrica señala que creó una dirección de cumplimiento y un buzón ético para que los trabajadores denunciaran. Sobre por qué Iberdrola limpió la cúpula de Iberinco si no había nada anómalo, el embajador De Miguel responde: "Iberdrola se quiso curar en salud y decidieron cortar por lo sano, pero puede tener la conciencia muy tranquila porque tiene exigencias éticas muy altas".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios