"Acostúmbrate. Esto no ha sido nada. Hoy ha estado flojito"

El "no tienes ni puta idea" a una diputada de Podemos calienta más el Parlamento andaluz

El presidente de la Cámara autonómica asegura que no oyó nada a pesar de que estaba a menos de un metro de la oradora y dice que hubiera castigado cualquier ofensa
Foto: La líder andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez (EFE)
La líder andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez (EFE)

La diputada andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez, no daba crédito a lo que estaba pasando. Mientras debutaba en el pleno de investidura de la candidata socialista Susana Díaz los murmullos de las bancadas de PSOE y PP no la dejaban hilar su discurso. En varias ocasiones tuvo que parar, mientras pedía atónita que la dejaran hablar: "Esto no me ha pasado ni el instituto".

Cuando al término de la sesión se le preguntó que le había pasado narró casi sin poder creérselo que mientras intervenía oía voces continuamente que pisoteaban sus palabras. Desde la bancada del PP le llegó un "no tienes ni puta idea", según contó. No sabe quien lo dijo. Desde las filas del PSOE pudo oír alto y claro: "Cállate bonita", "Anda ya", "Eso no te lo crees ni tú". Mientras lo narraba en un corrillo de periodistas, pasó la diputada del PP andaluz Teresa Ruiz Sillero y le dijo amigablemente y con una amplia sonrisa: "Acostúmbrate. Esto no ha sido nada. Hoy ha estado flojito". "¿Y por qué me tengo que acostumbrar? No pienso acostumbrarme", le replicó. Alguno de los miembros de su equipo se indignó aunque la cosa no llegó a más. Desde Podemos aseguran que no pueden identificar al autor de la frase desde la bancada del PP. En el grupo del PSOE señalan al portavoz, Mario Jiménez, y aseguran que se ve claramente en el vídeo de la sesión plenaria. Por su parte, el socialista niega tajantemente haber dicho ninguna de estas frases  y desde el grupo parlamentario asegura que no hubo insultos.

Los murmullos, los golpes bajos al adversario mientras tiene la palabra, las interpelaciones por lo bajini al orador... Todo forma parte de la liturgia parlamentaria. Al menos en la Cámara andaluza. Esto es lo que defienden muchos diputados. Que es "lo normal". “Pues aquí ha habido épocas memorables con Gaspar Zarrías y Javier Arenas”, relata un veterano al rememorar batallitas dialécticas. Lo consideran una “tontería”.

Mario Jiménez, portavoz del PSOE-A. (EFE)
Mario Jiménez, portavoz del PSOE-A. (EFE)

El presidente del Parlamento, que se sitúa a menos de un metro sobre la tribuna del orador, asegura que no oyó nada inteligible entre los murmullos. "Si hubiera oído algo ofensivo, algún insulto hubiera advertido directamente al diputado", ha trasladado el socialista Juan Pablo Durán, según fuentes del Parlamento. Sí mandó parar cuando subían los decibelios de los murmullos, amonestó a los diputados en general y le pidió a Teresa Rodríguez que no abriera diálogo con los demás diputados. "No interpele", le dijo. "Ningún miembro de la mesa oyó eso, ni siquiera el letrado mayor, que está más próximo a la bancada del PP y que no hubiera dudado en tomar medidas", aseguran fuentes del Parlamento.

Es una incidencia más pero no la única. Alguna ha costado muy caro. Justo antes de empezar un debate sobre inmigración en 2001, las cámaras de Televisión Española registraron una conversación entre los miembros de la Mesa de la Cámara. Alguien dijo: "Los moros a Marruecos que es donde tienen que estar". El PSOE dio por hecho que la voz anónima era de un diputado del PP y comenzó una auténtica caza de brujas, pidiendo su dimisión con grandes alharacas. Al final, tras semanas de enredo político, el diputado socialista Rafael Centeno confesó entre lágrimas que había sido él, que fue una broma y dimitió de todos sus cargos. Fue uno de los episodios más surrealistas vividos en el Parlamento andaluz. No solo por el contenido racista de la frase. También porque sacó lo peor de la política contra el adversario y volvió en contra del propio partido las malas artes.

Cuando hace menos de un año el dirigente de UPyD en Andalucía Martín de la Herrán pisó el hemiciclo para defender la reforma de la ley electoral usando el llamado escaño 110, que abre la puerta a que los ciudadanos tomen la palabra en la Cámara, trasladó una impresión muy similar a la que narró la novata diputada de Podemos. Aseguró que le llamó poderosamente la atención que la mayoría de los diputados no le hicieron ni caso, miraban el móvil o leían. El resto, se dedicaron a pisotear su discurso con comentarios y frases nada edificantes. Cuando terminó su intervención y recogió los papeles, alguien desde la bancada del PP le espetó: "Anda, vete ya, iluminado".

Martín de la Herrán durante la intervención en el Parlamento andaluz. (EFE)
Martín de la Herrán durante la intervención en el Parlamento andaluz. (EFE)

Ninguna de estas frases están en el Diario de Sesiones de la Cámara. Se borran. El murmullo se ha convertido ya en algo consustancial a las intervenciones de los diputados. Casi tanto como los escaños vacíos que se llenan cuando suena el timbre para avisar de las votaciones. Hay sanciones previstas por ausencias injustificadas pero no se emplean. Cuando se vota, se vacía el bar, aunque también hay muchos que aseguran que aprovechan para trabajar desde los despachos y que siguen el pleno por el circuito de televisión del Parlamento.

Durante el discurso de la candidata socialista, Susana Díaz, por primera vez se vio a muchos diputados tomando nota como aplicados alumnos de cada palabra de la presidenta. Eran los menos. Había algunos de IU, como Elena Cortés que no es precisamente nueva en el Parlamento, muchos de Podemos y alguno de Ciudadanos. En la sala de prensa llamó la atención. Ahora queda ver si se acostumbran a los hábitos de “la vieja política”, como le advirtieron a Teresa Rodríguez, o si logran que cambie algo en el Parlamento.

Como novedad los miembros de la Mesa por Podemos han renunciado al coche oficial. No a los dispositivos electrónicos que entrega el Parlamento para supuestamente facilitarles el trabajo. Tampoco a las dietas ni a las remuneraciones extraordinarias, aunque sí que tienen limitado el sueldo por el partido. La diputada Rodríguez, que es profesora de instituto, contaba asombrada que sus alumnos de Lengua debaten mejor que sus señorías. "En clase de retórica y debate lo primero que se les enseña es a respetar el turno de palabra. Ha sido increíble", aseguraba descolocada.

"Bullying de instituto"

La secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha afirmado que los comentarios despectivos que le dirigieron los diputados cuando intervenía en el pleno del Parlamento andaluz "parecían 'bullying' de instituto".

"Al parecer es lo normal, si yo lo hubiera sabido habría ido un poco más preparada para enfrentarme a ese 'bullying', que parecía 'bullying' de instituto", ha dicho en una entrevista en la emisora por Internet Radiocable.

Rodríguez, que es profesora de Educación Secundaria, ha relatado que ella ha "echado horas y horas" para conseguir que en el instituto los compañeros "respeten los turnos de palabra y los planteamientos que hace el otro aunque no estén de acuerdo", para después llegar "al máximo órgano de debate de un territorio" y encontrarse con que sucede "exactamente lo contrario".

A su juicio, lo que se vivió el martes en el Parlamento andaluz -donde, según Rodríguez, lo más suave que le dijeron fue "cállate bonita"- es algo que también hay que cambiar.

Dispuestos a seguir negociando la investidura

Teresa Rodríguez también ha querido dejar claro este jueves que su formación está dispuesta a seguir negociando con el PSOE andaluz para la investidura de Susana Díaz y ha recordado que para ello el reglamento hay un plazo de dos meses.

Además, ha avisado de que la presidenta andaluza en funciones, Susana Díaz, puede optar entre "hablar de política y mejorar la vida de la gente" o buscar un acuerdo con el PP para "repartirse sillones en mesas camillas y a puerta cerrada".

Rodríguez ha advertido de que trasladar una sensación de "desgobierno" en Andalucía es "irresponsable y no es real", porque la propia Díaz sigue gobernando en funciones, y en el plazo que fija el reglamento cada fuerza política defiende los intereses de sus electores.

Y, ante la posibilidad de que el PSOE gobierne con el apoyo del PP, ya que Ciudadanos y Podemos votarán 'no' en la segunda votación de investidura este viernes, Rodríguez ha recordado que lo que han propuesto los 'populares' es "un acuerdo para conseguir las alcaldías", de manera que habría un "reparto de sillones" entre socialistas y 'populares'.

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
124 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Genius - Official Trailer #1 [HD] - Subtitulado por Cinescondite
El Editor De Libros | Trailer Subtitulado Español HD
Dzanan Musa showing his talent (Cedevita - Olimpija Ljubljana, 3.12.2016)

ºC

ºC