JUAN PABLO DURÁN

El nuevo presidente del Parlamento andaluz, un sancionado por quebrar Cajasur

La Cámara nace en mitad de una gran bronca de PSOE y PP, con Podemos, Ciudadanos e IU como espectadores mudos, que bloquea a Susana Díaz y aleja la posibilidad de acuerdos

Foto: Juan Pablo Durán, nuevo presidente del Parlamento andaluz en una imagen de archivo (EFE)
Juan Pablo Durán, nuevo presidente del Parlamento andaluz en una imagen de archivo (EFE)

El socialista Juan Pablo Durán ha recibido el apoyo de los 47 diputados del PSOE en el Parlamento andaluz para ser el próximo presidente de la Cámara. Durán, secretario general del PSOE de Córdoba, figuraba en el consejo de administración de Cajasur sancionado por la Audiencia Nacional y expedientado por el Banco de España por la quebrar la entidad de ahorros cordobesa. El perfil de Durán ha sorprendido no solo por su antecedentes como miembro de Cajasur sino también por su perfil netamente político y orgánico, es secretario general del PSOE de Córdoba, alejado de la experiencia institucional y la larga trayectoria política de prestigio que habían sido señalados como requisitos dentro de las propias filas socialistas para acceder a este puesto. Susana Díaz ha optado por blindarse en el Parlamento en una legislatura muy difícil con personas del partido de su estricta confianza. Una especie de guardia pretoriana del PSOE en lugar del perfil dialogante y de mano izquierda que esperaba el resto de partidos. Durán fue sancionado con una multa de 44.000 euros, tal y como publicó El Confidencial.

Durán ha obtenido la mayoría simple necesaria en segunda votación y sin que los partidos hayan sido capaces de alcanzar un acuerdo previo para configurar la Mesa del Parlamento. Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida han renunciado a presentar candidato a la presidencia y han votado en blanco. El PP ha puesto sobre la mesa el nombre de Manuel Andrés González, que ha obtenido el apoyo de sus 33 diputados. No ha habido maniobras ni pactos antinatura para desplazar de la presidencia a los socialistas, aunque fuentes de todos los partidos admiten que ha habido contactos y que esa posibilidad ha existido. PP y Podemos hablaron sobre la posibilidad de dar la presidencia a IU, pero los minoritarios abortaron esa jugada política de difícil explicación.

Díaz y Moreno Bonilla durante el pleno constitutivo celebrado hoy (EFE)
Díaz y Moreno Bonilla durante el pleno constitutivo celebrado hoy (EFE)

 

 Los socialistas han aupado también a la vicepresidencia primera de la Cámara a Teresa Jiménez, secretaria general del PSOE de Granada, y a la secretaría primera a Verónica Pérez, otra persona del círculo íntimo de Díaz y máxima responsable del partido en Sevilla. El PP ha logrado la vicepresidencia segunda, que desempeñará Esperanza Oña, de larga experiencia y aguerrida portavoz en los tiempos de Javier Arenas. Podemos tendrá la vicepresidencia tercera de la Cámara que recaerá en el abogado Juan Manuel Moreno Yagüe, activista contra los abusos bancarios. Ciudadanos, con Julio Díaz, e Izquierda Unida, con José Antonio Castro, estarán en las secretarías de la Mesa.

El pleno no ha estado exento de bronca. El altercado más duro lo han protagonizado PSOE y PP casi al final. El portavoz popular, Carlos Rojas, ha acusado al socialista que se sentaba en la mesa de edad para constituir el Parlamento, Luis Pizarro, de cometer un "ilícito perseguible penalmente" y le ha advertido sobre "el robo" de los socialistas. El PP, con 33 diputados, aspiraba a tener dos representantes en la Mesa y se ha quedado con un solo sillón, equiparado al resto de fuerzas con menos escaños.

El pleno de constitución del Parlamento andaluz ha estado muy lejos de quedar en un trámite, como ha ocurrido en otras ocasiones. Aunque siempre han existido tirones por los representantes en el órgano de poder de la Cámara lo tradicional era alcanzar un primer acuerdo que en esta décima legislatura ha sido imposible tras horas de fracasadas negociaciones.

Si esta primera jornada es preludio del tono general de la legislatura será bronca, dura y hostil. Ahora queda lo más difícil, investir presidente y formar gobierno. Ese pleno se celebrará dentro dos semanas y de momento solo el PSOE ha anunciado como candidata a Susana Díaz. El resto de partidos se mantienen en su rechazo a la presidenta, que está bloqueada y sin mayoría en la Cámara. No se lo van a poner nada fácil. Si hay voces en el PP que advierten del daño electoral que puede conllevar ante las próximas municipales y autonómicas mantenerse en una posición de bloqueo político y apuestan por la abstención,  desde luego no se han notado en absoluto en el Parlamento. La dureza de los populares y el voto en blanco de Ciudadanos y Podemos distan mucho del clima de consenso necesario para que Andalucía no tenga que celebrar nuevas elecciones en septiembre. Quizás cuando pasen las municipales todo cambie. De momento, la pluralidad y la nueva etapa de diálogo y pacto han brillado por su ausencia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
46 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios