vuelo directo para subirse a las 12 al indycar

¿GP de Mónaco? ¡Venga ya! Ese instinto competitivo que devora a Alonso

Sin opciones en la Fórmula 1, el Gran Premio de España ofreció nuevos ejemplos de la intensa ambición competitiva que tan singularmente distingue a Fernando Alonso

Foto: Alonso, durante el Gran Premio de España. (EFE)
Alonso, durante el Gran Premio de España. (EFE)

El periodista le preguntaba a Fernando Alonso tras su sensacional actuación en los entrenamientos del sábado: “Recuerdo en Brasil hace varios años, cuando nos decías que uno de tus grandes héroes en Senna… En 1992 y 1993 sufrió mucho, y en aquella situación tan difícil hizo algunas de las mejores carreras de su vida. ¿Piensas que te está ocurriendo algo parecido?”.

“Mañana a las 9 tengo que estar en el Brickyard, y a mediodía en el coche para los primeros entrenamientos. Así que tengo catorce horas para descansar, nueve de las cuales serán en el avión, de modo que tengo que cambiar a ‘modo Indy’ ahora, y las próximas semanas mi total concentración estará en ello”, explicaba a los pocos minutos de bajarse de un Fórmula 1 con el que lleva ya tres años sin la menor opción.

Debutante allá por 2001, con dos títulos mundiales, multimillonario…Quince años después ¿Qué necesidad tiene? A la espera de liquidar su actual ostracismo para luchar por la victoria, el Gran Premio de España dió nuevos ejemplos de su personalidad y singular perfil competitivo.

¿Y la respuesta al periodista brasileño? “No, realmente, lo que hizo Ayrton es algo muy único, era muy especial en todos los aspectos, soy más normal”, para rematar ofreciendo una de esas claves personales plasmadas con el asombroso séptimo puesto del sábado: “Ataco en cada carrera al 100%, mi carrera siempre ha sido así, pongo el máximo, y para batirme tienes que dar el ciento uno por ciento”.

"Si Honda se pusiera las pilas"

Ultimas vueltas del Gran Premio. Alonso paraba en boxes para montar neumáticos nuevos. Se lanzó después a una secuencia de giros rapidísimos, a por la vuelta rápida en los últimos compases de la prueba, en España, ante los suyos. Lewis Hamilton logró el giro más rápido de carrera en la vuelta 64, 1:23.593. En la misma, el español marcó 1:23.894, a solo tres décimas. A dos de Vettel y Ricciardo.

Estos cuatro pilotos fueron los únicos en bajar al 1.23. Para Alonso, esa vuelta representaba el sexto mejor tiempo del primer sector (con la recta), cuarto del segundo, tercero en el último… "El sábado me clasifiqué detrás de los tres mejores equipos. Sin motor, en carrera no tengo opciones, pero si Honda se pone las pilas, ya sabéis dónde estaría”, parecía ser el mensaje de estos fuegos artificiales de última hora.

"En Montmeló séptimo, ¿en Mónaco?"

Tercer sector, el más lento y sinuoso…Eric Boullier volvía a recordarlo al terminar la carrera y parece que no falta razón con lo visto en Montmeló. “Desde el punto de vista de los resultados, son para olvidar, pero hay cosas positivas del fin de semana, como nuestro buen ritmo en entrenamientos. Está claro que el MCL32 es un chasis en el que nuestros pilotos pueden confiar, y esta calidad augura un buen resultado para Mónaco, en cuyas calles podremos pelear con nuestros rivales en dos semanas…”. Tras Ferrari y Mercedes con el chasis de McLaren, recordaba Alonso el sábado.

Circuito donde el factor potencia menos influye en todo el calendario, “Mónaco será una gran oportunidad para el equipo”, avisaba el sábado. Pero vista su exhibición en los entrenamientos ¿No podría Alonso dar la campanada en el Gran Premio de Mónaco, trazado donde una buena posición de parrilla garantiza un gran resultado el domingo? Si en Montmeló fué septimo...

“Cero, bajo cero, arrepentimiento”, explicaba para deshechar la oportunidad que brindaría Mónaco. "Voy a correr las 500 Millas, la mejor o la carrera más grande del mundo. Aquí (en la Fórmula 1) hay seis coches que van a ser imbatibles en las próximas dos carreras. Así que, ¿luchar por el séptimo puesto en Mónaco? No gracias”. Se recuerda luego cómo los miembros del equipo Andretti Autosport avisan que el intenso enfoque con el que Alonso está afrontando las 500 Millas solo busca la victoria.

Del monoplaza al vuelo privado

Lo reconocen en McLaren, Zak Brown el primero, y solo hay que ver de cerca a Alonso para comprobarlo. Vive en un estado de concentración absoluta y permanente, totalmente focalizado con una extraordinaria intensidad en el presente. La anécdota del partido del pádel tras romper el motor el viernes ilustraba ese estado mental. Luego, el sábado se clasificaba a la estela de Mercedes, Ferrari y Red Bull. En carrera mandaba su mensaje final: solo cuatro pilotos en 1.23. Al terminar el Gran Premio de España se subía inmediatemente al avión privado, rumbo de Estados Unidos.

Se recuerda entonces al campeón del mundo 2017, Nico Rosberg, retirado y exhausto tras la lucha por el título, con esas palabras de Damon Hill sobre la motivación de un piloto cuando ya no tiene opciones. “Está haciendo un trabajo increíble dando todo en McLaren, pero si has ganado, todo lo demás es menos. Es increíblemente difícil estar entusiasmado por una sexta posición”. ¿Mónaco? ¡Venga ya! Llegan las 500 Millas de Indianápolis. Aquí se puede ganar, a pesar del colosal desafío. O precisamente, por ser tan colosal. “A las nueve de la mañana tengo que estar en Brickyard, a las doce en el coche…”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios