optimista a pesar de romper en la primera vuelta

Alonso, el alquimista que no echó fuego por la boca, aunque tuviera buenas razones

Todo lo que puede empeorar, empeora. Este parecía el sino de Alonso en la primera vuelta a Montmeló. Sin embargo, el español ofreció un panorama más optimista de lo esperado

Foto: Entrenamientos libres del gp de espaÑa de fÓrmula uno
Entrenamientos libres del gp de espaÑa de fÓrmula uno

“Creo que hemos acabado la sesión donde teníamos que haberla empezado, pero de cara a mañana tengo mejor sabor de boca del que tenía hace un par de horas”. Empezaba el Gran Premio de España, el de casa, y a las tres curvas un trompo delataba un motor roto con un agujero por el que se fugaba el aceite. Eso después de que en Rusia ni siquiera completara la vuelta de formación para la parrilla de salida. Habría sido comprensible que Fernando Alonso echara fuego por la boca, pero no fue así. Apareció como un alquimista de su propia mente.

"Creo hay que ser positivos, que mañana cuando pongamos el coche al cien por cien vamos a estar mejor que en los últimos grandes premios, ojalá cerquita de la Q3, y a partir de ahí también estar más cerca de los puntos el domingo”. Puede que hiciera de tripas corazón o que realmente mejoraran sus expectativas para el fin de semana con las pocas vueltas que rodó, y a pesar de quedar último. O que efectivamente las 500 Millas estén confirmando ese efecto balsámico para una situación ya casi esperpéntica. “A diferencia de otros fines de semana, tengo la sensación de que se tratará de un mal viernes, pero un buen sábado y buen domingo”.

"Esto es como una película de Hitchcook"

“Esto ya es como una película de Hitchcook, de lo increíble que está siendo”, explicaba a El Confidencial una fuente más que autorizada. "No te lo puedes creer, yo no he visto nada igual en toda mi vida en la Fórmula 1, y ya llevo mucho tiempo”. Hay incluso quien pensaba que, ante un escenario cada vez más esperpéntico, su foto jugando al pádel pocos minutos después de romper el motor era una exhibición de sentido del humor, en una suerte de deliberado ‘déjà vu’ de la pretemporada, cuando Alonso se marchaba al hotel para entrenar tras los problemas de Honda en las primeras vueltas invernales.

Según Alonso, todo lo contrario. “La gente se equivocaría si lo tomara así, que salí por divertirme y olvidar el circuito. No, es la total dedicación a mi trabajo para estar listo para la segunda sesión”, dijo, antes de añadir que ante su frenético ritmo de viajes tiene pocos días entre todos los viajes de Indy y F1. "Cada día es muy útil para mí hacer un poco de deporte, sudar un poco, y cuando vi que tenía dos horas libres…”.

¿Era "más o menos lo esperado"?

“Si no tienes opciones a ganar una carrera, es muy difícil elevar tu nivel lo suficiente”, explicaba Damon Hill en 'Autosport' estos días en referencia a la dantesca situación del piloto español. El campeón del mundo de 1996 también pasó por una fase final de su carrera donde era relleno de parrilla. “Alonso está haciendo un trabajo increíble dando todo en McLaren, pero si has ganado, todo lo demás es menos. Es increíblemente difícil estar entusiasmado por una sexta posición”.

¿Qué se podía pensar ayer entonces? Pero Alonso mostró una singular flema y comprensión. “De alguna manera no es una sorpresa, cuando no completé siquiera mi primera vuelta de formación en Rusia y aquí no pude completar la de salida... Era más o menos lo esperado con los problemas que tenemos”. La ante la película de Hicthcook Alonso mostró un optimismo inesperado.

Sorprendentemente, el McLaren se paró tras las tres primeras curvas. (Reuters)
Sorprendentemente, el McLaren se paró tras las tres primeras curvas. (Reuters)

"Estábamos con nuestro grupo"

“Hoy hemos perdido tiempo útil en la pista, nos hubiera gustado probar más cosas, hacer una buena tanda larga, entender un poco mejor los neumáticos", explicó. El piloto español solo dio 21 vueltas en la segunda sesión. Y a pesar del fiasco de la primera, algo positivo tuvo que sentir en su monoplaza para ver la cara más brillante de la moneda. “En la tanda larga estábamos en los tiempos parecidos a los del grupo con el que esperamos correr el domingo en la carrera”, conclusión que sacaba sólo en los instantes finales tras calibrar su propulsor nuevo primero, y luego girar con algunas piezas nuevas en el MCL32.

“Otros fines de semana hemos tenido viernes y sábados sin problemas, per luego los hemos tenido el domingo. Así que tengo la espinita de que este gran premio hemos tenido problemas el viernes, pero el sábado y el domingo va a ir todo sobre ruedas”. Que Stoffel Vandoorne diera 60 vueltas en el mejor viernes que ha tenido esta temporada, según sus propias palabras, ayudaba a la sorprendente dosis de optimismo del piloto español a pesar del arranque del Gran Premio de España. El piloto belga sí situaba con sus tiempos del viernes en las posiciones de Alonso en otros grandes premios. Si es optimismo o alquimia, empezaremos a comprobarlo este sábado.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios