SE CONFORMA CON ACABAR LA CARRERA

Pocas mejoras de Honda y el temor de la Q1: ¿será éste el peor GP de España para Alonso?

Con el nuevo motor aplazado a Canadá, sólo las mejoras del chasis pueden salvar a Alonso del desastre. A esta carrera llega incluso peor que en 2015 y al borde de firmar récords negativos

Foto: Alonso, en el paddock del Circuit de Barcelona-Catalunya durante la pretemporada. (EFE)
Alonso, en el paddock del Circuit de Barcelona-Catalunya durante la pretemporada. (EFE)

El titular podría haberse escrito a las puertas del Gran Premio de España 2015. Fue entonces cuando Yasuhisa Arai, responsable de Honda, confiaba en "dar otro paso hacia adelante en la fiabilidad del motor". Dos años después, lo único que ha cambiado es el autor del discurso. “Vamos a seguir trabajando duro para mejorar la fiabilidad del motor y seguir hacia adelante”, dice ahora Yusuke Hasegawa, sustituto de Arai y encargado de reflotar un proyecto que hace aguas por todos los lados. La carrera de este domingo puede ser una de las estocadas más fuertes para el hundimiento definitivo de McLaren-Honda.

“No estoy seguro de qué podemos esperar de este fin de semana”, reconocía Alonso, que volverá al Circuit de Catalunya tal y como lo abandonó en pretemporada: sin haber acabado aún una carrera. “Esperamos completar algunas tandas sólidas y ver mejoras en el motor”, describe Eric Boullier como objetivo de McLaren para este Gran Premio. En Barcelona pueden romper ya algunos de los récords más embarazosos del 2015, el peor año en los más de 50 que engloban su historia en la F1. La metáfora 'de Guatemala a Guatepeor' les empieza a venir como anillo al dedo.

"No esperamos cambios en España"

La situación se perfila como mínimo igual de grave que en 2015 no sólo por el lastre de haber vuelto a la misma casilla de salida, sino por llegar a Barcelona sin una reacción contundente a los problemas que han azotado su inicio de temporada. Así como el resto de equipos empezarán a marcar las pautas de cómo desarrollar su coche para el resto del mundial, McLaren pisará el asfalto de Montmeló en una fase de desarrollo no sustancialmente más avanzada que en los test invernales. A falta de saber qué se esconde en la trastienda, hasta en aquel horrible 2015 parecían llevar una línea algo más ascendente.

Los números no engañan: Alonso llegaba a esta carrera con un 12º puesto en China y un 11º en Baréin a sus espaldas. Es cierto que sólo la fiabilidad le ha impedido igualarlo este año en algunas carreras, pero sus declaraciones delatan que el panorama no ha mejorado demasiado desde entonces. En 2015, cuando Honda aterrizaba en España intentando progresar con algunas piezas nuevas en el motor, Alonso aún afirmaba tener esperanzas de puntuar en casa. Ahora ni se lo plantea. “Ojalá salga un fin de semana bonito y acabe la carrera”. De momento, ni ha visto una bandera a cuadros en 2017.

[Lea aquí más artículos de Fórmula 1]

En este Gran Premio, las únicas armas vendrán del lado de McLaren y sus evoluciones aerodinámicas. Honda, que solía estrenar su primera gran mejora en esta carrera, la introducirá en Canadá en busca de los niveles que potencia que esperaban a principio de temporada. Su contribución en Barcelona se limitará a pequeñas piezas. “Aquí traen algo, pero no sabemos cómo será”, decía Stoffel Vandoorne en su columna para ‘Motorsport’. El efecto de correr con un motor casi igual al que ha dejado tirado a Alonso en las cuatro primeras carreras es una historia a la que muchos le auguran un final trágico.

A favor de Honda juega que Barcelona no tiene tantas rectas como China o Baréin. En contra, que las mejoras de sus rivales les puedan relegar ya definitivamente a la cola del pelotón. Si hasta ahora no lo han hecho ha sido por deméritos ajenos y la precaria situación de Sauber con un motor de 2016. Y en vista de que la zona media dará otro salto hacia adelante en Montmeló, el abismo de caer descolgados en la Q1 no sólo se perfila más realista que nunca, sino que serviría de coartada para afirmar que España 2017 va camino de hacer buena la edición de 2015. Ese año, Alonso sí logró pasar el corte.

Quizá preparándose para el derrumbe total del edificio, Boullier ya se pone el casco. “No esperamos un gran cambio de fortuna en esta carrera”. La negatividad es absoluta cuando habla de los objetivos cumplidos hasta ahora. “Que Stoffel acabara la carrera en Rusia fue un pequeño reconocimiento a todo el trabajo tan duro que hemos desarrollado para solventar la fiabilidad”. Sólo el brillo que ha mostrado Alonso hasta ahora en las clasificaciones puede salvar el desastre en Barcelona. “Ojalá pueda repetirlo”, apunta el asturiano. Cumplirlo ante su público dependerá íntegramente de McLaren.

¿Saldrá McLaren 'al rescate' de Honda?

En base a esta situación, la pregunta es inevitable. ¿Conseguirá McLaren compensar la falta de mejoras de Honda sólo con el chasis? En este frente se jugará que el fin de semana sea un calvario que Alonso tarde tiempo en olvidar, o el inicio de una senda de recuperación alentadora para el resto de la gira europea. En los esquemas no entra igualar el notable ratio de desarrollo que llegó a convertir a McLaren en el cuarto mejor equipo en 2016, pero salvar la cara en Barcelona no sólo sería importante para la moral interna, sino también para dar tregua a las tensiones con Honda.

De momento, los japoneses están por la labor. “Lo más importante en España va a ser el equilibrio del coche”, destaca Hasegawa, a sabiendas de que el motor puede ser de nuevo 'el patito feo' de la historia. Y mientras Boullier habla de que acabar la carrera sentaría las bases para 'resucitar', Vandoorne recuerda que ya tienen datos de la pretemporada para saber cómo funciona el MCL32 en el Circuit. En este vaso medio lleno se juzgará la agilidad de McLaren para salvar la papeleta en España 'con lo puesto', y también la fortaleza de su chasis, con especial atención a las curvas del segundo sector.

“Es la carrera de casa para Alonso, esperamos darle las mejores herramientas ante su público”, comenta Hasegawa. Los abandonos de 2015 y 2016 dejaron tras de sí dos actuaciones al máximo nivel en clasificación. Y así como emularlo en 2017 sin problemas de fiabilidad de por medio sería la mejor noticia para Alonso y McLaren, con otro abandono -el quinto consecutivo- firmarían un récord negativo sin precedentes. En el que puede ser su último GP de España en la F1, no cabría una despedida más triste.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios