Es noticia
Menú
La subida del euríbor trastoca las hipotecas, ¿cómo está la oferta fija y variable?
  1. Vivienda
SE PREVÉN CAMBIOS TRAS EL VERANO

La subida del euríbor trastoca las hipotecas, ¿cómo está la oferta fija y variable?

El fin de las hipotecas baratas, especialmente a tipo fijo, ha llegado a su fin, mientras que las variables, a pesar de reducir sus diferenciales, se encarecen con la subida del euríbor

Foto: Sube el euríbor, sube el tipo fijo y baja el variable, ¿cuáles son las mejores hipotecas? (Foto: iStock)
Sube el euríbor, sube el tipo fijo y baja el variable, ¿cuáles son las mejores hipotecas? (Foto: iStock)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El pasado mes de julio, el Banco Central Europeo (BCE) subió los tipos de interés por primera vez en once años. La subida no fue de 25 puntos básicos, como esperaba el mercado, sino de 50, el doble de lo anunciado. Aquella decisión dio alas a un euríbor ya de por sí muy animado a dejar atrás los mínimos en los que ha estado sumido durante más de un lustro.

La remontada del índice ha supuesto un mazazo para miles de familias que tienen contratada una hipoteca a tipo variable, pero también tiene consecuencias para quienes quieren comprar una casa y están buscando una hipoteca.

En unas semanas será muy difícil encontrar hipotecas fijas por debajo del 2% TIN

El fin de las hipotecas baratas, especialmente a tipo fijo, ha llegado a su fin, mientras que las variables, a pesar de reducir sus diferenciales, se encarecen al son de un euríbor que ya roza el 1% y que hasta hace apenas cuatro meses, seguía en terreno negativo, es decir, recortando margen a los diferenciales.

En la actualidad, como se puede apreciar en el gráfico inferior, siete de cada diez operaciones se firman a tipo fijo, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), si bien, los últimos datos podrían estar anticipando un pequeño cambio de tendencia, ya que con el cambio en la política monetaria europea y ante la escalada del euríbor, las entidades financieras han comenzado a ajustar sus ofertas al alza.

Es decir, el tipo fijo comienza a no ser tan barato, mientras que mejoran ligeramente las hipotecas variables, un producto más rentable con las condiciones del mercado actuales. Toca, por tanto, sacar la calculadora y analizar, minuciosamente, cuál es la hipoteca que mejor se adapta a nuestros bolsillos, teniendo en cuenta el importe de nuestro préstamo, el plazo de amortización del mismo y las vinculaciones que estamos dispuestos a asumir para conseguir un interés algo más atractivo.

"Una subida de tipos de interés significa que a los bancos les va a costar más dinero financiarse, por lo que seguramente repercutirán este coste en los usuarios. Posiblemente, muchos bancos revisarán las ofertas de sus hipotecas y préstamos al alza, y es posible que en unas semanas sea muy difícil encontrar hipotecas fijas por debajo del 2% TIN. Ya estábamos rondando el 2% y ahora podría haber otro empujón hasta el 2,5%", asegura Simone Colombelli, director de hipotecas de iAhorro.

Pero, ¿han comenzado ya a mover ficha?

Algunos expertos esperan que estos movimientos sean evidentes a partir de septiembre.

"Durante el verano, el sector financiero entra en una fase de letargo que llega hasta septiembre. Esto afecta a productos como las hipotecas. Sin embargo, la actividad no se detiene y sigue habiendo buenas oportunidades de conseguir tipos de interés competitivos. Más, si cabe, en este contexto de constante subida del euríbor, rozando el 1%. Y es que, cuanto antes se contrate una hipoteca, mejores condiciones tendrá respecto al pago de intereses”, apunta el director de Desarrollo de Negocio de Hipoo, Juan Pedro Zamora.

Este experto sostiene que "intentar abogar por el tipo fijo ya forma parte del pasado. Así lo atestiguan los datos en cuanto al tipo fijo medio firmado en España, que ha subido por cuarto mes consecutivo hasta colocarse en junio en el 1,799%, el mayor nivel desde febrero de 2020. Actualmente, los bancos están ofreciendo mejores tipos variables, e incluso tipos mixtos más atractivos, en comparación con los tipos fijos”.

Aunque los grandes cambios se esperan a la vuelta del verano, lo cierto es que durante los últimos meses, algunas entidades ya han ido moviendo ficha. "Ya no son los tipos que se encontraban hace cuatro o cinco meses, ya que ahora el tipo medio de una hipoteca fija supera ligeramente el 2%", destaca Sergio Carbajal, responsable de hipotecas de Rastreator.

En su opinión, "hay que aprovechar herramientas intermediarias, como es el caso de Rastreator, que en momentos como estos hace que la búsqueda pueda ser más beneficiosa, al lograr unos tipos por debajo de la media del mercado que de forma particular no se pueden alcanzar en estos momentos, dada la situación del mercado. Nosotros, por ejemplo, conseguimos tipos por debajo del 1,80%", señalaba Carbajal recientemente.

Donde parece que no va a haber grandes cambios pese a la decisión del BCE es en la oferta de producto variable. “Lo más probable es que las hipotecas variables se vayan a quedar como están. Veo muy poco probable un escenario en el que la variable empeore porque no tendría ningún sentido ni comercial ni financiero”, asegura Colombelli, quien no descarta que “incluso mejoren”.

Este experto también pone en el punto de mira las hipotecas mixtas. “En los últimos dos meses hemos vivido ‘la vuelta al cole’ de las mixtas, pero aún no han funcionado como se esperaba porque las fijas eran todavía muy competitivas. Sin embargo, al prever una subida de los tipos de las hipotecas fijas, ahora sí confío en que la mixta se convierta en una de las más atractivas para el cliente".

Y pone un ejemplo. "Ahora, la parte fija de una hipoteca mixta, es decir, los primeros siete o diez años del préstamo, pueden estar en torno al 1,10% o 1,30% TIN, aunque con la subida de los tipos estos porcentajes puede ser que también aumenten un poco. Pero, aun así, si la hipoteca fija llega al 2% o 2,5%, compensa con bastante diferencia contratar una hipoteca mixta. Además, cuando llegue el periodo variable, quien quiera puede subrogarse o cambiarse si encuentra una oferta mejor", asegura.

Al prever una subida de los tipos de las hipotecas fijas, algunos expertos confían en la mixta

En este sentido, Colombelli recomienda este tipo de hipoteca tanto para aquellos a los que no les compense ahora contratar una hipoteca fija con un tipo de interés muy elevado y para aquellos que quieren comprar vivienda como inversión.

"Si tuviera que hacer una inversión, yo invertiría en vivienda y a tipo mixto porque, en caso de que la hipoteca tuviera un plazo de amortización de 20 años, los primeros 5 o 6 años se regirían por un tipo de interés fijo relativamente barato y durante ese tiempo te proporcionaría estabilidad; a partir de ahí, cuando llegue la parte variable, ya tendrías ingresos recurrentes de un alquiler que también habrá ido aumentando por el IPC y el diferencial se compensaría”.

Sea como fuere, y a pesar del letargo estival, el directivo de Hipoo, considera que el verano "sí es un buen momento para contratar hipotecas, más allá de la disponibilidad estival de los actores intervinientes: En septiembre, por el contrario, los bancos actualizan sus políticas y suelen revisar al alza los tipos de interés ofrecidos. Por lo tanto, buscar una hipoteca durante el mes de agosto, puede ser una buena idea de cara a encontrar un préstamo hipotecario competitivo".

El pasado mes de julio, el Banco Central Europeo (BCE) subió los tipos de interés por primera vez en once años. La subida no fue de 25 puntos básicos, como esperaba el mercado, sino de 50, el doble de lo anunciado. Aquella decisión dio alas a un euríbor ya de por sí muy animado a dejar atrás los mínimos en los que ha estado sumido durante más de un lustro.

Euríbor Tipos de interés Política monetaria Banco Central Europeo (BCE)