Es noticia
Menú
La era de las 'hipotech' o cómo ahorrar 40.000 euros en intereses en tu hipoteca
  1. Vivienda
Hipoo, iAhorro, Rastreator...

La era de las 'hipotech' o cómo ahorrar 40.000 euros en intereses en tu hipoteca

Estas compañías consiguen hipotecas a precios más competitivos que si el cliente firmara directamente con el banco, lo que a la larga se traduce en un ahorro muy significativo

Foto: Pisos en Madrid. (iStock)
Pisos en Madrid. (iStock)

Consiguen lo que hace años parecía impensable. Poder contratar una hipoteca sin tener que entrar en una oficina bancaria. Y hacerlo, además, a precios más competitivos que si firmaran directamente con el banco, lo que a la larga se traduce en un ahorro muy significativo: una media de 40.000 euros a lo largo de toda la vida de la hipoteca, aunque la cifra, según el importe de préstamo, el interés y el plazo de amortización, puede ser muy superior. En cualquier caso, un ahorro nada desdeñable y a tener en cuenta por los futuros hipotecados.

La pandemia ha roto los perjuicios que aún quedaban por derribar en torno a la relación de los clientes con la banca sin necesidad de que haya contacto físico entre las partes. Con un ordenador, una tablet o un móvil, la contratación de una hipoteca está a la orden del día.

Quizá por esto, en este entorno de digitalización, de inteligencia artificial e hipotecas online, los intermediarios financieros también han comenzado a crecer como la espuma intentando posicionarse en un mercado donde la competencia antes de la pandemia ya era brutal. Hipoo, iAhorro, Rastreator, HelpmyCash... son solo algunos ejemplos de las llamadas 'hipotech', como se refiere a ellas el CEO de Hipoo, Juan Ferrer. Todas ellas forman parte de una nueva generación de 'fintech' o compañías especializadas en tecnología hipotecaria.

El objetivo de todas ellas, hacerse con una porción del enorme pastel hipotecario de España, consiguiendo que el cliente encuentre la hipoteca más barata del mercado y con las mejores prestaciones, y proporcionar al banco un cliente solvente. El ahorro a lo largo de la vida del préstamo no es nada despreciable, en torno a 40.000 euros, una cantidad capaz de convencer incluso a los más escépticos.

Según Hipoo, lo habitual es rebajar un punto porcentual, pero en ocasiones la rebaja puede llegar incluso a 1,50%

En esta batalla se encuentra inmersa Hipoo, una 'spin off' de Housers, creada en 2017 pero que empezó a operar en 2019 de la mano de Juan Ferrer, antiguo directivo de la plataforma de inversión inmobiliaria. Ferrer está dispuesto a revolucionar la forma de contratar una hipoteca ya que considera que, a pesar de la revolución tecnológica, el proceso apenas ha cambiado.

"Buscamos y contratamos hipotecas igual que lo hacían nuestros padres, algo extraño, porque prácticamente todos los servicios o productos se han visto afectados por la revolución tecnológica y por start-ups que ofrecían al usuario una propuesta de valor atractiva. En nuestro caso, por ejemplo, queremos contribuir a crear un sistema hipotecario transparente, mientras ayudamos en una decisión tan importante como es la de comprar una casa", asegura Ferrer.

"Gracias a la tecnología y a la digitalización", prosigue, "este modelo de negocio puede darle la vuelta a lo que venían haciendo los brókers tradicionales, que cobran comisiones al cliente de al menos 3.000 euros por ayudarle con el asesoramiento y por realizar esa labor de búsqueda".

Según cálculos de Hipoo, los consumidores pueden 'rebajar' más de un punto porcentual el interés de su hipoteca contratando productos vinculados. "Lo habitual es rebajar un punto porcentual, pero en ocasiones la rebaja podría llegar incluso a 1,50% de rebaja sobre el tipo de interés sin vinculaciones llegando a conseguir ahorros entre 20.000 y 50.000 euros para una hipoteca media de 230.000 euros a 30 años".

Toda la oferta hipotecaria en un solo clic

"Mejoramos la hipoteca que puede conseguir directamente con la entidad bancaria, lo cual se traduce en un importante ahorro durante la vida de la hipoteca, pero también le ahorramos tiempo, ya que no tiene que ir de banco en banco buscando la mejor hipoteca", añade Ferrer.

El punto fuerte de este tipo de compañías es que permiten comparar con un solo clic toda la oferta hipotecaria del mercado. Y no solo eso, sino que el cliente puede personalizar su hipoteca parar ver el impacto de las vinculaciones asociadas de las hipotecas y realizar una simulación de sus pagos mensuales en tiempo real. De este modo, puede elegir y solicitar las hipotecas que se ajustan a sus circunstancias financieras y personales para obtener presupuestos de preaprobación.

"La comparación de hipotecas es clave para encontrar la hipoteca más barata", apunta Simone Colombelli, director de hipotecas de iAhorro. "En nuestro caso, conseguimos mejorar las condiciones del 70% de los usuarios que llega con una oferta de un banco. Cada entidad tiene su estrategia y hay productos específicos para cada tipo de perfil. Sin embargo, el futuro hipotecado no lo sabe, por lo que nosotros, conociendo esta información, le recomendamos una entidad u otra, lo que permite que consiga un tipo de interés más bajo que si acude directamente a un banco sin tener esta información".

En el gráfico inferior se aprecia la diferencia que hay entre el tipo fijo que publica el INE y el que ha registrado iAhorro durante el último año. La diferencia, en muchos casos, es de más de un punto.

Teniendo en cuenta estos datos, para una hipoteca de 150.000 euros a 30 años con un tipo de interés del 2,80%, el hipotecado pagaría una cuota de 616,34 euros y en el conjunto de la vida de la hipoteca pagaría un total de 71.883 euros de intereses. Si en lugar de contratar esta hipoteca con el TIN que da el INE, la hubiera contratado con la media de 1,16% que de iAhorro, la cuota que pagaría sería de 493,56 euros y los intereses totales ascenderían a 27.682,51 euros. La diferencia en cuota es de 122,78 euros al mes y en intereses se ahorraría 44.200 euros.

En el caso de una hipoteca de 300.000 euros a 30 años, la diferencia aun es mayor. La cuota con el dato del INE sería de 1.232,67 euros y con la de iAhorro pasaría a ser 987,17 euros. En el caso de los intereses pasarían de 143.766 a 55.365 euros, una diferencia de 88.401 euros.

Otros portales como Rastreator manejan cifras y ahorros similares a Hipoo e iAhorro. "Por ejemplo, para una hipoteca de 200.000 euros a 30 años, un cliente con la entidad X pagaría una cuota de 744,25 euros y a través nuestro con la misma entidad X pagaría 647,88, por lo que en los 30 años de hipoteca el ahorro sería de 34.693,2 euros. La diferencia es entre el 2,05% TIN de la entidad frente al 1,05% como producto exclusivo nuestro con la misma entidad", explica Sergio Carbajal, responsable de hipotecas de Rastreator.

"En el caso de Rastreator, por norma general se está consiguiendo más de 100 puntos básicos por debajo del precio medio de mercado, lo que hace que el cliente pueda llegar a conseguir unas condiciones que por otra vía no es viable", añade Carbajal.

"Win to win", todos ganan

"Lo que más me gusta de este modelo es que todos ganamos. Por un lado, el cliente recibe asesoramiento, de manera gratuita excepto en las operaciones más complejas, mientras le buscamos las mejores ofertas del mercado. Por otro lado, el banco paga solo a éxito, así que asume menos riesgo y no gasta recursos en operaciones que luego no termina firmando. Por último, nosotros ganamos una comisión que, aunque es 10 veces menor a la que cobran los brókers tradicionales, nos salen las cuentas al automatizar partes del proceso", apunta Juan Ferrer quien insiste, no solo en el ahorro económico para el cliente, sino también en el ahorro de tiempo.

"Dependiendo de la entidad, tardamos una media de 30 días en cerrar una operación, aunque en casos excepcionales hemos conseguido un tiempo récord de 21 días", asegura.

Están consiguiendo más de 100 puntos básicos por debajo del precio medio de mercado

"Más allá de los beneficios económicos de la contratación está el ahorro de tiempo y la comodidad de hacer todo el proceso online, ya que el futuro hipotecado no tiene que ir a varias entidades financieras, ya que para pedir una hipoteca de manera digital solamente hay que mandar toda la documentación de forma 'online'", asegura Colombelli.

"En el caso de iAhorro tenemos un área de usuario donde el futuro hipotecado sube sus documentos. Luego nosotros nos encargamos de toda la gestión 'online' y el usuario solo tiene que esperar a recibir las ofertas de los bancos. Una vez que ha elegido su oferta solo le quedarían firmar los documentos con el banco (FEIN) y poner fecha para firmar el préstamo con el notario", añade.

Todos estos intermediarios financieros, y otros tantos que han surgido al calor del 'boom' de las fintech, buscan decodificar toda la oferta hipotecaria en España con el fin de ofrecer una solución personalizada integral completamente digital desde el primer contacto hasta la firma. Para ello es importante comprobar que estén acreditadas y autorizada por Banco de España conforme a la nueva Ley Hipotecaria 5/2019, y que sus asesores, también.

La tecnología, la inteligencia artificial o los algoritmos son clave para estas compañías. Lo que no significa, sin embargo, que las hipotecas digitales tengan que ser necesariamente más atractivas que las tradicionales.

"Normalmente, las hipotecas digitales de bancos como Openbank, EVO o ING suelen tener tipos de interés más atractivos que las de los bancos tradicionales como pueden ser CaixaBank o Santander. Dicho esto, el tipo de interés de la hipoteca y la TAE no depende tanto de si la hipoteca es digital o no, sino de la situación económica del usuario que la pide. Cuanto mejor perfil económico tenga, mejores condiciones de la hipoteca conseguirá", asegura Colombelli.

"Lo que si están haciendo los bancos digitales es regalar la tasación al usuario y ofrecerles cuentas sin comisiones una vez haya contratado la hipoteca con ellos", añade.

Por otro lado, como explica Sergio Carbajal, "la hipoteca tradicional y la 'online' son modalidades que se rigen por la misma normativa y están sujetas a los mismos requisitos de protección del consumidor. Toda la tramitación se puede realizar de manera 'online' a excepción de la firma de la escritura ante notario, que de momento, se sigue teniendo que hacer de manera presencial".

Foto: El rebote del euríbor costará hasta 300 euros más al año a los hipotecados. (iStock)

Por lo que se refiere a los requisitos que deberá cumplir un cliente, asegura que "suelen ser exactamente los mismos que si va a solicitar una hipoteca acudiendo a la oficina de una entidad. Es decir, son contratos por los que una entidad de crédito concede un préstamo a un tercero para la adquisición de un bien, que queda en garantía sobre dicho pago bajo unas determinadas condiciones y durante un plazo concreto".

Carbajal coincide con Ferrer y Colombelli respecto al gran abanico de ventajas tanto para el usuario como para los propios bancos que supone la contratación 'online'. Sin embargo, considera que "uno de los motivos por los que el cliente puede preferir optar por ir a una oficina y ver una desventaja en esta modalidad es por el tema del distanciamiento que el usuario puede percibir con la entidad o el miedo o respeto que puede ocasionar de que realmente sea la mejor oferta para el usuario o no al ser un proceso 'online' 'no palpable'".

"No obstante, somos conscientes de que es una decisión muy relevante en la vida de cualquier persona y por eso en nuestro caso hemos apostado por contar con un gran equipo de asesores hipotecarios, cuyo objetivo es ayudar al cliente en todo este proceso para aportarle la mayor seguridad a pesar de ser un proceso totalmente 'online'", concluye Carbajal.

Consiguen lo que hace años parecía impensable. Poder contratar una hipoteca sin tener que entrar en una oficina bancaria. Y hacerlo, además, a precios más competitivos que si firmaran directamente con el banco, lo que a la larga se traduce en un ahorro muy significativo: una media de 40.000 euros a lo largo de toda la vida de la hipoteca, aunque la cifra, según el importe de préstamo, el interés y el plazo de amortización, puede ser muy superior. En cualquier caso, un ahorro nada desdeñable y a tener en cuenta por los futuros hipotecados.

Inteligencia Artificial Banco de España Algoritmos Ley Hipotecaria
El redactor recomienda