Es noticia
Menú
¿Hipoteca fija o variable? Cómo actuar ante el cambio de rumbo del euríbor
  1. Vivienda
Tipo variable

¿Hipoteca fija o variable? Cómo actuar ante el cambio de rumbo del euríbor

Ante el repunte del euríbor y anticipando que el BCE aumente los tipos este año, algunos bancos ya han modificado las condiciones de sus hipotecas. Ahora, ¿qué compensa más?

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

El euríbor está en su nivel más alto desde febrero de 2020. El dato podría restar atractivo a las hipotecas variables, que están referenciadas a la evolución del índice. Sin embargo, el euríbor sigue en terreno negativo (-0,33%) y, según las fuentes consultadas por este periódico, aún es pronto para afirmar que se esté produciendo un cambio de tendencia.

Hasta el cierre de 2021, la tónica dominante ha sido la de la contratación de hipotecas a tipo fijo. A finales de año, estas marcaron un nuevo récord con la firma de más de 240.000 hipotecas fijas, en torno a un 60% más que el año anterior. Y, pese a que a día de hoy son las predominantes en el mercado, en enero de 2013 representaban menos de un 6% del total, según los datos del INE.

No obstante, con el euríbor en negativo, las entidades no obtienen apenas margen de beneficio. Por tanto, ante la posibilidad de que el euríbor siga subiendo y el BCE incremente este año los tipos —como ya confirmó que haría su homólogo en EEUU—, algunos bancos han actualizado las condiciones de sus productos hipotecarios.

Bankinter y BBVA han mejorado las de las hipotecas variables y endurecido las de las fijas. "Como consecuencia de la subida de los tipos de interés —IRS— en el mercado se ha variado el tipo de las hipotecas. Este tipo ha subido en los últimos meses y solo estamos repercutiendo una parte", comentan desde la entidad presidida por Onur Genç. El TIN con vinculación para las fijas a 15 años ha subido un 0,35% (1,35%), y solo un 0,05% (1,50%) para las contratadas a 30 años. Por otra parte, han bajado el interés de las variables. El tipo de salida baja del 1,99% al 0,99% y para el resto de su vigencia se sitúa en el 0,99% más euríbor en el caso de aquellos clientes que estén vinculados a la entidad.

"El entorno de tipos sigue siendo muy favorable y aún queda recorrido para que lo siga siendo"

Por su parte, Bankinter ofrece un tipo de interés nominal fijo del 1,25% durante el primer año, y del 0,85% revisable anualmente más euríbor para el resto. La nueva propuesta para esta modalidad se concreta en un tipo de interés nominal fijo durante el primer año del 1,25%, frente al 1,99% anterior. Y para el resto del plazo, Euríbor + un diferencial revisable anualmente del 0,85%. Un movimiento que responde al anticipo de "una tendencia que irá ganando peso a corto y medio plazo en función de la esperada evolución de los tipos de interés".

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Reuters/Michael Probst) Opinión

¿Se ha acabado entonces el mejor momento para pedir una hipoteca? "En términos financieros seguimos en un buen momento, porque a pesar del 'endurecimiento' de algunos bancos en sus políticas de precios a largo plazo, el entorno de tipos sigue siendo muy favorable y aún queda recorrido para que lo siga siendo", explica Leyre López, analista de la Asociación Hipotecaria de España.

Así lo estiman también desde el comparador HelpMyCash: "Aún hay entidades que ofrecen tipos fijos del 1,50% o por debajo, que son mejores que los que se ofrecían hace dos o tres años", comenta Miquel Riera, su especialista en productos hipotecarios. Es decir, que aunque los intereses no son tan bajos como el año pasado, siguen siendo reducidos, y existe la posibilidad de que el euríbor vuelva a bajar. Sobre todo tras la invasión rusa de Ucrania, que ha creado una gran incertidumbre en torno al impacto que tendrá sobre la recuperación económica de la eurozona.

Durante la reunión de ministros de Finanzas de la UE en París de este viernes, la presidenta del BCE Christine Lagarde ha asegurado que están monitoreando la situación muy de cerca y que actualizarán sus perspectivas económicas en la próxima reunión del banco central, prevista para el 10 de marzo; donde podrían decidir retrasar la retirada de estímulos monetarios ('tapering').

"Ante la subida del euríbor, es posible que muchas personas prefieran contratar una hipoteca fija para que sus cuotas no se encarezcan, sobre todo si los tipos fijos siguen siendo atractivos", prevén desde el comparador de productos financieros. Entonces, ¿a tipo fijo o a tipo variable?

Para decidir, hay que tener en cuenta las necesidades individuales de cada individuo, aclara Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN. "En general, si se espera mantener la hipoteca por un espacio de tiempo prolongado, lo que sucede normalmente con la compra de la primera vivienda habitual, y si los tipos son competitivos, como estamos viendo en estos momentos, se aconseja un tipo fijo". Si, por el contrario, se espera una pronta amortización, suele ser más aconsejable a tipo variable. La analista de la AHE añade que depende también del perfil de riesgo del usuario. En el caso de las variables, considera que convendrá más a aquellos perfiles más tolerantes con el riesgo de los movimientos de los tipos de interés. Así, en caso de que caigan los mismos, se beneficiará; y en caso de que suban, le perjudicará.

¿Qué hay de las hipotecas mixtas?

"Las hipotecas mixtas no son una opción atractiva 'a priori'", comenta Simone Colombelli, director de hipotecas de iAhorro. Este tipo de producto hipotecario tiene un interés fijo durante los primeros diez o veinte años y variable durante el resto. Por tanto, ahora mismo no permiten aprovechar el euríbor en negativo, ni tampoco dan la seguridad de las fijas en el medio y largo plazo, explica.

Foto: Bloques de pisos en el centro de Madrid. (iStock)

Eso sí, como el interés fijo inicial es más bajo que el de las hipotecas fijas tradicionales, quien en los primeros años quiera pagar poco y luego tener amortizada la mayor parte de la hipoteca cuando se aplique el variable, puede ser una opción conveniente si se cuenta con capacidad para adelantar deuda y acortar el plazo de la hipoteca.

¿Cómo puedo cambiar de hipoteca?

Cambiar de hipoteca es posible. Existen tres maneras: por subrogación, novación o cancelación y nueva apertura. La primera de ellas se produce cuando el cliente encuentra otra entidad con condiciones más favorables y decide trasladar su hipoteca de un banco a otro. Un proceso que cuesta entre 2.000 y 3.000 euros, según HelpMyCash.

La segunda, la novación, implica continuar en la misma entidad, pero mejorando las condiciones hasta entonces existentes. Y la última supone la cancelación y apertura de un nuevo préstamo en la entidad a la que se traslada. Un proceso no recomendado para el cliente por los altos costes que implica, que ascienden a los 6.000 y hasta 9.000 euros, subraya Miquel Riera.

El euríbor está en su nivel más alto desde febrero de 2020. El dato podría restar atractivo a las hipotecas variables, que están referenciadas a la evolución del índice. Sin embargo, el euríbor sigue en terreno negativo (-0,33%) y, según las fuentes consultadas por este periódico, aún es pronto para afirmar que se esté produciendo un cambio de tendencia.

Euríbor Vivienda Asociación Hipotecaria Española (AHE) Gastos hipoteca Ejecuciones hipotecarias Tendencias de consumo Finanzas Ahorro e inversión
El redactor recomienda