Es noticia
Menú
Euríbor: si tu hipoteca variable supera los 300.000 €, prepárate para un alza de 2.000 €
  1. Vivienda
EL EURÍBOR ROZA YA EL 1%

Euríbor: si tu hipoteca variable supera los 300.000 €, prepárate para un alza de 2.000 €

La histórica remontada del euríbor ha traído consigo sucesivos incrementos en las cuotas de las hipotecas, inicialmente más suaves, pero cada vez más intensos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El euríbor está imparable. Durante el mes de junio, el indicador ha superado en siete ocasiones el 1% en tasa diaria y se prepara para despedir el mes en torno al 0,82%, una media que supone un aumento de casi 0,55 puntos porcentuales respecto a la del pasado mes de mayo (0,287%) y de algo más de 1,3 puntos en lo que llevamos de 2022 —en enero, el euríbor se situaba en un - 0,477%—.

Más relevante es, si cabe, la comparación respecto a los niveles de hace un año —cuando el euríbor recibió el verano en el -0,484%—, puesto que quienes deban revisar su hipoteca con el cierre del mes de junio se llevarán una sorpresa desagradable. Especialmente los más hipotecados, porque el impacto sobre la cuota será mucho mayor en las hipotecas de mayor cuantía.

La histórica remontada del euríbor ha traído consigo sucesivos incrementos en las cuotas de las hipotecas, inicialmente más suaves, pero cada vez más intensas, dependiendo en cada caso del importe del préstamo, así como del diferencial pactado con la entidad. Y lo que hasta hace unos meses eran apenas unos pocos euros al mes y al año, ahora son cifras mucho más importantes para los bolsillos de cientos de familias.

Para hacer los cálculos, hay que fijarse en cómo estaba el euríbor hace justo un año, en el -0,484%. De esta forma, con el euríbor ahora en un 0,832%, quien tenga contratada una hipoteca variable a 30 años de 150.000 euros y con un diferencial del 0,99% + euríbor verá cómo la cuota de su hipoteca aumenta 88,85 euros —de 449,18 euros a 538,03 euros—, lo que supondría un aumento de 1.066,20 euros anuales, según cálculos de iAhorro.

Si la cuantía del préstamo hipotecario ascendiera a los 300.000 euros, con las mismas condiciones —es decir, a 30 años y con un diferencial del 0,99% + euríbor—, la subida de la cuota mensual sería de 177,70 euros —pasaría de pagar 898,36 euros a tener que abonar 1.076,06 euros— y el incremento anual sería de 2.132,40 euros. La subida será incluso superior para hipotecas de mayor importe.

Hipoteca de 300.000 €, 30 años y a E+0,99%: la cuota mensual aumenta en 177,70 €

"El punto de inflexión para todos aquellos hipotecados que tuvieran contratado un préstamo a tipo variable se dio el pasado mes de febrero, cuando las cuotas de las hipotecas comenzaron a subir, aunque de forma menos agresiva que ahora. Esta situación parece no tener fin. No esperamos que el euríbor eche el freno, por lo que las subidas en las cuotas continuarán y serán cada vez mayores, porque los valores de este indicador en 2021 fueron muy bajos y los que registramos ahora, pese a no estar todavía ni en el 1%, se han disparado", señala Simone Colombelli, director de Hipotecas de iAhorro.

La subida imparable también está afectando a las compraventas. "Dicha subida continúa acelerando las decisiones de aquellos que quieren comprar una vivienda ante la incertidumbre de lo que pueda venir y esto se nota en el número de búsquedas y consultas en nuestra web, que en lo que va de año (enero-mayo) ya ha obtenido un volumen total del 55% más que en el mismo periodo del año pasado", destaca Sergio Carbajal, responsable de Hipotecas de Rastreator.

El euríbor se encamina al 2%

De hecho, Bankinter, en sus últimas previsiones, estima que cerraremos el año en el 1,90%, mientras que para 2023 prevé un euríbor en el 2,20% y en 2024, en el 2%. Incrementos todos ellos que traerán nuevas subidas en las cuotas de las hipotecas de cientos de españoles.

“En un escenario de incertidumbre como el actual, es muy difícil hacer una previsión certera, incluso de mes a mes. De hecho, todos los cálculos de cara a final de año que hemos hecho hasta ahora han caído en saco roto”, reconoce Colombelli. "No obstante, no está previsto que se detenga, al menos de momento, sobre todo de cara a la revisión al alza de los tipos que va a realizar el Banco Central Europeo (BCE) el mes que viene, cuando la subida puede ser incluso mayor", apunta el directivo de iAhorro.

"Tendremos que esperar al menos hasta septiembre para ver cómo se comporta el euríbor en verano y ya, a partir de ahí, poder hacer una estimación de este indicador de cara a final de año; más allá, es muy complicado acertar con sus comportamientos", añade. "Lo que sí es importante destacar es que los valores medios anotados por el euríbor este mes no se veían desde hace una década, concretamente desde el verano de 2012. En agosto de ese año marcó un 0,877% y solo un mes antes superó el 1%, con un 1,061%".

Eso sí, Colombelli asegura que “ahora tenemos más mecanismos que entonces, con la nueva Ley Hipotecaria de 2019 y la normativa del BCE, para evitar que el euríbor llegue hasta el 5% que marcó el año 2000 y en 2008”. Ya que, en su opinión, llegar a esa situación podría “hacer que las hipotecas variables se disparen hasta tipos del 6-7%, lo que elevaría también las ratios de endeudamiento y morosidad”.

La hipoteca mixta, una buena opción sin consolidar

La evolución del euríbor está condicionando la oferta hipotecaria y generando numerosas dudas entre los futuros hipotecados. "Seguimos en un momento clave y cambiante, por lo que es normal que surjan numerosas dudas sobre qué tipo de hipoteca se debe elegir, si el tipo que me ofrece la entidad en cuestión está bien o es elevado, o si es mejor comprar ahora o esperar a ver si la situación se calma", destaca Carbajal.

Por eso, en su opinión, "contar con ayuda de un intermediario y expertos que puedan ayudar a saber cuál es la mejor decisión en cada caso particular es fundamental, ya que, además, ahora cobran mucha más relevancia en el mercado al conseguir ofertas exclusivas con entidades que de manera autónoma no es viable obtener, además de lograr 100 puntos básicos por debajo de la media, lo que puede suponer un ahorro en el préstamo hipotecario muy elevado a largo plazo".

Foto: Foto: iStock.

Desde hace tres años, el tipo fijo ha sido el producto estrella, pero en los últimos meses la banca ha vuelto a centrarse en el tipo variable. "Dado que las hipotecas a tipo fijo no paran de cobrar más relevancia en el mercado, las entidades financieras siguen poniendo sus esfuerzos en ofrecer mejores ofertas a tipo variable con el objetivo de reducir el diferencial", señala Carbajal.

Y, ¿qué pasa con el tipo mixto? El mercado esperaba un resurgir de la hipoteca mixta que, de momento, no se ha producido. "Esperábamos un repunte más contundente que el que realmente se ha producido, pero está siendo mucho menos significativa de lo previsto, pese a que creemos que será uno de los productos más rentables para el usuario de aquí a unos meses", según Colombelli.

¿El motivo? Según este experto, a pesar de que “los tipos fijos han experimentado subidas de hasta 70 puntos básicos en algunas entidades, de momento se siguen encontrando buenas ofertas en este sentido, con tipos fijos que se sitúan en torno a un 1 o 1,2%, y esto hace que la hipoteca mixta no sea todavía competitiva para el cliente”. Eso sí, Colombelli asegura que “será cuestión de tiempo que resuciten las hipotecas mixtas”.

El euríbor está imparable. Durante el mes de junio, el indicador ha superado en siete ocasiones el 1% en tasa diaria y se prepara para despedir el mes en torno al 0,82%, una media que supone un aumento de casi 0,55 puntos porcentuales respecto a la del pasado mes de mayo (0,287%) y de algo más de 1,3 puntos en lo que llevamos de 2022 —en enero, el euríbor se situaba en un - 0,477%—.

Euríbor Banco Central Europeo (BCE) Ley Hipotecaria
El redactor recomienda