Es noticia
Menú
¿Por qué nos vuelven locos las telenovelas prémium? La respuesta de tres expertos
  1. Televisión
  2. Series TV
'SOAP OPERAS' DE LUJO

¿Por qué nos vuelven locos las telenovelas prémium? La respuesta de tres expertos

De 'Pachinko' a 'This Is Us', pasando por las turcas: proliferan las ficciones que se asoman a los saberes del culebrón sin comprometer su caché de serie de lujo

Foto: Una imagen de la serie 'Pachinko'. (Apple TV+)
Una imagen de la serie 'Pachinko'. (Apple TV+)

En los tiempos acelerados del 'binge-watching', cada vez más series buscan permanecer. Por supuesto, cualquier plataforma daría la mitad de su catálogo por un bombazo puntual como el de 'El juego del calamar', pero al éxito de la serie surcoreana le faltan las virtudes de otro tipo de televisión, diseñada para acompañar y ensamblarse en las vidas de sus espectadores. Las telenovelas saben mucho de eso.

'Soap operas', culebrones… Las distinciones entre los términos tienen que ver sobre todo con su origen geográfico y suelen ser difíciles de sostener, pero la idea que encierran está clara: historias muy serializadas, que conviven con la audiencia durante periodos largos y que suelen llenar ese tiempo con conflictos apasionados y giros rompemandíbulas.

Proliferan últimamente las series prémium que se asoman a los saberes del culebrón

Si hay entre todos esos un tropo especialmente jugoso para el género, es el de las sagas familiares. Pocas cosas como relatar el cauce y los afluentes de unos apellidos a lo largo de las décadas —o de los siglos— se prestan tan bien a la lente de la telenovela, con su potencial para ver a la vez lo nimio de los grandes dramas y la épica de lo cotidiano.

placeholder Un fotograma de 'Pachinko'. (Apple TV+)
Un fotograma de 'Pachinko'. (Apple TV+)

Puede que por esta razón proliferen últimamente las series que, con el objetivo de conectar con el público de formas más profundas, se asoman a estos saberes gastados del culebrón sin renunciar del todo a una valiosa pátina de modernidad. Llamémoslas telenovelas prémium.

"No es nada nuevo que una de las claves del salto que pegó la ficción de calidad fue, precisamente, la de 'telenovelizar' sus tramas", explica Alberto Nahum García, profesor de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Navarra. "Esto permitía privilegiar más las historias de fondo, es decir, las tramas de temporada, por encima de las episódicas".

Un accidentado linaje

'Pachinko', una ficción de Apple TV+ que acaba de emitir su primera temporada, ha sido la última serie de éxito crítico en subirse a este carro. Su visión de la historia de un accidentado linaje surcoreano está llena de pasión y dramatismo, pero se cuida mucho de no comprometer su caché de serie de lujo con exageraciones. El periodista Víctor M. González se apresuró a señalarla, al principio de su emisión semanal, como seria candidata a mejor serie de 2022.

"No creo que 'Pachinko' sea una telenovela prémium", contraargumenta González. "Para mí, tiene más elementos del melodrama clásico. Creo que el desarrollo de personajes y temas es más pausado y matizado de lo que lo sería en un culebrón". ¿Y si fuera el melodrama, entonces, ese puente que buscamos entre el mundo de las series de prestigio y el de las telenovelas?

placeholder Una imagen de 'Pachinko'. (Apple TV+)
Una imagen de 'Pachinko'. (Apple TV+)

"El melodrama es muy versátil, se adapta a los distintos contextos históricos y permite generar empatía", responde Helena Galán, profesora de Comunicación Audiovisual de la Universidad Carlos III de Madrid. "Al fin y al cabo, conecta desde las experiencias emocionales y los argumentos universales con temas como el amor, la familia, el dinero, el poder... Aunque los formatos cambian con el tiempo, la idea de atrapar a los espectadores desde la emoción y con guiones de calidad siempre funciona".

Sin embargo, el caso de 'Pachinko' es más complejo. Puestos a peritar el aura de distinción, ese envoltorio prémium, que rodea a la serie de Apple TV+ y que no tienen las telenovelas al uso, podríamos empezar por su aspecto visual, cuidado al extremo por el videoensayista y cineasta de festivales Kogonada, que dirige la mitad de los episodios. O por la filosofía misma del servicio bajo demanda de Apple, construido en torno a la exclusividad y la experiencia 'deluxe'.

"Las sagas familiares plantean cuestiones que todos hemos enfrentado"

Lo que sí comparte 'Pachinko' con muchas 'soap operas' es el buen ojo para detectar el enorme poder narrativo de las sagas familiares, que nos apelan como pocas otras temáticas. "Al final, las pasiones humanas son muy parecidas en todos lados", recuerda Nahum. "Por eso podemos entrar en algo tan alejado de nuestras coordenadas como 'El juego del calamar' o un 'noir' islandés".

No se puede hablar de familia en la ficción televisiva contemporánea sin traer a colación a la reina de las telenovelas prémium: 'This Is Us'. Al igual que ocurre con 'Pachinko', la serie estrella de NBC confía todo su aparato narrativo al gancho de un clan, el de los Pearson, y a su capacidad de encadenar desdichas durante años.

placeholder El elenco protagonista de la serie 'This Is Us'. (NBC)
El elenco protagonista de la serie 'This Is Us'. (NBC)

"Cualquier saga familiar tiene fuerza porque, si es un buen producto, plantea cuestiones que todos hemos enfrentado: las distintas formas de querer y ser querido, los juegos de poder...", añade el profesor de la Universidad de Navarra. "Es lógico que las sagas familiares resulten tan ricas en conflictos que pueden renovarse una y otra vez, porque la familia es, por definición, un conflicto que se reproduce sin cesar. De una generación a otra, hasta el infinito".

Pese a las similitudes entre ellas, 'This Is Us' y 'Pachinko' guardan también una diferencia crucial: mientras que la última se ha estrenado bajo demanda, la primera lleva emitiéndose desde 2016 en la televisión en abierto norteamericana. Precisamente, Víctor M. González insiste en que, de existir las telenovelas prémium, no serían un fenómeno nacido con el 'streaming'.

Telenovelas de 'prime time'

"Tal vez el ejemplo moderno más relevante que se me ocurre es 'Downton Abbey'", reflexiona el periodista. "Su tratamiento de algunos temas es más cercano a lo que conocemos como telenovelas o culebrones que a los melodramas de época. De hecho, creo que 'Downton Abbey' puso de moda el culebrón de 'prime time' internacionalmente. Después de ella volvió brevemente 'Dallas', en España se hicieron 'Gran Hotel' y 'Velvet'; en Netflix, 'Las chicas del cable' y 'Alta mar'…".

Como apunta Galán, el trasvase entre la 'soap opera' de sobremesa y el drama de 'prime time' ya existía a finales de los años setenta y principios de los ochenta en Estados Unidos, aunque las fronteras entre ellos estaban quizá más claras: "Las 'soap operas' de 'prime time' contaban con mayor presupuesto; eran de emisión semanal, no diaria, y perseguían atraer a un 'target' más amplio, no solo femenino y con mayor poder económico".

placeholder Una imagen promocional de 'Downton Abbey'. (ITV)
Una imagen promocional de 'Downton Abbey'. (ITV)

Este histórico y funcional parecido entre la ficción televisiva de empaquetado prémium y la telenovela, en el presente, se estrella contra un límite claramente demarcado: el dinero. "Aunque haya mimbres similares entre la 'soap opera' y las series de calidad con elementos 'telenovelísticos', la gran diferencia son los medios y la ambición", indica Nahum. "La 'soap opera' es necesariamente más descuidada y apresurada que un melodrama clásico, más repetitiva... ¡porque tiene que llenar un capítulo diario!".

En otras latitudes

La de las telenovelas prémium no es una corriente exclusiva de Estados Unidos. En otras latitudes aparecen también flecos de esta tendencia, como en Turquía. Sin embargo, los 'dizi' o series turcas —una auténtica revolución en las parrillas españolas—, pese a su ostentosa factura, no terminan de encontrar el prestigio que sí se concede a algunos productos occidentales.

"Las columnas vertebrales de sus historias, así como las dinámicas emocionales que despliegan, son muy similares a cualquier telenovela, tanto 'british' como latina", apunta Nahum. "La diferencia aquí tiene que ver con la ostentación y con la novedad de un entorno como Turquía. Es un escenario inédito, con ese punto mediterráneo que no lo hace muy ajeno —como sí pasaría con una telenovela procedente de Japón—, pero al mismo tiempo con esa novedad visual, estética e, incluso, de 'celebrities' que permite una zona a caballo entre Europa y Asia".

placeholder Una imagen de 'Tierra amarga'. (Atresmedia)
Una imagen de 'Tierra amarga'. (Atresmedia)

En el caso de las series turcas, la combinación de la serialidad de la telenovela con el músculo de producción no atrae tanto al espectador distinguido. Lo que descodifica este problema es la noción de capital cultural, que no es otra cosa que la cotización social que nos da, como espectadores, ver unos determinados productos y no otros.

El profesor de la Universidad de Navarra lo aclara: "Igual que las series de televisión de HBO y similares sí se convirtieron, a mediados de la década de los 2000, en un síntoma de sofisticación intelectual, capaz de establecer diálogo entre las élites intelectuales, las series turcas nunca han franqueado esa frontera. Y es posible que nunca lo hagan".

"Dejé de ver 'This Is Us' cuando la noté demasiado 'telenovelística', redundante"

En resumen, el poder de las 'soap operas' para conectar con los espectadores es mayúsculo, y está ahí para quien quiera aprovecharlo. "Se dirigen fundamentalmente a las emociones, por lo que generan fuertes lazos de identificación con la audiencia", cuenta Helena Galán. "Además, están pensadas para no tener fin".

Esa cualidad innata lleva mezclándose con otros géneros y canales prácticamente desde que existe la propia telenovela. "Me parece muy curioso lo que está haciendo Netflix con ciertas series claramente inspiradas en el formato telenovela o culebrón", comenta Víctor M. González. "Una cosa es 'Downton Abbey' y otra 'La reina del flow' o 'Café con aroma de mujer'. Me da la sensación de que estas últimas no necesitan tantos adornos, que están orgullosas del género al que pertenecen".

placeholder Un fotograma de la serie 'La reina del flow'. (Netflix)
Un fotograma de la serie 'La reina del flow'. (Netflix)

En todo caso, la de las telenovelas prémium puede no ser la receta definitiva. "Hay muchas series, como 'This is Us', que perdieron fuelle cuando se alargaron", advierte Nahum. "Yo, por ejemplo, dejé de verla cuando la noté demasiado 'telenovelística', cuando la repetición de sus conflictos y la exacerbación de su sentimentalismo me pareció redundante".

"El capital cultural no es algo fijo", recuerda el profesor a las atrevidas candidatas a telenovela prémium. "Hay series anglosajonas que han ido perdiéndolo por la misma razón por la que las telenovelas, en parte, no lo alcanzan: por su longitud gigantesca".

En los tiempos acelerados del 'binge-watching', cada vez más series buscan permanecer. Por supuesto, cualquier plataforma daría la mitad de su catálogo por un bombazo puntual como el de 'El juego del calamar', pero al éxito de la serie surcoreana le faltan las virtudes de otro tipo de televisión, diseñada para acompañar y ensamblarse en las vidas de sus espectadores. Las telenovelas saben mucho de eso.

Telenovela
El redactor recomienda