Es noticia
Menú
De los Beistegui a los Gil: ¿cuáles son las grandes sagas familiares del deporte español?
  1. Empresas
Muy común en Estados Unidos

De los Beistegui a los Gil: ¿cuáles son las grandes sagas familiares del deporte español?

Clubes como el Real Sporting de Gijón han pasado ya por dos generaciones familiares, aunque la más reconocida es la de los Gil al frente del Atlético de Madrid

Foto: El director general del Atlético, Miguel Ángel Gil Marín. (EFE/Jorge Núñez)
El director general del Atlético, Miguel Ángel Gil Marín. (EFE/Jorge Núñez)

Heredar la empresa familiar puede ser uno de los momentos más complicados de gestionar. Algunas, como BH Bikes, han alcanzado ya su centenario con la misma familia al frente del negocio, los Beitegui. Un relevo generacional prolongado en el tiempo que, si bien ha sido habitual en empresas de moda y retail deportivo, ha sido más complicado en los clubes profesionales, donde menos de una decena está en manos de la misma familia.

Uno de ellos es el Baskonia. Josean Querejeta es una de las personalidades más influyentes dentro del baloncesto español, y su hijo Haritz lleva años como consejero delegado del grupo al frente del negocio. Los Querejeta compraron el 51% del Deportivo Alavés a otra familia en 2011, los Ruiz de Gauna, y dos años más tarde culminó la compra del resto del capital a otra más, los Ortiz de Zárate, poniendo fin a su recorrido en el deporte profesional.

Foto: El Atlético de Madrid ha sido uno de los grandes receptores de inversión extranjera. (Fuente: Atlético de Madrid)

Entre el fútbol y el baloncesto también se mueven los Roig. El dueño de Mercadona se ha centrado en el Valencia Basket y la Fundación Trinidad Alfonso, mientras que su hermano, Fernando, controla el Villarreal CF. Es el hijo de este quien aspira a asumir el relevo en el submarino amarillo, Fernando Roig Negueroles. Al igual que Haritz Querejeta, es consejero delegado del club y lleva años al frente del proyecto junto a su progenitor.

La presencia familiar es mucho más común en otros mercados como Estados Unidos. Las franquicias de la NBA o NFL suelen estar participadas por diferentes miembros de la unidad familiar, donde suelen colocarse los hijos. Uno de los casos más reconocibles es el de los Lakers, donde Jerry Buss eligió a su hijo Jim como sucesor por las tensiones entre su otra hija y actual máxima accionista, Jeannie Buss, y su entonces marido y exentrenador, Phil Jackson.

Esa misma línea de relevo es la que ya se ha producido en el Atlético de Madrid, también con su propia historia de polémicas. Jesús Gil traspasó los poderes a Miguel Ángel Gil Marín, actual consejero delegado. La familia ha esquivado diferentes sentencias judiciales por fraude, y no solo mantiene la mayoría accionarial, sino que ha logrado reflotar al Atleti hasta posicionarlo en la élite europea, migrar del Calderón al Wanda Metropolitano y dar el salto a México y Canadá con franquicias. Tras las últimas ampliaciones de capital, la entidad colchonera está valorada en 980 millones de euros.

Las franquicias de la NBA o NFL suelen estar participadas por diferentes miembros de la unidad familiar, donde suelen colocarse los hijos

También de gran tradición son los Fernández en el Real Sporting. José fue el trigésimo segundo presidente de la entidad asturiana y accedió al accionariado cuando se obligó a los clubes a convertirse a sociedades anónimas deportivas. Actualmente, su hijo Javier Fernández Rodríguez es el presidente. Y en la UD Ibiza son los tres hermanos Salvó, a su vez fundadores de la multinacional Power Electronics, los que lideran el proyecto, hoy en LaLiga Santander.

Si los ejemplos escasean en el fútbol y el baloncesto, principales deportes por audiencia en España, más difícil es encontrarlos en otras ligas. El principal motivo es que, al no ser sociedades anónimas deportivas, no hay un paquete accionarial que controlar y pueda pasar a través de diferentes generaciones. Quien sí parece encaminarse a ello es Eusebio Unzué, otra de las grandes figuras en el área de gestión de entidades deportivas.

El directivo ha admitido en diferentes entrevistas que empieza a vislumbrar el final de su carrera en los despachos. Quien ya ha dado un paso al frente ha sido Sebastián Unzué, su hijo, que lleva ocho años en la escuadra ciclista. Tras especializarse en marketing y comunicación, pasó por la escuela de negocios para preparar el testigo. Desde 2019 es director general del equipo femenino y un año más tarde asumió también la dirección de operaciones de la matriz, Abarca Sports.

placeholder El gerente general del Movistar Team, Eusebio Unzué. (EFE/Guillaume Horcajuelo)
El gerente general del Movistar Team, Eusebio Unzué. (EFE/Guillaume Horcajuelo)

Más común es encontrar ejemplos de relevos familiares en empresas del retail o la fabricación de bicicletas. El caso más emblemático es el de la familia Beitegui, fundadora de BH Bikes y BH Fitness que, de hecho, nació con el nombre de Beistegui Hermanos, por sus tres impulsores: Cosme, Domingo y Juan. Inicialmente dedicada a la fabricación de armas, tras la Primera Guerra Mundial se reposicionó para sobrevivir en la industria de Éibar hacia el sector de las bicicletas. Javier Beistegui pertenece a la última generación que ha asumido el relevo y que ha llevado al grupo a alcanzar su récord de facturación pese a la pandemia.

En otro escalón se sitúan otras grandes marcas españolas como Luanvi. Fundada en 1970 en Paterna (Valencia), heredó las siglas de sus tres fundadores (Luis, Antonio y Vicente). Es este último quien sigue al frente del negocio y su hijo, Javier Tarancón, se prepara para coger el relevo a corto plazo. De momento ya gestiona la operativa y es el director de patrocinios de la marca, a expensas de asumir más responsabilidades en los próximos años.

Más vueltas ha dado la marca catalana Munich, nacida en 1939 de la mano de Luis Berneda. En 2012 Xavier y David, encargados de relanzar la marca, anunciaron su salida de la compañía por las disputas internas por el control de la compañía. Apenas seis meses más tarde regresaron tras comprar el 50% del capital en posesión de otra rama familiar alejada de la gestión y el propio Xavier prepara ya su sucesión a fuego lento. De hecho, en la compañía existe un protocolo que regula la sucesión para evitar nuevas disputas.

Heredar la empresa familiar puede ser uno de los momentos más complicados de gestionar. Algunas, como BH Bikes, han alcanzado ya su centenario con la misma familia al frente del negocio, los Beitegui. Un relevo generacional prolongado en el tiempo que, si bien ha sido habitual en empresas de moda y retail deportivo, ha sido más complicado en los clubes profesionales, donde menos de una decena está en manos de la misma familia.

Fernando Roig Empresa familiar José Antonio Querejeta Cotizalia Sports Miguel Ángel Gil Marín
El redactor recomienda