POR LA TEMPERATURA DE LOS OCÉANOS

El 60% de los peces podría desaparecer a causa de la crisis climática

Un aumento de la temparatura global de cinco grados, esperado para 2100, sería mortal para ellos

Foto: Peces muertos en la playa del Mar Menor (Murcia). Foto: FE Archivo Marcial Guillén
Peces muertos en la playa del Mar Menor (Murcia). Foto: FE Archivo Marcial Guillén

Los peces corren un riesgo mucho mayor del que se pensaba a causa del cambio climático. Investigadores internacionales han demostrado que los embriones de estos animales y los adultos que desovan son más susceptibles al calentamiento de los océanos y que no podría sobrevivir el 60%.

Anteriormente, se pensaba que sólo el cinco por ciento de las especies de peces tendrían dificultades para hacer frente a un alza de cinco grados de la temperatura global, algo que se estima para el año 2100, pero eso se basaba en el análisis de los peces adultos solamente.

Ahora, un nuevo análisis de un equipo internacional de investigadores alerta de que hasta el 60% de las especies de peces de todo el mundo serían incapaces de hacer frente a las temperaturas en su zona geográfica si se tienen en cuenta las diferentes etapas de su vida. Incluso si la humanidad cumple el difícil objetivo del acuerdo de París de mantener el calentamiento en 1,5°C, sería demasiado caliente para el diez por ciento de los peces.

Embriones y reproductores, olvidados

"Los peces son muy importantes para la nutrición humana, por lo que este estudio constituye un fuerte argumento para proteger nuestros ecosistemas y ambientes naturales", explica a New Scientist Hans-Otto Pörtner, del Instituto Alfred Wegener en Bremerhaven, Alemania, parte del equipo de investigadores.

Incluso con un aumento de la temperatura más moderado, 1,5ºC, el 10 por ciento de los peces no sobreviviría

En el estudio, que se publica en la revista científica 'Science', se analizó la literatura científica existente sobre la tolerancia al calor de 694 especies de peces de agua dulce y marina.

El equipo tuvo en cuenta las diferencias entre los adultos, larvas y embriones que desovan y los que no lo hacen. Se encontró que los desovadores y los embriones hacen frente a una diferencia mucho menor entre las temperaturas mínimas y máximas, en promedio 7,2°C y 8,4°C respectivamente, que el rango de 27,5°C para los adultos. "Esto arroja luz sobre una fase de la vida que ha sido en gran medida ignorada", añade Pörtner.

La principal razón por la que los embriones y los reproductores son menos tolerantes al calentamiento de los océanos se debe a sus mayores necesidades de oxígeno. El oxígeno es más soluble en aguas frías y menos en aguas cálidas.

Desafortunadamente, se espera que los mares se calienten demasiado rápido para que haya posibilidades de adaptación evolutiva. Aunque los peces pueden desplazarse a regiones más frías, no siempre se dispone de nuevos lugares de desove adecuados.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios