Es noticia
Menú
Engaños, 'súpercañones' y misiles: los últimos movimientos de Rusia hacen temer lo peor
  1. Tecnología
¿Más cerca de la declaración de guerra?

Engaños, 'súpercañones' y misiles: los últimos movimientos de Rusia hacen temer lo peor

Lejos de reducirse la tensión, los nuevos movimientos rusos van solo en una dirección: concentrar más soldados, armas y material. Lo mismo está ocurriendo en el otro bando

Foto: Pieza autopropulsada 2S7M Malka. (Mil.ru)
Pieza autopropulsada 2S7M Malka. (Mil.ru)

Nadie da un paso atrás en Ucrania. Lejos de reducirse la tensión, los nuevos movimientos rusos van solo en una dirección: concentrar más soldados, armas y material. Ocurre lo mismo en el otro bando. Desde las imágenes de ciudadanos ucranianos adiestrándose para el combate con armas de mentira, un gesto más propagandístico que efectivo, a los envíos de armas y material, pasando por las nuevas maniobras de la OTAN o las declaraciones de Biden pidiendo a los ciudadanos estadounidenses abandonar Ucrania. La pregunta es si todos estos cambios son más de lo mismo, o son el preludio de las temidas acciones militares.

La acumulación de efectivos en las áreas fronterizas y próximas a Ucrania no cesa. Ya se habla de una concentración de batallones acorazados suficiente como para iniciar acciones militares, a la vez que se han detectado importantes movimientos muy significativos. Entre ellos, se sabe de grandes núcleos logísticos a retaguardia, hospitales de campaña y hasta el envío de sangre y plasma. Esto no se hace por unas simples maniobras, por muy programadas y anunciadas que estuvieran.

Foto: Cazacarros BMPT Terminator. (Mil.ru)

En el plano estratégico, la posibilidad de un ataque por el norte, al oeste del Dnieper, como ya explicamos aquí, cobra cada vez más fuerza. Ucrania, de hecho, ha iniciado unas importantes maniobras en el área de Pripiat – Chernobyl, una zona todavía con altos índices de radiación tras el desastre nuclear de 1986.

¿Amenaza real o 'maskirovka'?

Otro de los lugares donde últimamente se ha visto mucho trasiego de vehículos es el área de Kursk. De nuevo, el lugar donde en 1943 se dio la mayor batalla de carros de combate de la historia, sigue siendo escenario de traspasos masivos de material. Ahora, por ejemplo, se han difundido vídeos de largos convoyes de camiones góndola, transportando blindados en los alrededores de Korenevo, muy cerca de la frontera ucraniana y al norte de Járkov. En los vídeos se ven transportes de tropas MT-LB, el antecesor de los nuevos BMP, un vehículo de la época soviética, ya superado, existente en grandes cantidades, pero asignado a unidades de reserva.

Esto nos hace pensar que no se trata de tropas de élite y este despliegue, en la zona central del escenario, podría ser una táctica de engaño, una parte de la conocida como 'maskirovka' (маскировка: camuflaje, ocultación), término con el que los rusos denominan a un conjunto de acciones tendentes a engañar al enemigo, a hacerle dudar y que no sepa a qué atenerse.

Este arte del engaño —que los rusos dominan a la perfección— no solo consiste en traslados de tropas. La 'maskirovka' es un conjunto de acciones muy elaboradas y coordinadas entre sí que incluyen declaraciones políticas, noticias preparadas, informaciones filtradas, desinformación en redes e incluso el despliegue de falsas unidades de combate, con blindados, lanzaderas de misiles o puestos de mando simulados, algunos de ellos elaborados con señuelos hinchables.

Todos estas decisiones siembran dudas, y ese es su objetivo. Podría tratarse de una concentración real preparatoria de un ataque por la zona central ucraniana o una maniobra de diversión, con el objetivo de fijar tropas enemigas en esa parte del territorio mientras los verdaderos ataques se producen al norte, hacia Kiev y al sur, por Donbass y Crimea. Nos hemos acostumbrado a ver vídeos de trenes, convoyes militares y tropas, difundidos por las redes y aparentemente sin ningún tipo de control. Es cierto que unos movimientos de tropas y material tan importantes son imposibles de ocultar, pero en un país con tal experiencia en manejo de redes e información, ¿y si, al menos en parte, vemos solo lo que quieren que veamos?

Más y más artillería

Hay otros signos de que los preparativos se están acelerando a un ritmo mayor que hasta ahora. Por ejemplo, en uno de los centros de concentración de unidades —de los que ya les hablábamos a mediados de diciembre— situado en Yelnya, una ciudad a unos 260 km de la frontera norte de Ucrania, se han detectado movimientos importantes. Según la CNN y basándose en imágenes de satélite, buena parte del material blindado acumulado se habría movido hacia zonas más próximas a la frontera, a menos de 100 km de la misma. Son elementos del 41 Ejército de Fuerzas Combinadas, unas tropas basadas en Siberia que llevan desplazadas desde la primavera del año pasado.

placeholder Plataformas de lanzamiento de misiles K-300P Bastion-P. (Mil.ru)
Plataformas de lanzamiento de misiles K-300P Bastion-P. (Mil.ru)

Más detalles. Dentro del trasiego y concentración de grupos (batallones) de artillería, se han detectado piezas de artillería pesada autopropulsadas en Veselaya Lopan, una pequeña ciudad al suroeste de Bélgorov, a unos 30 km de la frontera y tan solo a 60 km de Járkov. Estas piezas no son artillería 'corriente'. Se trata de los obuses autopropulsados 2S7 Pion o su versión modernizada 2S7M Malka. Son unos 'súpercañones' de 203 mm, un calibre que ya casi nadie utiliza y de los más grandes del mundo, que proceden de la época soviética.

Como pieza autopropulsada, consiste en un chasis similar al de un carro de combate que lleva en su parte superior un montaje abierto con el cañón de 203 mm. Tal calibre permite un alcance enorme de más de 50 km (con munición asistida), por lo que su empleo es muy diferente del mortero autopropulsado Tyulpan de 240 mm, cuyo alcance es de 10 km. Es además una pieza muy especial, pues es capaz de disparar proyectiles de 130 kg y con cabeza nuclear táctica.

Calibres tan grandes se han dejado de utilizar en la mayoría de los ejércitos, sobre todo debido a los problemas logísticos que suponen. Para hacernos una idea, cada pieza 2S7 necesita un vehículo especial de apoyo, además de una dotación de 7 artilleros. En la propia pieza tan solo se llevan cuatro proyectiles más otros cuatro en el vehículo de apoyo, por lo que constantemente necesita de su cadena de aprovisionamiento. También su cadencia de tiro es lenta, aunque lo compensa con su enorme alcance, que le permite hacer dos disparos y cambiar de emplazamiento antes de que el primer proyectil llegue al objetivo.

Movimientos navales: misiles y buques

Otro teatro de operaciones que está tomando tintes preocupantes es el naval. Rusia está movilizando muchos buques para hacer que converjan en el mar Negro, siempre con la justificación de unas "anunciadas maniobras". El despliegue es para tomarlo muy en serio. Hace unas semanas les explicamos cómo era el despliegue naval ruso en el mar Negro, con su potente crucero Moskva de la clase "Slava", sus buques de escolta y su flotilla de submarinos. Pero ahora hay mucho más.

Crucero ruso Marshal Ustinov, de la clase

Un grupo naval de superficie ha cruzado el Estrecho de Gibraltar hace unos días y navega adentrándose en el Mediterráneo. Lo componen el crucero Marshal Ustinov, también de la clase "Slava", acompañado de un petrolero (podría ser el Vyazma) y a los que se unirán (si no lo han hecho ya) al menos dos destructores. Pero a esto hay que añadir que el otro gran crucero de la misma clase que los anteriores, el Varyag, acompañado de un destructor, zarpó hace unos días del puerto de Tartus, en Siria, a donde había llegado a principios de febrero desde su base en Vladivostok, en el Pacífico. Además de todo esto, hay varios submarinos de la clase Kilo patrullando por el Egeo y se espera que alguno atraviese el Bósforo para entrar en el mar Negro.

Es decir, los tres buques más potentes de la flota rusa, cada uno con base en una de sus tres zonas de interés, Atlántico Norte, mar Negro y Pacífico, se han concentrado en el escenario del Mediterráneo oriental y mar Negro. Saquen sus propias conclusiones.

Para rematar las preocupaciones occidentales, el anuncio ruso de esas "importantes" maniobras ha traído aparejado el cierre de una enorme superficie del mar Negro y del mar de Azov, algo que es legal, pero muy agresivo si se hace cerrando así toda la costa ucraniana. No es tampoco signo de rebajar la tensión el despliegue a lo largo de la costa de Novorosíisk, de Crimea y de Tartus (Siria) de baterías móviles de misiles K-300P Bastion-P, unos misiles antibuque de fácil y rápido despliegue al transportarse en plataformas de camión. El Bastion-P es un enorme misil de unas tres toneladas de peso, con un alcance de 350 km contra objetivos navales. Su guiado es inercial y mediante radar activo y pasivo y es una verdadera amenaza para cualquier grupo naval enemigo, pues cada batería incluye cuatro lanzadores con dos misiles cada uno.

Mientras tanto, la OTAN...

En occidente la preocupación crece y también se mueve ficha. España ya ha enviado cuatro aviones Eurofighter del Ala 14 a la base de Graf Ignatievo en Bulgaria, en apoyo a las misiones de Policía Aérea. Estados Unidos sigue enviando tropas a Europa, donde cerca de 3.000 efectivos se están desplegando y además está realizando importantes movimientos aéreos. Por ejemplo, se han enviado F-15E Strike Eagles, pertenecientes a la 4th Fighter Wing con base en Seymour Johnson (Carolina del Norte).

placeholder Carros de combate Abrams durante unos ejercicios en el campo de Adazi (Letonia). (US Army)
Carros de combate Abrams durante unos ejercicios en el campo de Adazi (Letonia). (US Army)

Estos peligrosos aviones de ataque se despliegan en la base de Amari (Estonia), donde volarán junto a los F-16 belgas que ya estaban allí desplegados. Por su parte, en unos días, Dinamarca enviará sus F-16 a Lituania, que se basarán en Siauliai. Lo último, se ha sabido que el 10 de febrero varios bombarderos B-52 salieron de sus bases en Estados Unidos camino del Reino Unido, en lo que parece una de sus 'rutinarias' misiones de adiestramiento.

Por lo demás, diversas ayudas siguen llegando a Ucrania, como el envío de un importante lote de misiles antiaéreos de corto alcance GROM-M "Piorun" por parte de Polonia. Un país muy comprometido con la causa, algo que no sorprende pues parece que la preocupación es directamente proporcional a la cercanía al conflicto. El misil GROM-M es de fabricación polaca y del tipo de los denominados "MANPADS", acrónimo de "Man-Portable Air-Defense System", misiles ligeros de guiado infrarrojo, fáciles de manejar y con un alcance de poco más de 6 km. Algo muy peligroso para aviones y helicópteros de ataque en vuelo bajo.

Para finalizar, ante las múltiples maniobras rusas, la OTAN también hace las suyas y ahora están a punto de finalizar unos ejercicios invernales que se llevan a cabo en las inmediaciones de Tapa (Estonia), a escasos 100 km de la frontera rusa y con la participación de unos 1.500 efectivos del Reino Unido, Francia y Estonia. Unas maniobras en las que se ha puesto énfasis en la lucha contracarro y actividad de zapadores e ingenieros. Justo lo que se necesitaría para frenar una ofensiva de fuerzas acorazadas.

Nadie da un paso atrás en Ucrania. Lejos de reducirse la tensión, los nuevos movimientos rusos van solo en una dirección: concentrar más soldados, armas y material. Ocurre lo mismo en el otro bando. Desde las imágenes de ciudadanos ucranianos adiestrándose para el combate con armas de mentira, un gesto más propagandístico que efectivo, a los envíos de armas y material, pasando por las nuevas maniobras de la OTAN o las declaraciones de Biden pidiendo a los ciudadanos estadounidenses abandonar Ucrania. La pregunta es si todos estos cambios son más de lo mismo, o son el preludio de las temidas acciones militares.

Conflicto de Ucrania Misiles Ucrania OTAN Crimea Reino Unido
El redactor recomienda