Londres contesta a Berlín: la vacuna de AstraZeneca-Oxford es eficaz para mayores
  1. Mundo
  2. Europa
hay menos datos, pero es segura

Londres contesta a Berlín: la vacuna de AstraZeneca-Oxford es eficaz para mayores

Reino Unido asegura que la vacuna británica es eficaz en todos los grupos de edad, después de que expertos alemanes hayan recomendado que no se administre a personas mayores de 65 años

placeholder Foto: La vacuna británica de AstraZeneca. (Reuters)
La vacuna británica de AstraZeneca. (Reuters)

La vacuna británica de AstraZeneca-Oxford se ha convertido en el símbolo de una gran disputa con tintes nacionalistas entre la Unión Europea y Reino Unido, en medio de una pandemia que ha dejado ya más de dos millones de muertos en todo el mundo. En la era pos Brexit, el enfrentamiento ya no es solo por los suministros de las dosis, sino por las dudas planteadas por Alemania este jueves sobre su efectividad para los mayores, los más afectados por el covid-19.

Reino Unido -el primer país europeo en superar esta semana la trágica barrera de los 100.000 muertos por coronavirus- ha respondido a Berlín que la vacuna británica es eficaz en todos los grupos de edad, después de que expertos que asesoran al Gobierno de Angela Merkel hayan recomendado que no se administre a personas mayores de 65 años por evidencia científica “insuficiente”.

Foto: Vacuna de AstraZeneca. (Reuters)

El laboratorio anglo-sueco de AstraZeneca admite que, por imposición de los científicos de Oxford -con los que trabajaron conjuntamente- se tardó en usar la inyección con estos grupos de edad durante el ensayo. Los datos relativos a los mayores de 65 son, por tanto, menores, pero defiende que la eficacia sigue siendo “alta”. “En los ensayos de AstraZeneca hubo muy pocos casos en personas mayores como para observar niveles precisos de protección en este grupo, pero los datos sobre las respuestas inmunitarias fueron muy tranquilizadores”, dijo la jefa de Inmunización de la Agencia de Salud Pública del Reino Unido, Mary Ramsay, en un comunicado.

En este sentido, la autoridad de Salud Pública británica agregó que “tanto la vacuna de AstraZeneca como la de Pfizer/BioNTech son seguras y proporcionan altos niveles de protección contra el covid-19, especialmente contra la enfermedad grave”. “El riesgo de enfermedad grave y muerte aumenta exponencialmente con la edad: la prioridad es vacunar al mayor número posible de personas vulnerables con cualquiera de las dos vacunas, para proteger a más personas y salvar más vidas”, argumenta.

Poca información disponible

En su momento, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido detalló en su informe al aprobar la vacuna de AstraZeneca a finales del año pasado que había “poca información disponible sobre la eficacia en participantes de 65 años o más, aunque no hay nada que sugiera falta de protección”. Está previsto que la Agencia Europea del Medicamento emita su recomendación sobre la vacuna británica este viernes. Aunque su directora, Emer Cooke, avanzó ya este martes en el Parlamento Europeo que los ensayos que había sido remitidos a la institución sobre la efectividad incluyen una cantidad “muy pequeña” de población mayor.

Todos los reguladores y expertos de diferentes países han estado analizando los mismos datos sobre la vacuna Oxford-AstraZeneca. Esos datos provienen de ensayos clínicos, donde participaron menos mayores que jóvenes. Esto se debe a que los científicos comenzaron primero con voluntarios más jóvenes para obtener resultados lo más rápido posible, dada la urgencia de averiguar si la vacuna funcionaría para luchar contra el SARS-CoV-2.

“Los científicos que llevaron a cabo los ensayos siempre han sido francos al respecto. Pero los estudios muestran que las personas mayores de 65 años tienen una fuerte respuesta inmunitaria a la vacuna. Después de recibir las inyecciones, presentan los anticuerpos necesarios para combatir el coronavirus”, señala la corresponsal sanitaria de la BBC, Michelle Roberts.

Foto: Un cargamento con vacunas llega a  Bulgaria. (EFE)

Reino Unido lleva utilizando la vacuna de AstraZeneca desde el pasado mes de diciembre y, según el Gobierno de Boris Johnson, van “en camino de lograr la meta de ofrecer una primera dosis a todos los incluidos en los grupos prioritarios (mayores de 70 años, sanitarios y personal de residencias) para mediados de febrero”.

La polémica entre Londres y Berlín, se suma a la protagonizada entre la Comisión Europea y AstraZeneca por los retrasos previstos en las entregas de las dosis. Durante esta semana, Bruselas ha llegado a sugerir a la farmacéutica que envíe a su territorio vacunas fabricadas en Reino Unido para cumplir con las obligaciones del contrato que firmaron, después de que el pasado viernes la compañía anunciara de forma repentina a la Comisión Europea que no podrá entregar la cantidad de dosis prevista inicialmente.

No obstante, Michael Gove, el que a efectos prácticos es vice primer ministro británico, ha recalcado este jueves que Reino Unido no compartirá sus 100 millones de dosis con la UE. Cuestionado sobre esta posibilidad en una entrevista con la BBC, el 'tory' ha respondido con un “no” rotundo y ha añadido que los suministros de vacunas “que se han planificado, pagado y programado deben seguir”. “No habrá ninguna interrupción (...) sigue siendo nuestra prioridad vacunar a los más vulnerables en Reino Unido”, matizó.

Comisión Europea Unión Europea Coronavirus Brexit Vacunación Angela Merkel Reino Unido Parlamento Europeo