La UE mantiene el pulso a AstraZeneca: pide un plan y critica su falta de claridad
  1. Mundo
  2. Europa
REUNIÓN CONSTRUCTIVA

La UE mantiene el pulso a AstraZeneca: pide un plan y critica su falta de claridad

La Comisión Europea señala que su prioridad es reconducir el acuerdo con AstraZeneca por encima de tomar medidas legales: “Las dosis las necesitamos ahora, no dentro de dos años”

placeholder Foto: La vacuna de AstraZeneca. (EFE)
La vacuna de AstraZeneca. (EFE)

La guerra abierta entre AstraZeneca y la Comisión Europea ha alcanzado este miércoles un nuevo pico de tensión desde que el pasado viernes la farmacéutica anunciara que no iba a poder cumplir con el número de dosis de la vacuna contra el coronavirus que tenía comprometidas con la Unión Europea. Por la mañana, el Ejecutivo comunitario anunciaba que AstraZeneca había decidido no acudir a la reunión que estaba programada para este miércoles. La farmacéutica lo desmintió a las pocas horas.

Finalmente, el encuentro se ha celebrado esta tarde, pero solamente después de una nueva tanda de golpes bajos y acusaciones entre las dos partes que siguen la estela de una guerra sucia que comenzó hace ya tres días. AstraZeneca había comunicado el martes que no participaría en el encuentro de este miércoles y proponía posponerlo. Bruselas, ya en pleno pulso público, ha acusado a la farmacéutica de dejarla plantada, lo que ha obligado a la compañía a retractarse y decidir acudir al encuentro, algo que ha hecho el CEO de la compañía. Stella Kyriakides, comisaria de Salud, ha calificado la reunión de "constructiva", pero ha señalado que sigue faltando claridad por parte de la empresa.

"La UE permanece unida y firme. Deben cumplirse las obligaciones contractuales, las vacunas deben entregarse a los ciudadanos de la UE", ha señalado la comisaria tras el encuentro. "Lamentamos la continua falta de claridad en el cronograma de entrega y solicitamos un plan claro a AstraZeneca para la entrega rápida de la cantidad de vacunas que reservamos para el primer trimestre. Trabajaremos con la empresa para encontrar soluciones y entregar vacunas rápidamente a los ciudadanos de la UE", ha concluido la chipriota.

Foto: Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. (EFE)

La guerra entre AstraZeneca y la Comisión Europea era ya completamente pública este miércoles por la mañana. Era el desenlace de tres días de golpes bajos y tensión alta desde que el lunes Kyriakides sugiriera que la empresa estaba vendiendo a otros países las dosis comprometidas a la Unión Europea. En una demostración de cómo ha aumentado la escalada, este miércoles una fuente comunitaria se mostraba todavía más contundente al ser preguntada por esta cuestión. “La información de aduanas no miente. Puedo ver que las dosis han sido enviadas a muchos países”, ha explicado la fuente. Kyriakides ha profundizado en este mensaje en un rueda de prensa este miércoles por la tarde: “Ninguna empresa debería tener la ilusión de que no sepamos lo que está ocurriendo”. "Tenemos conocimiento de la producción de las dosis, dónde se produjeron y, si se han enviado a algún lugar, dónde están", ha señalado la chipriota, que ha pedido a la fermacéutica que, por lo tanto, sea transparente de forma voluntaria.

Además, Bruselas ha pedido a los Estados miembros activar el mecanismo de transparencia de exportaciones para que cualquier farmacéutica que quiera exportar dosis de su vacuna tenga que notificarlo por adelantado. Desde algunas capitales se sugiere ir más allá y controlarlas de forma directa, como por ejemplo ha hecho el ministro de Salud alemán. Kyriakides ha insistido, sin embargo, en que lo que propone Bruselas "no es una prohibición de exportación".

Foto: Una sanitaria con una vacuna en Montpellier, Francia. (EFE)

Otra fuente ha señalado que cualquier acción legal es secundaria, ya que es el camino más largo y el menos útil para lo que quiere la Comisión Europea: las vacunas. “Las dosis las necesitamos ahora, no dentro de dos años”, ha señalado la fuente, que ha explicado así que la prioridad de Bruselas es encontrar con AstraZeneca una solución que permita que la farmacéutica entregue las dosis comprometidas.

placeholder Sede de la Comisión Europea en Bruselas. (EFE)
Sede de la Comisión Europea en Bruselas. (EFE)

Pero, por el momento, la empresa no cumple con las dos preguntas que le hace Bruselas: ¿qué ha pasado y cómo va a resolverse? “No nos han contado cuál es el problema real. Nos han dicho que había un problema en una de las plantas, pero hay más plantas. La historia es inconsistente. Hemos tenido muchas versiones sobre cuál es el problema, incluso varias versiones entre distintos miembros del equipo” de AstraZeneca, ha asegurado una fuente comunitaria, que, por otro lado, ha señalado que es urgente que la farmacéutica explique cómo va a cumplir con su compromiso. “No estamos teniendo claridad sobre el camino a partir de ahora”, ha señalado. Tras el encuentro con la compañía, Bruselas tampoco ha encontrado las respuestas a sus preguntas.

¿Cuál es la fecha clave para que AstraZeneca encuentre una solución? “Mi fecha límite fue ayer. Necesito que el problema se resuelva ya”, ha explicado una alta funcionaria europea. “Cuando tienes agua saliendo de la cañería la fecha límite es ahora”, ha zanjado. Está previsto que la vacuna de AstraZeneca reciba la luz verde de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) este viernes.

Nuevos choques

Además, la Comisión Europea ha solicitado a AstraZeneca que haga público el contrato que firmó con el Ejecutivo comunitario. ¿La razón? Consideran que la compañía ha empezado a hacerlo público al haber citado el CEO de la compañía, Pascal Soriot, varios de sus artículos en una entrevista publicada este miércoles por algunos medios europeos. Ahora piden que se entregue de forma íntegra al público. Hasta ahora, la Comisión Europea se había mostrado muy celosa en la protección de la confidencialidad de los acuerdos. En concreto, Soriot ha hecho hincapié en que la compañía se había comprometido únicamente a hacer su "mayor esfuerzo" por cumplir con los objetivos trimestrales de entrega de vacunas. La Comisión Europea recuerda que adelantó parte de los pagos del contrato para que la empresa pudiera acelerar la producción antes de la luz verde de la EMA.

En esa entrevista Soriot explica también que en el contrato las fábricas de AstraZeneca en el Reino Unido fabrican de forma preferente para ese país. Pero la Comisión Europea lo desmiente. “No es lo que aparece en el contrato. De las cuatro plantas (que producirían vacunas como parte del trato), dos de ellas están en el Reino Unido”, ha señalado una fuente comunitaria, que explica que un fallo en una sola fábrica, la presente en Bélgica, no justifica el retraso masivo. Por lo tanto, señalan desde el Ejecutivo comunitario, las dos fábricas británicas deben producir también para la Unión Europea. No son dos líneas de producción separadas. Este ha sido otro de los puntos de discusión de la reunión de esta noche: si es necesario que para cumplir con el contrato con Bruselas la empresa envíe al continente dosis producidas en el Reino Unido debe hacerlo, porque esas fábricas forman parte del pacto. La empresa asegura que, por su parte, tiene un acuerdo con Londres por el que tienen acceso preferente a las dosis producidas en las plantas británicas.

placeholder Stella Kyriakides, comisaria de Salud. (EFE)
Stella Kyriakides, comisaria de Salud. (EFE)

Kyriakides ha comparecido ante los medios este miércoles por la tarde, antes del encuentro con la farmacéutica, y ha respondido también a otras de las acusaciones AstraZeneca, que ha explicado que firmó su contrato con el Reino Unido varios meses antes que con la Comisión Europea. "Rechazo la lógica de que el primero en llegar es el primero en ser servido. Eso puede funcionar en la carnicería del barrio, pero esto es un contrato", ha señalado la chipriota, que ha recordado que si la farmacéutica quería entregar antes sus vacunas a Londres por haber cerrado un contrato con su Gobierno, primero debería de haberlo especificado con una cláusula en el contrato con la Comisión Europea, algo que no hizo.

De no resolver la situación, el recorte en la entrega de dosis sería enorme, según la misma fuente. AstraZeneca les comunicó el viernes que harían entrega de “un cuarto de lo que debería entregarse”. “Eso es inaceptable”, explica la fuente, que muestra su desencanto con una vacuna que “se suponía que era la primera” y la más masiva. “Tuvimos suerte con Pfizer”, explica la persona implicada, ya que es hoy por hoy la principal vacuna en la Unión Europea. Además, la tensión entre Astrazeneca y Bruselas puede trasladarse a un plano diplomático, con un choque entre los Veintisiete y el Reino Unido por el acceso a las dosis producidas en territorio británico.

Además, Bruselas recuerda que ya hubo problemas con la vacuna de Pfizer y BioNtech. "Hubo problemas hace dos semanas y lo hemos resuelto", ha señalado Kyriakides, que ha pedido a AstraZeneca "que sean tan abiertos y transparentes" como sus competidores para poder resolver de forma rápida la crisis.

Unión Europea Comisión Europea Industria farmacéutica Coronavirus
El redactor recomienda