ES CASI UNA POR SEMANA

El Reino Unido tiene un problema: 300 enfermeras se han suicidado en 7 años

El estrés, el agotamiento por la carga excesiva de trabajo y una "cultura tóxica" que no permite a las profesionales hablar de su salud mental, principales causas

Foto: Las cifras son alarmantes: casi un suicidio por semana durante siete años (Reuters/Regis Duvignau)
Las cifras son alarmantes: casi un suicidio por semana durante siete años (Reuters/Regis Duvignau)

Las cifras son de la Oficina Nacional de Estadísticas británica y no mienten: 305 enfermeras se han quitado la vida en los últimos siete años en el Reino Unido. A una media de casi 45 profesionales cada año, prácticamente una cada semana, y no parece que los números vayan a bajar. Y si buscamos el año récord, ése fue 2014: se suicidaron 54 enfermeras.

No es de extrañar que haya grupos de ayuda a este colectivo en las redes sociales, que intentan poner freno a un problema de enorme magnitud. Así aparece ‘Apoyo para enfermeras, matronas y personal de primera línea’, una plataforma de Facebook que da apoyo a las profesionales y reúne consejos para quienes tienen que lidiar día a día con el dolor ajeno: “La presión está llegando a ser demasiado para muchas de nosotras”.

El Colegio Real de Enfermería británico achaca el problema a la falta de orientación en el trabajo y el empeoramiento de las condiciones. Su directora, Donna Kinnair, asegura al diario Metro que "el personal de enfermería experimenta altos niveles de estrés, escasez de trabajadores y largas horas de trabajo”.

Problemas mentales

Las enfermeras tienen que lidiar habitualmente con familias que han perdido a seres queridos, personas que quedan en sillas de ruedas después de sufrir accidentes y todo tipo de situaciones límite, lo que les afecta directamente, Según Kinnair, las enfermeras se quejan de que "sus empleadores no les hacen caso o ignoran los problemas de salud mental”.

La media es de casi 45 profesionales cada año, prácticamente un suicidio cada semana

Un estudio ha revelado que esta profesión tiene un riesgo de suicidio mayor que el de otros trabajadores y la directora del colegio de enfermería señala que "tanto el gobierno como todos los cuerpos del Sistema Nacional de Salud británico (NHS) deben analizar detalladamente por qué las enfermeras tienen más probabilidades de quitarse la vida que sus homólogos masculinos".

Las profesionales culpan de esta trágica situación al estrés y al agotamiento que provoca un NHS sobrecargado de trabajo, pero también a una "cultura tóxica" que no permite a las enfermeras hablar de su salud mental: "Ellas creen que deben hacer frente a todo, pero tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para apoyarlas”, sentencia Donna Kinnair.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios