Es noticia
Menú
Francia, Alemania e Italia invocan la unidad en Kiev y alejan el miedo a la fatiga occidental
  1. Mundo

Francia, Alemania e Italia invocan la unidad en Kiev y alejan el miedo a la fatiga occidental

Los líderes europeos han ofrecido a Ucrania su respaldo para que el país se convierta "en candidato inmediato" a entrar en la Unión Europea

Foto: El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski (c), el presidente francés, Emmanuel Macron (2d), el canciller alemán, Olaf Scholz (d), el primer ministro italiano, Mario Draghi (2i), y el presidente rumano, Klaus Iohannis. (Reuters/Valentyn Ogirenko)
El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski (c), el presidente francés, Emmanuel Macron (2d), el canciller alemán, Olaf Scholz (d), el primer ministro italiano, Mario Draghi (2i), y el presidente rumano, Klaus Iohannis. (Reuters/Valentyn Ogirenko)

Justo cuando el presidente francés, Emmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro italiano, Mario Draghi, llegaban a la sede presidencial del Gobierno ucraniano en Kiev, empezaron a sonar las alarmas antiaéreas. Una señal ominosa, todavía muy habitual en una ciudad que intenta recuperar poco a poco la normalidad tras casi cuatro meses desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero.

Más de 100 días han tardado los líderes de las principales economías de la Unión Europea en visitar Ucrania; pero que cuando lo han hecho, ha sido en forma de un serio espaldarazo político a Kiev y un mensaje de unidad comunitaria en un momento crítico del desarrollo de la guerra, con las primeras señales de fatiga occidental.

En Kiev, adonde han llegado este jueves tras 12 horas de tren nocturno desde Polonia, y acompañados también por el presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, los líderes europeos han ofrecido a Ucrania su respaldo para que el país se convierta "en candidato inmediato" a entrar en la Unión Europea, una petición constante por parte de Kiev. “Los cuatro apoyamos el estatus de candidato inmediato para ser miembro” de la UE, ha asegurado Macron en rueda de prensa en Kiev.

Un mensaje al mundo de apoyo colectivo europeo en un momento donde en Kiev se ve con preocupación que el estancamiento de la guerra en el este, donde Ucrania pierde cerca de 200 soldados al día bajo la fuerte artillería rusa, pueda acabar generando fatiga occidental. “Ucrania pertenece a la familia europea”, ha defendido Scholz, en la misma línea de Macron, que ha catalogado la visita como “un mensaje de unidad europea hacia los ucranianos”.

De los tres líderes europeos que han visitado Kiev, criticados por ser, dentro de la UE, los que más contactos han mantenido en las últimas semanas con Vladímir Putin, Macron ha sido el que más ha intentado resarcirse, especialmente desde que Zelenski relató las presiones para que Ucrania cediera en las negociaciones y así salvar la cara de Vladímir Putin “sin humillarlo”. Macron insistió en que cualquier cronograma para la paz estaría en manos de Ucrania, y Scholz dijo que apoyaba la idea, expresada también por Macron, de que “Rusia no puede imponer un camino hacia la paz, no puede salirse con la suya dando a Ucrania condiciones que no pueden ser aceptadas, ni por Ucrania ni por nosotros”.

Nuevas armas

Además, el francés ha anunciado el envío de seis nuevos Caesar, obuses autopropulsados de gran precisión, además de los doce ya entregados. Los líderes europeos "están haciendo todo lo posible para que solo Ucrania pueda decidir su destino", ha asegurado Macron. Scholz no ha querido comprometerse a nuevos envíos de armamento, más allá de los ya prometidos —Howitzer y vehículos antiaéreos Gepard— que todavía estarían en camino. Aunque el lento envío de las armas occidentales, especialmente desde Berlín, empieza a ser una broma macabra entre los ucranianos (según la viceministra de Defensa ucraniana, Hanna Maliar, Ucrania solo habría recibido un 10% del armamento que necesita), Zelenski ha elegido ser conciliador asegurando que “Alemania está ayudando mucho”.

Foto: El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. (EFE/Stephanie Lecocq)

Pero sí que ha dado su apoyo a la candidatura ucraniana a la Unión Europea, un paso clave, ya que Alemania era, precisamente, uno de los grandes escollos de Kiev para avanzar a la siguiente fase del largo proceso de adhesión a la UE. "Alemania apoya una decisión positiva a favor de Ucrania" ha adelantado Scholz. La decisión final —que dista todavía mucho de ser unánime, pues otros países también se han mostrado reticentes— la tomarán los líderes europeos en el Consejo de la Unión que se celebrará este 23 y 24 de junio. Una decisión que sería, según Zelenski, “una respuesta poderosa” a la invasión de Rusia. Pero no queda claro si la concesión de estatus de candidato sería con condiciones extra.

Ucrania es consciente de que el proceso "no será de la noche a la mañana", pero que el estatus de candidato es "un espaldarazo político y moral vital" para el país que puede, además, acelerar el final de la guerra, según sostenía a El Confidencial Nataliya Forsyuk, directora general de la Oficina Gubernamental para la Integración Europea y Euroatlántica de Ucrania, y que ha celebrado las palabras de los líderes europeos. Kiev "está listo para trabajar" para que Ucrania se convierta en "miembro de pleno derecho" de la UE, ha asegurado Zelenski.

Justo cuando el presidente francés, Emmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro italiano, Mario Draghi, llegaban a la sede presidencial del Gobierno ucraniano en Kiev, empezaron a sonar las alarmas antiaéreas. Una señal ominosa, todavía muy habitual en una ciudad que intenta recuperar poco a poco la normalidad tras casi cuatro meses desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero.

Conflicto de Ucrania Ucrania
El redactor recomienda