Es noticia
Menú
"Si se da a Ucrania el estatus de candidato a la UE, la guerra acabará antes, si no, serán años"
  1. Mundo
Entrevista a Nataliya Forsyuk

"Si se da a Ucrania el estatus de candidato a la UE, la guerra acabará antes, si no, serán años"

Ucrania es consciente de que el proceso de entrada a la UE "no será de la noche a la mañana", pero que el estatus de candidato es "un espaldarazo político vital" para el país y que puede, además, acelerar el final de la guerra

Foto: Nataliya Forsyuk. (Cedida)
Nataliya Forsyuk. (Cedida)

Cuando la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen, en su primera visita a Kiev desde el inicio de la invasión rusa, entregó en mano al presidente ucraniano una carpeta con el 'cuestionario' para convertirse en candidato a la adhesión a la UE, comenzó una carrera contrarreloj. Para Nataliya Forsyuk, directora general de la Oficina Gubernamental para la Integración Europea y Euroatlántica de Ucrania, fueron días enteros casi sin dormir, sin fines de semana, de coordinación entre ministerios y decenas de personas para poder contestar en el menor tiempo posible a las cientos de preguntas de un cuestionario —normalmente, otros países tardan varios años— que es un paso más en el acelerado proceso de adhesión de Ucrania a la Unión Europea.

El cuestionario, con la lista de reformas e indicadores aplicados hasta la fecha, los pendientes y los que el país está dispuesto a aplicar, se entregó en tiempo récord. En la próxima semana, se espera que la Comisión Europea dé su opinión sobre si se dan las condiciones para otorgar o no a Ucrania —y a Moldavia y Georgia, que solicitaron el acceso paralelamente— el estatus de país candidato a la adhesión. Sin embargo, serán los líderes de los estados miembro, previsiblemente en el próximo Consejo Europeo de finales de junio, quienes tomen la decisión. En las últimas semanas, Ucrania ha multiplicado su actividad diplomática —la Rada (Parlamento), los ministerios, la presidencia— para convencer a los más escépticos.

Foto: Tanques rusos, durante un desfile en Rostov-on-Don. (Reuters/Sergey Pivovarov)

En entrevista con el Confidencial en Kiev, Forsyuk insiste en que Ucrania es consciente de que el proceso de entrada a la UE "no será de la noche a la mañana", pero que el estatus de candidato es "un espaldarazo político vital" para el país y que puede, además, acelerar el final de la guerra. Entre otros "impulsos", admitir a Ucrania en la lista de países candidatos de entrada a la UE puede poner un peso más en el lado de la balanza ucraniana en las futuras negociaciones con Rusia para poner fin al conflicto. "Si la UE da el estatus de candidato a Ucrania, para vosotros no cambiará nada, pero para nosotros, todo", asegura.

PREGUNTA. Ucrania ya ha presentado su respuesta al cuestionario para la solicitud de acceso al estatus de país candidato a la UE. ¿Está la pelota ahora en el tejado de la UE?

RESPUESTA. Desde un punto de vista formal, hemos cumplido con todo lo que se necesita [para el proceso]. Ahora es la Comisión Europea la que tiene que dar su opinión sobre si estamos listos o no para convertirnos en país candidato. Pero, por supuesto, seguimos con visitas oficiales [diplomáticas] para asegurarnos que todo el mundo entiende la importancia política de esta decisión, porque este momento es crucial no solo para Ucrania, sino para la UE. Definirá mucho sobre su unidad interna. Si no son capaces de unirse con una amenaza como la de Rusia contra un país en su frontera, ¿qué los va a unir?

Y no es que hablemos de una ‘vía rápida’ [en este proceso específicamente para Ucrania]. Porque nosotros estábamos ya implementando el Acuerdo de Asociación [con la Unión Europea] de 2014. Antes de la guerra, el nivel de implementación del Acuerdo de Asociación era del 63%, que es muy, muy alto. Y durante la guerra hemos también hecho bastante. Por poner un ejemplo de integración [durante la guerra], es que nos hemos conectado a la Red Eléctrica Europea; hemos demostrado que éramos capaces, y que lo hicimos antes del tiempo esperado, año y medio antes de lo esperado. Así que ni la guerra ha detenido nuestra integración europea. Obviamente, [la guerra] centró mucha de la atención del Gobierno en la defensa, como es natural, pero tenemos también esta prioridad. Y si se nos da el estatuto de candidato eso será un gran impulso para adoptar todas las leyes y reformas que están ya listas para ser adoptadas. Mira, casi cada día recibo peticiones desde el Parlamento preguntándome qué leyes pueden ir siendo aprobadas para que se vea que vamos en serio con el estatus de candidato; y eso teniendo en cuenta que, en esta situación, el Parlamento tiene una capacidad limitada.

P. Habla de que es una "decisión de importancia política" en el contexto actual de la invasión a gran escala rusa… ¿Es que para que se acelere el proceso de entrada en la UE hay que ser invadido?

R. Mira, nosotros ya mostramos nuestro compromiso, nuestra decisión [de ir hacia la UE] en 2014. La gente no fue al Maidán porque no les gustara [Viktor] Yanukovich [presidente prorruso], sino porque decidieron dar un paso al frente por el cese del acuerdo con Europa. Eso fue lo que causó la Revolución de la Dignidad, y en Maidán murieron casi 100 personas por la agenda de integración europea. Lo firmamos con sangre. Y después de eso, la mayoría de la población cree que nuestro Acuerdo de Asociación con la UE ya da la posibilidad de unirnos a la UE en algún momento [el acuerdo de Asociación, que se centraba en la gradual integración de Ucrania en el mercado interior de la Unión Europea e incluía una serie de reformas políticas y económicas no hace ninguna referencia a una hipotética entrada de Ucrania en la UE]. Y más ahora durante la guerra, que se confirma que se nos ve como parte de la familia de la UE [en palabras de la propia presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen], simplemente nadie entendería que nos dijeran que no, se vería como una retirada total desde el lado de la UE. La gente está muriendo por esto. Tomamos la decisión hace mucho, mucho tiempo.

"Ucrania ya firmó con sangre su compromiso con la integración europea"

P. Se espera que, tras la opinión de la Comisión Europea que se espera la semana que viene, en el Consejo del 23-24 de junio se decida si dar o no a Ucrania el estatus de país candidato. Basta con un veto de cualquier país miembro para que no se acepte…

R. Estamos trabajando con todos los países, obviamente, para asegurarnos que hay apoyo, también en la opinión pública. Vemos que el mayor debate está en Francia y Alemania políticamente, pero vemos que incluso en esos países hay un gran apoyo ciudadano [a la candidatura de Ucrania]. Esperamos que las negociaciones que estamos teniendo ahora acaben en una decisión positiva, porque generalmente nos ven como parte de la familia europea, pero hay escepticismo.

Foto: El primer ministro neerlandés, Mark Rutte. (EFE/Sem van der Wal)

P. Hablando de Francia y Alemania, han levantado muchas ampollas los comentarios del presidente francés Enmanuel Macron sobre que hay que dar a Vladímir Putin una opción de salida del conflicto "sin humillarlo", con las consecuentes cesiones —probablemente territoriales o de soberanía— por parte de Ucrania. Esto entra dentro de la postura tanto de Francia como Alemania de que hay que seguir teniendo a Rusia de vecino, mantener una relación a futuro. En este contexto, decir que sí a la candidatura de Ucrania a la UE implicaría ya tomar más parte en unas hipotéticas negociaciones de paz…

R. Si Europa quiere seguir alimentando el apetito del monstruo, deberían estar preparados para que el apetito crezca más allá de nuestro territorio. Tenemos el ejemplo de cuando Putin empezó la guerra en Georgia, la reacción del mundo no fue suficiente, y eso le permitió hacerse con Crimea y el este de Ucrania. Nadie quiso enfadar a Putin, y entonces comenzó una guerra a gran escala en Ucrania. Si no se reacciona, seguirá más. Nadie sabe qué país podría ir después, pero después de Ucrania el siguiente es ya la Unión Europea.

Foto: El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski. (Presidencia ucraniana)

La mejor reacción a esos comentarios [sobre no "humillar" a Putin, de Macron] ha sido por parte del presidente de Polonia, quien ha dicho que durante la Segunda Guerra Mundial nadie estaba negociando con Hitler proponiendo [vías] para salvar la cara. Esto es igual.

P. Imaginemos que se le otorga a Ucrania el estatus de candidato. ¿Qué pasa entonces? Porque hemos visto países, como por ejemplo Turquía, que lleva décadas como candidato.

R. Entendemos perfectamente que esto [entrar en la UE] tomará tiempo, pero primero es el estatuto de candidato, que realmente creo que cambiará las negociaciones de paz. La paz llegará mucho antes si se nos da el estatuto de candidato porque será visible que Europa toma posiciones serias con Ucrania en su visión geopolítica y de liderazgo en general.

Y además otro asunto a tener en cuenta para la UE es que, si llega la paz, también llega la reconstrucción y la inversión, y todos querrán también su parte. No tenemos nada en contra de China, o Turquía, pero [si somos candidatos] facilitaría la inversión de empresas europeas. [El estatuto de candidato] sería también un enorme empuje económico. Pero, a corto plazo, obviamente será un impulso para los ánimos de los ucranianos. Tenemos que sobrevivir y luchar por la existencia de nuestra nación.

Foto:
Ucrania, arrasada: 10 datos para comprender la magnitud de la invasión rusa
Alicia Alamillos Lucas Proto Infografía: Rocío Márquez Diseño: Laura Martín Formato: Luis Rodríguez

P. La actual guerra podría durar años, la del Donbás lleva ya ocho, y es bastante improbable que Ucrania pueda recuperar algunos de sus territorios, especialmente, Crimea… No se puede entrar en la UE así.

R. No creo que la guerra vaya a seguir durante décadas si se nos da el estatuto de candidato. Si no se nos da, sí, por supuesto. Eso es lo que Rusia querría. Todos lo entendemos, y es por eso que necesitamos esta señal política. Sabemos que no nos vamos a convertir en miembros de la Unión Europea ya. Pero [dándonos el estatus de candidato] para la UE básicamente no cambia nada, pero para nosotros lo cambiará todo, porque como decía, afectará a las negociaciones con Rusia.

Foto: Hiroaki Kuromiya, experto en el Donbás. (Cedida)

P. De acuerdo. ¿Y qué pasa si el Consejo dice que no?

R. Sería un regalo para Rusia, y para la propaganda rusa, que lleva diciendo que a la UE no le importa Ucrania, que solo Rusia está pendiente, como hermano mayor o lo que sea. [Si la UE dice que no] Habrá una decepción increíble, porque tenemos pocas opciones, y creemos que lo hemos afirmado, como dije, con sangre.

P. La otra opción, y es probable, es que simplemente los líderes de la UE retrasen la toma de la decisión unos meses. Quizá hasta después de las negociaciones con Rusia.

R. Un retraso es un no, por muchas flores que quieras ponerle. Por mucho que quieran decir que es un sí pero con retraso. No, si lo retrasan es un no. Y eso es también una pena para la Unión Europea. No solo por lo que he dicho de la unidad interna de la UE, sino porque también podríamos ser estratégicamente claves en temas de energía [Ucrania produce más energía eléctrica de la que consume, especialmente gracias a sus centrales nucleares, pero también a otras fuentes de energía renovables], ayudar a que la UE no sea tan dependiente de Rusia. En términos de seguridad alimentaria también. Y, seamos francos, el mercado laboral ucraniano es mucho más barato que el de la UE y en las próximas décadas eso va a dar incentivos a las empresas productoras europeas para venir e invertir y beneficiarse de los costes, algo importante cuando China está suministrando [productos] a todo el mundo. Y en términos de seguridad hemos demostrado que hemos sido capaces de resistir, que estamos protegiendo la frontera exterior de la UE.

Cuando la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen, en su primera visita a Kiev desde el inicio de la invasión rusa, entregó en mano al presidente ucraniano una carpeta con el 'cuestionario' para convertirse en candidato a la adhesión a la UE, comenzó una carrera contrarreloj. Para Nataliya Forsyuk, directora general de la Oficina Gubernamental para la Integración Europea y Euroatlántica de Ucrania, fueron días enteros casi sin dormir, sin fines de semana, de coordinación entre ministerios y decenas de personas para poder contestar en el menor tiempo posible a las cientos de preguntas de un cuestionario —normalmente, otros países tardan varios años— que es un paso más en el acelerado proceso de adhesión de Ucrania a la Unión Europea.

Ucrania Unión Europea
El redactor recomienda