Es noticia
Menú
Von der Leyen defiende su acuerdo con Polonia ante una Eurocámara que la amenaza
  1. Mundo
ESTADO DE DERECHO EN LA UE

Von der Leyen defiende su acuerdo con Polonia ante una Eurocámara que la amenaza

La presidenta de la Comisión se encuentra a una Eurocámara hostil ante el desbloqueo del plan de recuperación de Polonia que incluso la amenaza con una moción de censura

Foto: Von der Leyen durante su discurso ante la Eurocámara. (EFE)
Von der Leyen durante su discurso ante la Eurocámara. (EFE)

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha defendido este martes la decisión de dar luz verde al plan nacional de Polonia que le dará acceso a los casi 36.000 millones de euros del Fondo de Recuperación. La alemana ha asegurado que el Gobierno polaco tendrá que cumplir con las exigencias de Bruselas en materia de estado de derecho antes de recibir los fondos comprometidos. Una fuente comunitaria ha subrayado este martes que “el Fondo no es un instrumento de Estado de derecho” sino “una red de emergencia a las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE”. El Consejo, donde se sientan los representantes de los Estados miembros, todavía tiene que dar luz verde al plan, y los críticos dentro del Parlamento Europeo piden a las capitales que bloqueen el proceso.

Von der Leyen ha hablado este martes ante una Eurocámara reunida en Estrasburgo (Francia) en la que al menos dos grandes grupos, los liberales de Renew Europe, con sus 103 eurodiputados, y los de Los Verdes, con sus 71 miembros, han amenazado en las últimas horas de forma pública sobre la posibilidad de forzar una moción de censura contra la Comisión Europea. La propuesta la han puesto sobre la mesa el español Luis Garicano, el belga Guy Verhofstadt y la holandesa Sophie in 't Veld, tres de los grandes líderes de opinión dentro de Renew Europe. Sin embargo, se quedan muy lejos de los dos tercios necesarios para completar la operación.

Stéphane Séjourné, líder de los liberales y un hombre muy cercano al presidente francés Emmanuel Macron, que ejerce un control fuerte sobre Renew Europe, ha criticado que si el Consejo también da luz verde al plan polaco “sería ceder al chantaje del Gobierno polaco”. Y de forma indirecta, el líder liberal ha hecho una referencia indirecta a la posibilidad de llevar a cabo una moción de censura: “Un solo euro gastado antes la restauración del estado de derecho, estaremos en derecho a utilizar una serie de mecanismos jurídicos e institucionales a nuestra disposición”, ha defendido.

“¿Está todo resuelto? No, seguro que no”, ha admitido Von der Leyen, que era consciente de que este martes se enfrentaba a un público especialmente crítico con ella y con su decisión de aprobar el plan polaco, para lo que tuvo que enfrentarse a la oposición de varios miembros importantes de su colegio de comisarios, entre ellos dos de sus tres vicepresidentes ejecutivos. “Sé que algunos de ustedes son escépticos, pero permítanme asegurarles que no se desembolsará dinero hasta que se lleven a cabo estas reformas”, ha defendido la alemana en Estrasburgo.

placeholder Von der Leyen habla ante el Pleno de la Eurocámara. (EFE)
Von der Leyen habla ante el Pleno de la Eurocámara. (EFE)

Damian Boeselager, eurodiputado alemán de Los Verdes por parte del partido paneuropeo Volt, ha criticado que se han visto “cero mejoras desde el lado polaco”. “La mayoría de esta casa y parte de su colegio de comisarios creen que esto es un error”, ha señalado Boeselager, haciendo referencia a las divisiones internas en la Comisión Europea. “Para asegurarnos de que se respeta el estado de derecho tenemos que hacer dos cosas: asegurar que nuestros Gobiernos nacionales no aprueben el plan de recuperación hasta que las decisiones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sean implementados, y segundo, tiene que estar claro que haremos uso de todos los mecanismos a nuestra disposición para asegurarnos de que la Comisión no apruebe el envío de dinero de los contribuyentes europeos a Polonia sin verdaderas reformas. Y sí, esto incluye el mecanismo para obligar a la Comisión a dimitir. Por favor, presidenta, haga lo correcto”, ha añadido el eurodiputado verde en uno de los discursos más duros.

Sin embargo, las amenazas de verdes y liberales no llegan muy lejos: son necesarios dos tercios de los 705 eurodiputados para que una moción de censura tenga éxito. El frente ni siquiera cuenta con el apoyo de los Socialdemócratas, cuya líder, la socialista española Iratxe García, que tiene una buena relación con Von der Leyen, ha agradecido en su discurso “el compromiso de la Comisión Europea con el estado de derecho”. Pero García sabe que hay corrientes dentro de su partido que quieren apoyar la idea de verdes y liberales, por lo que al finalizar su discurso ha lanzado un aviso: “Los cambios han de ser profundos y deben mantenerse, la Comisión tiene que asegurarse que no haya reversión. Mi grupo será extremadamente vigilante”. Incluso con el apoyo de socialistas y de la Izquierda Unitaria, el frente a favor de la moción solamente obtendría 358 votos a favor, muy por debajo de los 470 votos necesarios, aunque sumarían una mayoría absoluta, situada en los 353 escaños, suficiente para dejar muy dañada políticamente a Von der Leyen. El objetivo real no es descabalgar a la alemana y hacer dimitir a todos sus comisarios, sino lanzar un claro mensaje: la mayoría que permite que la legislatura sigue funcionando de forma correcta estaría en riesgo si no endurece su línea ante Polonia.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha defendido este martes la decisión de dar luz verde al plan nacional de Polonia que le dará acceso a los casi 36.000 millones de euros del Fondo de Recuperación. La alemana ha asegurado que el Gobierno polaco tendrá que cumplir con las exigencias de Bruselas en materia de estado de derecho antes de recibir los fondos comprometidos. Una fuente comunitaria ha subrayado este martes que “el Fondo no es un instrumento de Estado de derecho” sino “una red de emergencia a las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE”. El Consejo, donde se sientan los representantes de los Estados miembros, todavía tiene que dar luz verde al plan, y los críticos dentro del Parlamento Europeo piden a las capitales que bloqueen el proceso.

Ursula von der Leyen Polonia Parlamento Europeo
El redactor recomienda