Bruselas pide a la justicia europea multar a Polonia por dañar la independencia judicial
  1. Mundo
Eleva el enfrentamiento con Varsovia

Bruselas pide a la justicia europea multar a Polonia por dañar la independencia judicial

La Comisión Europea ha solicitado a TJUE que imponga una multa diaria contra Polonia por la reforma con la que su Gobierno pretende controlar el sistema judicial

placeholder Foto: La líder de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, junto al primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki. (Reuters)
La líder de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, junto al primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki. (Reuters)

La Comisión Europea da un paso más en su pulso con Polonia en el marco de la reforma judicial lanzada por el Gobierno ultraconservador del partido Ley y Justicia (PiS) con el que pretende controlar el sistema judicial. Bruselas ha pedido al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que imponga una multa diaria contra Varsovia por no haber aplicado las medidas cautelares ordenadas por el propio tribunal europeo el 14 de julio de 2021, referidas a una cámara disciplinar puesta en marcha por el Gobierno y que permite sancionar a los jueces por el contenido de sus sentencias. No se especifica el monto de la multa solicitada al alto tribunal de Luxemburgo, por lo que deberá ser el propio TJUE el que la decida.

“No ha sido un paso fácil, pero creemos que es necesario”, ha explicado una fuente comunitaria. Se trata de ir un paso más allá en un enfrentamiento fundamental entre la Comisión Europea y Polonia en el que, de fondo, se está cuestionando la primacía del derecho de la Unión sobre el nacional, a pesar de que los tratados son claros respecto a la prevalencia del primero. De hecho, el 22 de septiembre está previsto que el Constitucional polaco se pronuncie respecto a esta polémica después de que el primer ministro, Mateusz Morawiecki, lo solicitara, situándose a favor de que los tratados europeos incluyen elementos contrarios a la constitución polaca.

Foto: Protestas contra la nueva ley de medios polaca en Varsovia. (EFE)

Además, la Comisión Europea ha enviado una carta de emplazamiento al Gobierno polaco por el incumplimiento la sentencia del TJUE del 15 de julio, un día después de las cautelares, en la que se declaraba que la cámara disciplinaria era incompatible con el derecho de la Unión y ordenaba que fuera desmantelada. “Si la Comisión considera que la respuesta polaca a la carta de emplazamiento de hoy no es satisfactoria como paso siguiente, la Comisión podrá llevar el caso una vez más ante el Tribunal de Justicia”, advierte Bruselas en un comunicado.

La Comisión Europea, en pleno choque con Polonia además por su pulso en el Constitucional polaco sobre la primacía del derecho de la Unión, dio un ultimátum a Varsovia hasta mediados de agosto para que cumpliera con las decisiones del TJUE. El Gobierno ultraconservador polaco intentó relajar sus relaciones con Bruselas y evitar el choque total cuando en verano el líder del PiS, Jaroslaw Kaczynski, prometió cambios en la cámara disciplinaria.

“La Comisión considera que Polonia no ha adoptado todas las medidas necesarias para cumplir plenamente la orden del Tribunal”.

El 16 de agosto, el Gobierno contestó a una carta enviada el 20 de julio por parte del Ejecutivo comunitario exigiendo que se cumplieran las decisiones del TJUE, tanto la del 14 como la del 15 de julio. En esa carta se incluía el intento de “desescalada” por parte de Varsovia, pero no fue suficiente para Bruselas. “La Comisión considera que Polonia no ha adoptado todas las medidas necesarias para cumplir plenamente la orden del Tribunal”, señala la Comisión. “Polonia informó sobre la intención de desmantelar la Sala de Disciplina en su forma actual, pero sin proporcionar más detalles”, agrega.

"Los sistemas judiciales de toda la Unión Europea deben ser independientes y justos. Los derechos de los ciudadanos de la UE deben garantizarse de la misma manera, independientemente del lugar en el que vivan”, ha asegurado Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea en un comunicado de prensa.

Sin cambios, sin dinero

Bruselas está dispuesta a utilizar todas las herramientas a su alcance para intentar obligar a Polonia a que cumpla con las decisiones del TJUE y que, en general, desista de su reforma judicial. Y eso incluye el Fondo de Recuperación pactado en julio de 2020 por los líderes europeos para reactivar la economía de la Unión tras el coronavirus.

Foto: Dacian Ciolos, líder de Renovar Europa en el Parlamento Europeo. (Fotografía cedida)

El Gobierno polaco solicitó 23.900 millones de euros en transferencias y 12.100 millones de euros en créditos ventajosos. Pero su plan sigue sin ser aprobado, a diferencia de la inmensa mayoría de los presentados por el momento. Han sido ya varias las voces de la Comisión Europea, entre ellas la del propio Paolo Gentiloni, comisario de Economía, las que han explicado que el pulso legal con Bruselas puede tener su repercusión en la llegada del dinero del Fondo de Recuperación, lo que ha provocado un enorme enfado en Varsovia.

El Gobierno polaco está contraatacando a la Comisión a nivel político, asegurando que el pulso que se está viviendo en la reforma judicial y la posibilidad de que los fondos queden congelados dañan la imagen de la Unión Europea en Polonia. Sin embargo, el Ejecutivo comunitario se ha comprometido a utilizar todas las herramientas a su alcance para frenar la deriva autoritaria en el quinto país más grande la Unión y cuenta con una fuerte presión por parte de los eurodiputados para tomar cartas en el asunto. Otra herramienta que puede ser utilizada por Bruselas es el mecanismo aprobado por los Veintisiete como parte del acuerdo del Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027 que permite cerrar el grifo de los fondos a los países que ataquen el Estado de derecho.

Unión Europea Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) Varsovia Polonia Comisión Europea Ursula von der Leyen