Es noticia
Menú
Von der Leyen firma la paz con Polonia y desbloquea sus fondos europeos
  1. Mundo
PROMESAS SOBRE SU INDEPENDENCIA JUDICIAL

Von der Leyen firma la paz con Polonia y desbloquea sus fondos europeos

La presidenta de la Comisión Europea ha dado el paso con fuertes oposiciones dentro del colegio de comisarios y del Parlamento Europeo

Foto: Ursula von der Leyen junto con Charles Michel en una imagen de este martes. (EFE/Hoslet)
Ursula von der Leyen junto con Charles Michel en una imagen de este martes. (EFE/Hoslet)

Contra buena parte de los actores de la Comisión Europea que han estado trabajando sobre el dossier del estado de derecho en los últimos años, así como contra la opinión de la inmensa mayoría de los miembros del Parlamento Europeo, Ursula von der Leyen, presidenta del Ejecutivo comunitario, ha desbloqueado este miércoles el plan de Polonia que le da acceso al Fondo de Recuperación y que Bruselas mantenía congelado por sus preocupaciones respecto al estado de derecho en el país. A cambio, el Ejecutivo comunitario asegura que ha obtenido garantías por parte del Gobierno polaco para reforzar la independencia judicial.

Así, Polonia gana ahora acceso a desembolsos por valor de 35.400 millones de euros que se invertirán en la transición ecológica y digital. El equipo de Von der Leyen sabe que va a estar sujeto a críticas, y por eso su defensa pasa porque el propio plan de recuperación va a ayudar a deshacer los ataques del Gobierno a la judicatura, al obligar a cumplir hitos y objetivos también en materia de estado de derecho para tener acceso a los siguientes desembolsos. Paolo Gentiloni, comisario de Economía, ha tenido que defender la decisión pocos minutos después de adoptarse: “Confiamos en que estos compromisos se cumplirán, por supuesto analizaremos estos cumplimientos muy de cerca”.

Foto: Foto: EFE/EPA/Friedemann Vogel.

La Comisión Europea defiende que como parte del acuerdo que ha permitido desbloquear el plan polaco Varsovia se compromete a que todos los casos disciplinarios contra los jueces sean “resueltos por un tribunal diferente de la actual Sala Disciplinaria (...) que sea independiente, imparcial y establecido por la ley”. Asimismo, Bruselas defiende que el Gobierno ha aceptado que los magistrados no puedan “ser objeto de responsabilidad disciplinaria por presentar una petición de decisión prejudicial al Tribunal de Justicia, por el contenido de sus decisiones judiciales”.

Además, el Ejecutivo comunitario defiende que el acuerdo fortalece “los derechos procesales de las partes en los procesos disciplinarios”, además de que todos los jueces “afectados por las sentencias anteriores de la Sala Disciplinaria - que el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) ha pedido que sea disuelta - tendrán derecho a que estas sentencias sean revisadas sin demora por un tribunal que cumpla con los requisitos de la UE”.

Acercamiento de Varsovia

Hace algunos meses ya que un sector dentro del Gobierno polaco, del ultraconservador Ley y Justicia (PiS), busca una resolución a su pulso con la Comisión Europea, que dura ya desde hace un lustro. Ese sector ha estado liderado en los últimos tiempos por Andrzej Duda, presidente de la república, que de hecho ha viajado a la capital comunitaria con el objetivo de calmar los ánimos dentro del Ejecutivo comunitario. Frente a ese sector ha estado el bloque liderado por el ministro de Justicia, Zbigniew Ziobro, que ha venido defendiendo el enfrentamiento directo con Bruselas.

Varsovia se ha beneficiado de convertirse en el líder del bloque de los Estados miembros que han defendido una línea dura contra Rusia desde antes incluso de que se produjera la invasión de Ucrania y en los últimos meses ha visto cómo ha aumentado su capital político tanto en Bruselas como entre el resto de sus socios. Para la Comisión se ha convertido en políticamente sensible el enfrentamiento contra Polonia, al mismo tiempo que el Gobierno polaco está al frente del discurso contra Vladímir Putin.

Foto: Foto: EFE/Cabalar.

Nadie cree que Polonia haya deshecho el camino andado desde 2017, cuando Frans Timmermans, actual vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, activó el artículo 7 contra el país. De hecho, el holandés es uno de los más críticos con el paso que ha dado este miércoles el Ejecutivo comunitario. La justicia polaca sigue bajo asalto, los cambios que ha aceptado el Gobierno no garantizan su independencia, según la oposición y los analistas que han seguido de cerca el caso, pero en Bruselas hace tiempo que se da por hecho que Von der Leyen iba a aplicar una dosis de ‘realpolitik’ al asunto polaco. Se trata de lo que Alex Stubb, exprimer ministro finlandés, califica de “soluciones subóptimas”: ni mucho menos es el camino que la Comisión querría que tomara Polonia, pero permite a Varsovia recuperar el papel que debería tener en la Unión Europea y aleja al partido Ley y Justicia (PiS) de los sectores más radicales dentro del Gobierno, o al menos eso espera la Comisión.

Daniel Freund, eurodiputado alemán de Los Verdes y una de las voces más críticas con la gestión de la Comisión Europea de la cuestión del estado de derecho, ha criticado que “el poder judicial en Polonia no es independiente” y lo ha calificado de “día oscuro para miles de jueces polacos”. Von der Leyen va a afrontar fuertes críticas por parte del Parlamento Europeo y de la comisión de Libertades Civiles de la Eurocámara. La Comisión Europea no ha explicado si el compromiso con Varsovia garantiza que se cumplan al completo las tres condiciones que la presidenta estableció en octubre: “Desmantelar la sala disciplinaria, poner fin o reformar el régimen disciplinario, e iniciar un proceso para reinstalar a los jueces”.

Contra buena parte de los actores de la Comisión Europea que han estado trabajando sobre el dossier del estado de derecho en los últimos años, así como contra la opinión de la inmensa mayoría de los miembros del Parlamento Europeo, Ursula von der Leyen, presidenta del Ejecutivo comunitario, ha desbloqueado este miércoles el plan de Polonia que le da acceso al Fondo de Recuperación y que Bruselas mantenía congelado por sus preocupaciones respecto al estado de derecho en el país. A cambio, el Ejecutivo comunitario asegura que ha obtenido garantías por parte del Gobierno polaco para reforzar la independencia judicial.

Comisión Europea Polonia Unión Europea
El redactor recomienda