Es noticia
Menú
Rusia sube la presión y corta el suministro de gas a Polonia y Bulgaria desde este miércoles
  1. Mundo
La UE lo llama "chantaje del gas"

Rusia sube la presión y corta el suministro de gas a Polonia y Bulgaria desde este miércoles

Tras el anuncio ruso y en las primeras horas del miércoles, los precios de cotización del gas se han disparado un 11% hasta los 109 euros, en máximos desde principios de mes

Foto: Estación de distribución de gas en Gustorzyn, Polonia. (Reuters/Wojciech Kardas/Agencja Gazeta)
Estación de distribución de gas en Gustorzyn, Polonia. (Reuters/Wojciech Kardas/Agencja Gazeta)

Rusia ha interrumpido el flujo de gas a Polonia desde la mañana de este miércoles, tras la negativa polaca de efectuar los pagos de importación en rublos, según ha informado la empresa estatal de gas polaca PGNiG. Bulgaria, muy dependiente del gas ruso, anunció también la noche del martes que Moscú le había anunciado la suspensión del flujo de gas al país. Se trata de una última e importante escalada en el pulso de sanciones que mantienen Rusia y la Unión Europea, y la primera vez que el Kremlin corta el suministro de gas de un país desde el comienzo de la invasión de Ucrania.

Ambos países han asegurado que tienen suficientes reservas para hacer frente al "chantaje" ruso al menos durante varias semanas y han puesto a rodar los esquemas de alternativas de suministro. La UE ya se había estado preparando para un hipotético corte del flujo de gas desde Rusia, ha asegurado este miércoles la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien ha adelantado que se está trabajando con países aliados para asegurar el suministro de gas para los estados miembros afectados. Este movimiento de Rusia es "otro intento de usar el gas como instrumento de chantaje”, ha dicho la alemana.

Tras el anuncio ruso y en las primeras horas del miércoles, los precios de cotización del TTF en la bolsa de Ámsterdam, el precio de referencia en Europa, se han disparado un 11% hasta los 109 euros, en máximos desde principios de mes.

Foto: Rusia, Moscú (EPA/Yuri Kochetkov)

La polaca PGNiG anunció en un comunicado que el corte en el servicio se ha producido tras concluir el viernes pasado el plazo impuesto por Moscú para abonar las importaciones energéticas en rublos, a lo que Varsovia se ha negado en repetidas ocasiones.

PGNiG alega que "la suspensión del suministro de gas es un incumplimiento de contrato. Por lo tanto, la empresa tomará las medidas adecuadas para restablecer la entrega de gas natural bajo las condiciones acordadas y se reserva el derecho de reclamar sus derechos contractuales". A finales de marzo, el presidente ruso, Vladímir Putin, anunció que los contratistas extranjeros de la empresa energética estatal rusa Gazprom "hostiles a la Federación Rusa" deberían pagar el gas importado en rublos, pero la mayoría de los países de la UE, incluidos Polonia y Alemania, no aceptaron esos términos.

'Desacoplarse' del gas ruso

PGNiG ha dependido de Gazprom en al menos el 53% de sus importaciones de gas del primer trimestre del año, pese a las intenciones de Polonia de desacoplar su 'cóctel energético' de Rusia tras la invasión de Ucrania. En esta línea, Polonia ha ido disminuyendo en los últimos meses su dependencia del gas ruso: según la ministra polaca de Clima y Medio Ambiente, Anna Moskwa, el corte de suministro de Gazprom llega cuando "Polonia cuenta con las reservas de gas necesarias" para "proteger la seguridad" del país.

Moskwa subrayó en un mensaje publicado en sus redes sociales que las unidades de almacenamiento de gas polacas están al 76% de su capacidad y que Polonia "ha sido independiente [energéticamente] de Rusia desde hace años". "Habrá gas en los hogares polacos", concluyó en su mensaje.

Como uno de los países abanderados dentro de la Unión Europea de la 'mano dura' con Rusia en respuesta a su invasión de Ucrania, Polonia —que antes de la guerra adquiría el 46% de sus suministros de gas, el 64% de su petróleo y el 15% de su carbón de Rusia, según datos del 'think tank' polaco Forum Energii— ya planeaba dejar de importar gas ruso desde finales de este año, cuando expiraba su contrato de suministro con Gazprom. Mateusz Morawiecki, el primer ministro polaco, ha asegurado que Polonia "ha tomado medidas para diversificar el suministro": "Protegeremos a Polonia contra esta medida rusa".

En los últimos dos meses, y mientras presionaba por la inclusión del embargo a la importación de combustibles fósiles rusos dentro de los paquetes de sanciones de la UE, Polonia ha ampliado sus fuentes alternativas de suministro, incluida una terminal de gas natural licuado (GNL) en Świnoujście (noroeste del país) desde Qatar y Estados Unidos. Además, el 1 de mayo abrirá una nueva conexión de gasoducto con Lituania, que dará a Varsovia acceso al gas de la terminal de GNL de Lituania, y en octubre entrará en funcionamiento un nuevo gasoducto vía Noruega, el Baltic Pipe.

Foto: El primer ministro húngaro, Vicktor Orbán. (Reuters/Bernadett Szabo)

A la espera de que este último gasoducto alcance su capacidad máxima (lo que no será hasta finales de año), si el flujo ruso se mantiene bloqueado durante varias semanas y pese al descenso de consumo propio del verano, Polonia podría enfrentarse a problemas de suministro energético para su industria.

El difícil caso búlgaro

Pocas horas después del anuncio del corte de suministro de gas a Polonia, el Gobierno búlgaro informaba de un ultimátum similar. Según el ministro de Energía búlgaro, Alexander Nikolov, Gazprom ha informado de que suspenderá el suministro de gas al país desde este miércoles.

Bulgaria, a diferencia de Polonia, ha sido más cauta en el ardor de sus sanciones contra Rusia o el envío de armas a Ucrania, ya que el actual Ejecutivo, dirigido por el europeísta Kiril Petkov, necesita el apoyo del Partido Socialista, heredero del antiguo Partido Comunista y cercano a Rusia, que ha amenazado con abandonar la coalición gubernamental si Sofía envía material militar a Ucrania.

Foto: Vladímir Putin, presidente de Rusia. (EFE/Mikhail Klimentyev)

En declaraciones recogidas por Reuters, el ministro de Energía ha llamado a la calma a la población, asegurando que no es necesario restringir el consumo de gas por ahora y que se han tomado medidas para asegurar acuerdos alternativos para el suministro de gas, que actualmente es casi el 90% de origen ruso. "Tal escenario se discutió en febrero y estamos listos para reaccionar. Hay acuerdos para entregas alternativas, todo está asegurado", declaró una portavoz gubernamental a la emisora Nova. Al igual que Polonia, Bulgaria asegura que el nuevo sistema de pago del gas propuesto por la gasística rusa, en rublos, es una "ruptura del contrato actual".

"Bulgaria no negociará bajo presión y con la cabeza gacha"

"La parte búlgara ha cumplido plenamente con sus obligaciones y ha realizado todos los pagos requeridos en virtud de este acuerdo, de manera oportuna, estricta y de conformidad con sus cláusulas", señaló la empresa energética pública búlgara Bulgargaz en un comunicado.

El miércoles por la mañana, el ministro de Energía de Bulgaria aseguró que el país tiene suficientes suministros de gas para el próximo mes y que Sofía "no negociará bajo presión y con la cabeza gacha. Bulgaria no se rinde y no se vende a ningún precio en ninguna contraparte comercial”.

En las últimas semanas, el Gobierno búlgaro ha avanzado en la construcción de su conexión de GNL con Tesalónica (Grecia), con el objetivo de tenerla operativa para julio, y el pasado marzo el ministro de Finanzas búlgaro, Asen Vasilev, aseguró que el país no renovaría su contrato con Gazprom una vez terminara.

Rusia ha interrumpido el flujo de gas a Polonia desde la mañana de este miércoles, tras la negativa polaca de efectuar los pagos de importación en rublos, según ha informado la empresa estatal de gas polaca PGNiG. Bulgaria, muy dependiente del gas ruso, anunció también la noche del martes que Moscú le había anunciado la suspensión del flujo de gas al país. Se trata de una última e importante escalada en el pulso de sanciones que mantienen Rusia y la Unión Europea, y la primera vez que el Kremlin corta el suministro de gas de un país desde el comienzo de la invasión de Ucrania.

Gas natural Polonia
El redactor recomienda