Marruecos amenaza con cortar la cooperación con la UE si la Eurocámara critica su actuación en Ceuta
  1. Mundo
La resolución se votará el jueves

Marruecos amenaza con cortar la cooperación con la UE si la Eurocámara critica su actuación en Ceuta

Rabat se esfuerza en parar que el pleno de la Eurocámara vote el jueves una declaración deplorando que haya utilizado a niños en Ceuta para presionar políticamente al Gobierno español

placeholder Foto: Agentes marroquíes de la policía y de fuerzas auxiliares, en un puesto de control establecido en el norte de la localidad de Fnideq (Castillejos). (EFE)
Agentes marroquíes de la policía y de fuerzas auxiliares, en un puesto de control establecido en el norte de la localidad de Fnideq (Castillejos). (EFE)

Marruecos amenazó el lunes con poner fin a la cooperación con la Unión Europea si el jueves el pleno del Parlamento Europeo vota una resolución de condena de su utilización de menores de edad —unos 2.000 entraron en Ceuta en mayo— para presionar políticamente a España.

Chaoui Belas, presidente de la Comisión Parlamentaria Mixta Marruecos-UE, envió el lunes una carta a cientos de eurodiputados en la que formula una advertencia en nombre de las autoridades de su país: “Los intentos de España de implicar al Parlamento Europeo en un conflicto bilateral, sacando partido de la cuestión migratoria, corren el riesgo de comprometer no solo nuestra larga tradición de cooperación sino también nuestros compromisos comunes y la cooperación mutuamente benéfica de Marruecos con los países europeos y con el Parlamento”.

El pleno del Parlamento debatirá y votará, por primera vez en un cuarto de siglo, una resolución crítica con los atropellos de Marruecos en materia de derechos humanos. La iniciativa partió la semana pasada de los eurodiputados de Ciudadanos integrados en el grupo parlamentario Renovar Europa (Renew Europe), del que también forman parte La República en Marcha, el partido del presidente Emmanuel Macron, y el Partido Nacionalista Vasco.

Foto: El hemiciclo del Parlamento Europeo, antes de un pleno celebrado este lunes. (EFE)

El borrador de la resolución “lamenta que Marruecos haya utilizado los controles fronterizos como una medida de presión hacia un Estado miembro y que eso se haya traducido en la llegada de inmigrantes irregulares, especialmente niños, a Ceuta”. “Considera inaceptable la instrumentalización de la inmigración por Marruecos, sobre todo con niños”.

El proyecto de resolución “hace un llamamiento a la Comisión Europea para que proporcione una ayuda de emergencia para hacer frente a la situación en Ceuta”. De esos 2.000 menores que llegaron a nado a Ceuta, unos 1.500 permanecen aún allí; unos 1.200 han sido registrados por las autoridades de la ciudad autónoma mientras que otros 300 deambulan por sus calles o han sido acogidos por familias.

Foto: Un soldado del Ejército de Tierra ayuda a un menor en Ceuta. (EFE)

El texto original, redactado por el eurodiputado Jordi Cañas, condenaba con firmeza la actuación de Marruecos y señalaba que había sometido a España a un “chantaje”. Encabezados por Nathalie Loiseau, exministra de Asuntos Europeos, los eurodiputados franceses del grupo de Renovar Europa dedicaron la tarde del lunes a negociar con Cañas la edulcoración de su borrador.

Quizá fueron sensibles a los argumentos empleados en su misiva por su colega marroquí Chaoui Belas, cuya carta fue precedida, el domingo, por un comunicado del presidente del Parlamento de Marruecos, Habib el Malki. A lo largo del pasado fin de semana, los diplomáticos de la embajada marroquí ante la UE multiplicaron también las llamadas telefónicas a los diputados más influyentes para disuadirles de que apoyasen la resolución. “Esa carta parece una amenaza”, comentó Jordi Cañas después de leer a Chaoui Belas.

Los eurodiputados franceses del grupo de Renovar Europa dedicaron la tarde del lunes a negociar la edulcoración del borrador

“Estará de acuerdo en que el proyecto de resolución español, que parte de una iniciativa de los eurodiputados de la formación española de Ciudadanos, es una maniobra para eludir el problema real” de la hospitalización del jefe del Frente Polisaro, Brahim Ghali, en un hospital español, prosigue la carta de Chaoui Belas. El proyecto de resolución es desde el lunes del grupo Renovar Europa.

La misiva concluye pidiendo a sus destinatarios que “no suscriban el intento de España de instrumentalizar a Europa (…) para poder así persistir en su negativa a asumir su responsabilidad histórica con Marruecos aunque se juegue así su credibilidad”. Por “responsabilidad histórica”, la diplomacia marroquí alude a brindar su respaldo a Rabat en el conflicto del Sáhara Occidental y, a poder ser, reconocer la soberanía de Marruecos sobre ese territorio como hizo, en diciembre, el presidente Donald Trump. Hasta ahora, EEUU ha sido el único país democrático que ha dado ese paso.

La carta de Chaoui Belas omite recordar que el 1 de marzo las autoridades marroquíes desencadenaron también una crisis con Alemania, motivada por el Sáhara Occidental. A principios de mayo, llamaron a consultas a su embajadora en Berlín, justo dos semanas antes de que hicieran otro tanto con Karima Benyaich, la jefa de su representación diplomática en Madrid.

Foto: El representante del Frente Polisario, Oubi Bouchraya Bachir. (Cedida)

Los demás grupos parlamentarios de la Eurocámara han elaborado enmiendas o textos alternativos al que redactó Cañas con el grupo Renovar Europa. Los socialistas hacen, por ejemplo, hincapié en que Marruecos “utilizó la inmigración irregular como instrumento político, violando así la integridad territorial y la soberanía de un Estado miembro”. Los Verdes añaden que Rabat lo hizo con una intención determinada: “Obtener ventajas políticas en el Sáhara Occidental”, es decir, un cambio de la postura de España.

El pleno del Parlamento Europeo tiene previsto debatir y votar la resolución el jueves después de escuchar a la comisaria de Igualdad, Helena Dalli, y no al alto representante para la Política Exterior, Josep Borrell, pronunciarse en nombre del Ejecutivo europeo. En los últimos años, la Eurocámara ha denunciado los atropellos, en materia de derechos humanos, en medio mundo, pero el país que recibe más ayudas de la UE en la orilla sur del Mediterráneo nunca había sido puesto en la picota desde 1994. La diplomacia de Rabat maniobró siempre con habilidad para sortear los golpes.

El temor a la inmigración descontrolada, que durante tres días sumergió Ceuta en mayo, ha, sin embargo, disparado las alarmas en el conjunto de la UE. Primero fueron varios miembros de la Comisión los que denunciaron la actuación marroquí en Ceuta. Ahora se dispone a hacerlo el pleno, aunque la movilización de la diplomacia marroquí “conseguirá que la votación sea reñida”, vaticina el asesor de un grupo parlamentario.

Foto: Vista de la playa de El Tarajal en mayo tras la entrada de miles de migrantes desde Marruecos. (Reuters)

La conferencia de presidentes de los grupos parlamentarios, que se celebró el jueves pasado, acordó, a propuesta de Dacian Ciolos, que encabeza el grupo liberal Renovar Europa, debatir y votar sobre la responsabilidad marroquí en el aluvión migratorio que cayó sobre Ceuta. En el orden del día del pleno del jueves 10, el debate figura con el siguiente título: 'La violación de la Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU por las autoridades marroquíes en la crisis migratoria de Ceuta'.

Solo un grupo, Identidad y Democracia, se opuso a ello. Encabezado por el italiano Marco Zanni, eurodiputado de La Liga, Identidad y Democracia, se sitúa en la extrema derecha del arco parlamentario. Cuenta en sus filas con el Reagrupamiento Nacional francés y Alternativa por Alemania. Pese a la gran sensibilidad de estos partidos por las cuestiones migratorias, su grupo parlamentario propuso un debate alternativo al de Marruecos: "La situación humanitaria en Kivu del Norte tras la erupción del volcán Niyragongo". Vox forma parte de otro grupo, Conservadores y Reformistas Europeos.

Los sucesos de Ceuta ya habían sido abordados, de refilón, el martes 18 de mayo en el pleno de la Eurocámara. La comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, aprovechó un debate sobre migración para advertir a Marruecos de que “las fronteras españolas son fronteras europeas”. Se mostró indignada porque “un gran número de niños haya llegado a nado a Ceuta, poniendo su vida en peligro”.

Marruecos amenazó el lunes con poner fin a la cooperación con la Unión Europea si el jueves el pleno del Parlamento Europeo vota una resolución de condena de su utilización de menores de edad —unos 2.000 entraron en Ceuta en mayo— para presionar políticamente a España.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Ceuta Unión Europea Eurodiputados Comisión Europea Parlamento Europeo
El redactor recomienda