Marruecos llama a consultas a su embajadora en protesta a la visita de Sánchez a Ceuta
  1. Mundo
Según la prensa local

Marruecos llama a consultas a su embajadora en protesta a la visita de Sánchez a Ceuta

Benyaich se estaría preparando ya para partir de regreso a Marruecos tras la llamada a consultas de Rabat, según recoge el diario local 'Le Desk'

placeholder Foto: La embajadora de Marruecos, Karima Benyaich, en su recepción de carta credencial del Rey. (EFE)
La embajadora de Marruecos, Karima Benyaich, en su recepción de carta credencial del Rey. (EFE)

Marruecos ha llamado a consultas a su embajadora en Madrid, Karima Benyaich, en protesta por la anunciada visita del presidente del Gobierno Pedro Sánchez a Ceuta y Melilla, en medio de la crisis migratoria y diplomática entre ambos países. La llamada a consultas se produce poco después de que la ministra de Asuntos Exteriores española, Arancha González Laya, convocara la mañana del martes a Benyaich para solicitar explicaciones y expresarle "su disgusto" por la masiva llegada de inmigrantes a Ceuta en la última jornada. Benyaich se estaría preparando ya para partir de regreso a Marruecos tras la llamada a consultas de Rabat, según recoge el diario local 'Le Desk', usualmente muy informado en temas diplomáticos marroquíes. La noticia también ha sido adelantada por medios afines a los servicios secretos de Rabat.

Esta última escalada de la tensión diplomática se produce después de que Pedro Sánchez anunciara que se iba a desplazar este martes a Ceuta y Melilla, junto con el ministro del Interior. Sánchez ha avanzado que el Gobierno será "firme para garantizar la seguridad" de la población de estas zonas ante la crisis migratoria de las últimas horas, cuando durante el lunes y la mañana del martes la ciudad autónoma de Ceuta recibió más de 9.000 llegadas a nado y a pie, ante la aparente pasividad de las fuerzas de seguridad marroquíes.

Foto: Cientos de personas continúan dirigiéndose este martes desde la localidad de Fnideq para cruzar hacia Ceuta. (EFE)

Este mismo martes por la mañana, la embajadora marroquí en Madrid, Karima Benyaich, había advertido en declaraciones a Europa Press que en las relaciones entre ambos países "hay actos que acarrean consecuencias" y "hay que asumirlas", en una velada referencia a la decisión de España de acoger "por razones humanitarias" al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, y dejando caer que el éxodo masivo de las últimas 24 horas hacia Ceuta ha sido una de esas "consecuencias".

Poco antes de la llamada a consultas, Benyaich se reunió con González Laya a petición de esta, quien le recordó la "corresponsabilidad" en la gestión de las fronteras y expresó además el "deseo" del Gobierno de "mirar al futuro" y "evitar que actos como estos puedan volver a repetirse".

Viajes 'prohibidos'

No es la primera vez que una visita de las autoridades españolas a los enclaves en la costa magrebí causa fricciones con Rabat. El pasado julio, el Gobierno abortó un viaje de los Reyes a Ceuta y Melilla para no molestar a Marruecos. De hecho, la última llamada a consultas de un embajador marroquí a Rabat se produjo en 2007, cuando Marruecos llamó al entonces embajador Omar Azziman para protestar por el anuncio de la visita —la primera desde el inicio de su reinado, 32 años antes— de los reyes Juan Carlos y Sofía, a Ceuta y Melilla. Entonces, el rey alauí Mohamed VI publicó un comunicado de “condena” y “denuncia” de esa “lamentable visita real”. Advirtió de que tendría “consecuencias que podrían poner en peligro el futuro de las relaciones entre los dos países”.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a Ceuta. (EFE)

Una amenaza que entonces no se concretó. En esta ocasión, según fuentes diplomáticas al medio afín a los servicios secretos Rue20, la anunciada visita de Sánchez a los enclaves ha "echado más leña al fuego".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Ceuta
El redactor recomienda