Sánchez llega a Ceuta y pide a Marruecos "respeto a las fronteras mutuas"
  1. España
CRISIS MIGRATORIA

Sánchez llega a Ceuta y pide a Marruecos "respeto a las fronteras mutuas"

El presidente del Gobierno ha enfatizado que "seremos firmes para garantizar la seguridad, ante cualquier desafío, cualquier eventualidad y bajo cualquier circunstancia"

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada esta tarde a Ceuta. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada esta tarde a Ceuta. (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha llegado esta tarde a Ceuta, que vive una crisis migratoria sin precedentes con la entrada de miles personas desde Marruecos. Sánchez ha llegado en helicóptero procedente de Madrid pocos minutos antes de las 17:00. En el helipuerto ha sido recibido por el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que había llegado previamente a Ceuta y la delegada del gobierno, Salvadora Mateos.

Desde allí Sánchez se ha dirigido al Palacio Autonómico, donde se ha reunido con el presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Jesús Vivas. El presidente del Gobierno no ha hecho declaraciones tras la reunión.

[Directo | Sigue los últimos acontecimientos de la crisis migratoria]

A su salida del helipuerto, medio centenar de personas que se habían concentrado en las inmediaciones han increpado a la comitiva.

Foto: La embajadora de Marruecos, Karima Benyaich, en su recepción de carta credencial del Rey. (EFE)

El líder del Ejecutivo se ha desplazado después hasta el Centro Operativo de Servicios (SOS) de la Guardia Civil en el Tarajal para ver las imágenes grabadas por los dispositivos de vigilancia de la Benemérita en el espigón anexo desde la madrugada del lunes, cuando comenzaron a entrar irregularmente miles de ciudadanos marroquíes.

Tras la visita a Ceuta, Pedro Sánchez acompañado por Marlaska, viajará a Melilla, donde también se están registrando entradas irregulares, para entrevistarse con el presidente de la ciudad autónoma, Eduardo de Castro, y con la delegada del Gobierno, Sabrina Moh.

Horas antes, en una declaración institucional en el Palacio de la Moncloa, Sánchez ha avanzado que el Ejecutivo será "firme para garantizar la seguridad" de la población de estas zonas ante la crisis migratoria que ha estallado en las últimas horas. Sánchez ha dado un salto cualitativo en referencia a Marruecos, a quien considera "un país socio y amigo de España y así debe seguir siéndolo", pero a quien ha pedido "respeto a las fronteras mutuas" para cuidar las relaciones y estrecharlas y que "esta cooperación resulte provechosa". Un "respeto", según concluyó, que "es la base sobre la que se construye la vecindad de países amigos".

Con el Ejército desplegado en la zona y las fuerzas de seguridad reforzadas por nuevos efectivos, Sánchez ha trasladado a través de una declaración institucional desde Moncloa que el Gobierno "restablecerá el orden" en Ceuta y Melilla con la "máxima celeridad". Su viaje a la zona, de hecho, tiene el objetivo según el propio Sánchez de "mostrar determinación".

El jefe del Ejecutivo ha calificado los "inusitados" sucesos que se viven en la frontera con Marruecos como una "grave crisis para España y también para la UE". En este sentido, ha enfatizado que "seremos firmes para garantizar la seguridad, ante cualquier desafío, cualquier eventualidad y bajo cualquier circunstancia". La integridad de Ceuta, ha añadido en su breve intervención antes de desplazarse a la zona, "están garantizadas por la acción del Gobierno de España" que empleará "todos los medios disponibles para ello". Durante las próximas horas se seguirá con la política de devoluciones, que en palabras de Sánchez serán "inmediatas".

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un Comité de Situación y Sánchez ha analizado la crisis con el vicepresidente de la comisión europea y del consejo europeo, y también se ha puesto en contacto con el líder de la oposición. La comisaria de Interior, Ylva Johansson, ha recalcado que "lo más importante ahora es que Marruecos mantenga su compromiso de evitar las salidas irregulares y que quienes no tengan derecho a quedarse sean devueltos de forma ordenada y efectiva".

Desde este lunes se han devuelto ya 2.700 inmigrantes, según ha informado el responsable de Interior, al amparo de los acuerdos de 1992 firmados con Marruecos. Una política de devoluciones que se prolongará durante el periodo en el que se extienda esta crisis. El responsable de Interior ha evitado realizar referencias a Marruecos durante su intervención inicial tras celebrarse la reunión del Consejo de Ministros, al igual que la ministra portavoz María Jesús Montero, si bien ha avisado que España será "beligerante en la defensa de la frontera". Así, ha insistido en que se pondrán todos los medios necesarios "para proteger la integridad de las fronteras y proceder a la devolución inmediata" de los inmigrantes que crucen irregularmente la frontera.

Foto: Marroquíes avanzan hacia las tropas españolas en 1975 el Sáhara durante la Marcha Verde.

El presidente del Gobierno ha cancelado su viaje a París, a donde tenía previsto acudir este mediodía para participar en la Cumbre sobre Financiación de Economías Africanas: "Mi prioridad en este momento es devolver la normalidad a Ceuta. Sus ciudadanos y ciudadanas deben saber que cuentan con el apoyo absoluto del Gobierno de España y la máxima firmeza para velar por su seguridad y defender su integridad como parte del país ante cualquier desafío", trasladó a primera hora de la mañana.

Se ha movilizado al Ejército en la zona para contener la oleada migratoria, así como a un contingente policial con 200 efectivos para sumarse al más de millar que están de forma permanente sobre el terreno. El presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, ha reclamado una respuesta contundente del Estado porque, según ha señalado en declaraciones a Onda Cero, "no está en juego solo la tranquilidad y seguridad en Ceuta", sino también la defensa de la "integridad territorial de España".

Antes de la intervención de Sánchez, el responsable de Interior evitó realizar referencias a Marruecos durante su intervención tras celebrarse la reunión del Consejo de Ministros, al igual que la ministra portavoz María Jesús Montero, si bien avisó que España será "beligerante en la defensa de la frontera". La única referencia al Gobierno alauí fue para asegurar que "estamos hablando con las autoridades marroquíes y en cooperación diaria" con ellas y para calificar la relación como "consolidada, aun cuando tengamos en algún momento que hacer frente a episodios como este, que será revertido a la mayor brevedad posible".

La cautela a la hora de referirse a Marruecos había sido hasta ahora la principal pauta del Ejecutivo, refiriéndose a esta crisis como un asunto de Estado y a una crisis migratoria que vincula a "muchas circunstancias", especialmente derivadas del reto demográfico asociadas a cuestiones humanitarias y socioeconómicas por la pandemia. Circunstancias "múltiples y muy complejas", por lo que Grande-Marlaska indicó que "vamos a ser prudentes en las conclusiones cuando se habla de retos demográficos y crisis migratorias". "Se está trabajando en alta diplomacia y en el diálogo con este país y tienen que ser conversaciones discretas", ha completado Montero, añadiendo que la diplomacia también se está realizando de forma multinivel en el seno de la UE.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Pedro Sánchez Ceuta