Esta 'master class' sobre leones te muestra todo lo que Occidente no entiende de África
  1. Mundo
parque nacional de ethosa

Esta 'master class' sobre leones te muestra todo lo que Occidente no entiende de África

La lucha a muerte entre leones y humanos narrada sin tópicos por Tammy Hoth, una mujer que ha crecido entre bestias y fundadora de una ONG para salvar a los amenazados depredadores

placeholder Foto: Tammy Hoth Hanssen,  fundadora y creadora de Namibian Lion Trust. (Javier Brandoli)
Tammy Hoth Hanssen, fundadora y creadora de Namibian Lion Trust. (Javier Brandoli)

Tammy Hoth Hanssen circula con el 4x4 por el espectacular terreno del Hobatere Lodge, una concesión de 8.808 hectáreas junto al namibio Parque Nacional de Ethosa. La fundadora y creadora de Namibian Lion Trust, una granjera que entendió desde niña que había un conflicto de supervivencia entre animales salvajes y humanos, saca su antena en una colina y explica “la manada está hoy lejos. Se han movido”.

Algunos leones llevan collares con dispositivos GPS para tenerlos controlados y proporcionarles una cierta seguridad a ellos y a sus “vecinos”. Los felinos han encontrado en este espacio natural de Hobatere una cierta tregua para su constante reto de supervivencia: cazar sin ser cazado. El rey de la selva tiene un mortal depredador: el hombre. Tammy se acerca a una valla de una finca ganadera colindante y encuentra una parte caída. “Llama para arreglar este paso”, pide a un miembro de su equipo. Los leones que pudieran cruzar allí para encontrar carne fresca y fácil corren un enorme riesgo. Una vaca o diez cabras muertas son el inicio de una vendetta. El felino mata por comer, el pastor o dueño del ganado mata por defender su comida. El ciclo es infinito y la batalla por la vida requiere de imaginación, innovación y un conocimiento sobre el terreno del que el conservacionismo occidental está muchas veces muy lejos. La caza deportiva, la caza ilegal, la sequía, la pobreza, el covid… todo forma parte de este complicado ecosistema.

PREGUNTA: ¿Cuándo comienza Lion Trust?

RESPUESTA: En 1997, yo y mi marido teníamos una explotación ganadera en los límites de Ethosa. Estábamos en medio del conflicto entre humanos y animales salvajes y comprendí que no se había hecho nada para tener una coexistencia. Y así empezamos un proyecto que pretendía reducir el número de leones que se mataban y el número de ganado que mataban los leones. Entendimos que la educación era básica y que los ganaderos debían ser educados en que agarrar un arma no fuera la primera opción. En 2019 nos convertimos oficialmente en Namibian Lion Trust.

P: ¿El proyecto vive de las donaciones?

R: Todas nuestras donaciones que vienen por turismo se han detenido por el covid. Tenemos una fuerte apoyo de donadores en U.K, Holanda, EEUU, alguna donadora privada y algo de soporte local.

P: ¿La pandemia ha cambiado las ayudas?

R: La falta de turistas nos está afectando. No sólo al dinero que dejaban directamente, sino que muchos de ellos al retornar a casa se convertían en donadores. La falta de turismo ha acabado con eso. La falta de viajeros está afectando muchísimo a todas las ONG del país.

P: ¿Afecta también a la vida salvaje? ¿Ha aumentado la caza furtiva?

R: La caza furtiva ha aumentado, especialmente la caza de todo lo que es comestible como cebras, gacelas, kudu o jirafas. Hay mucha gente que ha perdido su trabajo por la pandemia, gente que trabajaba en turismo, en zonas naturales… ¿Dónde encuentras un centavo? En circunstancias normales esas personas no serían cazadores furtivos, pero ahora han tenido que buscarse la vida para comer.

P: ¿Necesitan el turismo?

R: Absolutamente. Hay un montón de pequeños negocios quebrados. No hay nadie que compre ni nadie a quién vender. La gente está teniendo que buscar comida en la naturaleza.

Foto:  Himbas en el supermercado de Opuwo con mascarillas. (J. Brandoli)

P: En Europa es difícil de entender el problema entre leones y seres humanos. Muchas veces los felinos saltan vallas y atacan ganado y muchas veces los ganaderos entran en el terreno de los leones… ¿El león sigue siendo una especie de mito maldito?

R: Ese es el gran problema. Es el factor miedo. La gente le tiene miedo a los leones. Son el rey de las bestias y si uno mira los retratos de los leones en fotos y en esculturas salen con la boca abierta, agresivos, y lo que están haciendo generalmente es bostezar. Ese factor miedo, con la falta de educación en las escuelas sobre coexistencia con la vida salvaje, acaba en una falta total de información, especialmente en las comunidades de granjeros. Los granjeros temen a los leones, hienas, leopardos… Los niños crecen creyendo que los leones son muy peligrosos y si están en su camino deben huir o matarlos. Eso debe cambiar.

P: Pero hay ataques a ganado…

R: Por supuesto los leones necesitan comida, mucha comida. Y en algunas aéreas tenemos mucha vida salvaje y pocos humanos, lo que es fantástico, pero la sequía está cambiando eso, especialmente en el noroeste. En esta parte donde hay áreas de conservación vive poca gente, pero todos son granjeros y los elefantes o leones se convierten en un problema. No son fincas suyas de propiedad, son áreas abiertas donde convive la vida salvaje y el ganado y durante la noche hay ataques. Ahí empieza el conflicto, son carne fácil para los depredadores.

P: ¿La sequía se ha convertido en determinante?

R: En los últimos 8 años la sequía ha afectado a todos. Los animales tienen que ir más lejos y pastar durante más tiempo para alimentarse. Eso no le permite al pastor regresar con ellos a sus cercados. Además, los ancianos se quejan y me dicen que ahora los niños, que tradicionalmente sacaban el ganado, van obligatoriamente a la escuela y posiblemente el anciano es demasiado débil o enfermo para pastorear el ganado muy lejos. O pasa que los de 25 años son muy vagos y el ganado se queda por la noche sin protección y se convierte en un festín para los depredadores. El ganado, por la sequía y falta de comida, es cada vez más débil y más lento y no es lo suficientemente rápido para huir. Eso enseña a los depredadores que cazar vacas o cabras es más fácil que cazar cebras que son más rápidas. Eso genera frustración en el granjero que pierde ganado y sabe que es más fácil envenenar o poner trampas a los leones que cambiar su forma de pastoreo.

P: ¿Qué solución hay?

R: Nosotros estamos trabajando en esas zonas calientes fronterizas entre vida humana y vida salvaje construyendo muchos cercados de ganado para las comunidades. Damos información y educamos a la gente diciendo que deben regresar con su ganado por las noches a los poblados, no los deben sacar a primera hora de la mañana, tienen que arreglar sus cercados... Nosotros les construimos cercados de hasta dos metros de altura y les decimos que hagan fuegos estratégicos. Pero, incluso cuando los leones matan ganado, les ayudamos a vender esa carne. El problema es que los ganaderos saben que los leones volverán a por más carne y es ahí donde les ponen trampas, o les disparan y los matan.

P: El problema es que por un lado hay cada vez más humanos que entran en las zonas naturales protegidas a conseguir comida y por otro la población de leones es territorial y se va expandiendo, ¿hay una colisión entre ambos por los mismos recursos naturales?

Estamos intentado cambiar la mentalidad de los granjeros. Nosotros somos granjeros también y entendemos lo que significan esas pérdidas porque es dinero de tu bolsillo. Hemos entendido que si nuestros cercados son buenos se lo ponemos muy difícil a los depredadores. Es igual que un ladrón, si tienes una vale eléctrica pero no hay electricidad obviamente voy a entrar en tu casa. Cuando los depredadores van cerca de los poblados y hay fuegos, perros, luces, cercados altos, el ganado no sale a primera hora de la mañana o por la noche… ellos se van porque es complicado cazar.

placeholder Tammy Hoth Hanssen circula con su 4x4 por el terreno del Hobatere Lodge. (Javier Brandoli)
Tammy Hoth Hanssen circula con su 4x4 por el terreno del Hobatere Lodge. (Javier Brandoli)

P: ¿Cuál es el depredador que caza más ganado?

R: La hiena y luego los leones.

P: ¿Está situación se repite en todos los países?

R: He sentido que en Botsuana, Kenia, Zambia… había más empatía entre los humanos y la vida salvaje. Algunas culturas se preparan para tolerar la vida salvaje. No digo que en Namibia no haya, pero aquí hay menos empatía entre humanos y animales salvajes.

P:¿Por qué es diferente Namibia?

R: Es muy claro que en ciertas áreas la gente namibia tiene mucho miedo de elefantes y leones. Hay una barrera que creo que tiene que ver con la educación, la falta de comunicación entre los ancianos y las nuevas generaciones. Es importante también entender que sin la vida salvaje tampoco habrá turismo. Las mujeres en términos de conservación son esenciales.

P: ¿Por qué?

R: Porque las mujeres influyen en los poblados, maridos, en la forma de llevar las granjas… Nosotros enseñamos a las mujeres, muchas de ellas son granjeras porque los maridos se han ido a buscar trabajo y ellas cuidan las cabras. El problema es cultural, ellas llevan las granjas pero no se sientan a tomar decisiones. Las mujeres enseñan a sus hijos, cuando salen a recoger leña o a cuidar las cabras, que no necesitan matar ese ciempiés o esa serpiente. Es un lento proceso, pero es muy efectivo contar con las mujeres en conservación.

Foto: Jabalíes en Roma.

P: ¿Es efectivo, como hacen ya en otros países africanos, colocar collares GPS en los leones para tenerlos localizados y que los ganaderos puedan mover su ganado para evitar ataques?

R: Ese sistema es efectivo y lo estamos usando también en Namibia, pero puede suceder que el único pasto disponible sea en la zona en la que están los leones y el granjero sienta que debe quitar de su camino a los depredadores.

P: ¿La falta de pastos y la sequía se ha incrementado en los últimos años?

R: Nosotros estamos en medio de los graves efectos del cambio climático. Cada día el clima es más cálido y más seco. Lo hemos visto en los últimos 8 años. Hay una relación directa entre esta grave sequía y el cambio climático. Ahora estamos de nuevo en un círculo de falta de lluvias, como el de 2000 a 2008, que en 2013 comenzó de nuevo. El año pasado vimos una importante disminución de cebras, orix, impalas… que son animales increíblemente resistentes. Este año ha mejorado un poco y la lluvia ha llegado justo a tiempo. Pero así deben funcionar los sistemas naturales. Porque si hay un incremento masivo de cebras, también morirán de todos modos por incapacidad de mantenerse.

*A mediados de marzo hubo fuertes lluvias en casi toda Namibia menos en la parte más al noroeste del país donde no cayó una gota. Pudimos comprobar como esas lluvias provocaron un inusual movimiento de animales que regresaron a zonas con pastos y que durante años fueron abandonadas

P: ¿Hay demasiado ganado?

Necesitamos agua para el ganado, necesitamos una cierta cantidad de ganado, comida para los humanos… Seguimos comprando ganado a pesar de que nuestro ecosistema nos dice “amigos, este lugar es demasiado seco para tanto ganado”. En mi opinión personal, en esta parte de Namibia no debería haber ganado en las zonas silvestres.

"El clima nos está enseñando que el ganado no puede sobrevivir en estas circunstancias"

P: En Occidente, un lobo mata una oveja o se acerca a una escuela y es un escándalo, pero en África la receta de los conservacionistas es que la gente viva con la vida salvaje sin alterarla. ¿Cómo sobreviven los himba, herero, damara… sin su ganado?

R: Hay que enseñarles que estos números masivos de miles de cabezas de ganado que los herero e himba tienen, que es la pieza central de su cultura, deben administrarse. Deben vender una parte, guardar otra… Debes saber cuánto ganado realmente puedes mantener, ¿1000, 500, 200 cabezas? El clima nos está enseñando que el ganado no puede sobrevivir en estas circunstancias. Hace unos días hablaba con un ganadero que me decía que hace un año tenía 250 cabezas de ganado y en un año por la sequía han sobrevivido sólo 20. Las que mejor sobreviven son las cabras y los granjeros, con el poco dinero que tienen, se han lanzado a comprar miles de cabras y eso acabará siendo un problema. Ahora hay cabras por todos los lados y contener un rebaño de cabras es muy complicado. Los leones o leopardos entran en los cercados mal construidos en medio del campo donde hay muchas cabras y matan decenas de ellas porque muerden y muerden aunque sólo se coman dos. La gente pierde 50 cabras en una noche que valen entre 50 y 500 dólares namibios por pieza, que es muchísimo dinero. Eso nos ha hecho cambiar nuestra estrategia.

P: ¿Demasiados animales para un lugar seco?

R: Una vaca en esta parte del mundo necesita 25 hectáreas para alimentarse. En zonas donde llueve algo más baja a 12 hectáreas por vaca. En vuestro mundo, 20 vacas se alimentan en una hectárea de terreno. Encima, parte de ese pasto se comparte con oryx, cebras, gacelas, y el suelo, sin lluvia y con ese nivel de pastoreo, deja de crecer y muere. Cuando las lluvias paran en abril, hasta que llueve de nuevo, crece una hierba perenne. Pero tu tienes mucho ganado que va a comerla y acaba con ella. Luego llega el viento, que es muy fuerte, y se lleva hasta el Atlántico la capa superficial del suelo con las semillas y el suelo se convierte en infértil.

Foto: Linguère Mously Mbaye

P: ¿Hay alguna receta para detener ese ciclo?

R: Si tienes a tu ganado siempre en el mismo lugar, el suelo acaba perdiendo su fertilidad por el sobrepastoreo. Lo que nosotros proponemos es cercados móviles que enganchar a los arbustos, sin usar plástico, fáciles de transportar, de dos metros de alto para evitar que entren los leones y anclados para que no escarben las hienas. Donde el pastor pueda dormir incluso dentro y sentirse seguro él y sus animales a los que puede calmar cuando intuyan a los depredadores. Eso, además, hace que el ganado vaya fertilizando el suelo y el cercado se mueve cada dos o tres días generando el mismo proceso fertilizador en otras partes. Cuando vengan las lluvias y los vientos ira mejorando el suelo para el ganado. Sin entender eso, los granjeros no serán capaces de mantener su ganado.

P: Ethosa da más dinero a Namibia en turismo que posiblemente todo el resto del país, ¿la única manera de mantener la naturaleza salvaje es hacerla rentable?

Sí, pero yo creo que en Namibia como tenemos mucho espacio y tenemos un clima semidesértico tenemos suficiente espacio para nuestra vida salvaje. Ahora mismo sólo los perros salvajes y los buitres leonados están en peligro de extinción. El resto está en condiciones de sobrevivir por nuestro número bajo de población y su adaptación al clima. Hay mucha gente que dice en África, no me refiero a un grupo en particular porque yo soy tan africana como todos, no hemos planificado bien. Sin embargo, lo que hemos hecho bien es entender la naturaleza.

P: ¿Habrá naturaleza salvaje africana fuera de los parques si llega un gran desarrollo?

R: Mucha gente dice que en 20 o 30 años sólo habrá animales salvajes en los parques, especialmente los leones. Yo difiero totalmente. Si eso pasa en Namibia habremos fracasado totalmente. Tenemos suficiente espacio, poca gente y lo único que tenemos que hacer es decirle a la gente que no sólo hay cabras para sobrevivir, hay algo más. No hace falta tener miles de animales, necesitan tener otros planes que debemos crear para estas comunidades. Para algunas de estas comunidades el turismo es esencial y por eso es muy importante que el turismo regrese. Debe haber diferentes opciones de sobrevivir en estas comunidades para garantizar que elefantes, oryx, felinos, cebras… no desaparezcan.

Foto: El lince ibérico es uno de los animales que se ha salvado gracias a las medidas tomadas para su conservación (EFE/Beldad)

P: ¿Habrá coexistencia entre leones y humanos en libertad?

R: No creo que en 20 años sólo se verán leones, al menos en Namibia, sólo en los parques.

P: En Europa la caza en África se ha convertido en un símbolo del que todo el mundo opina sin entender bien del todo el problema.

R: (Se rie). Esto es lanzarme en aguas turbulentas. Yo tengo mi opinión he crecido cazando, no hubiéramos sobrevivido de otra forma. Cazo, es parte de los granjeros cazar, incluso hago caza deportiva. Sin embargo, creo que hay otras formas de gestionar las poblaciones animales. La caza puede usarse como uno de los medios de gestión, especialmente en los parques vallados en los que los animales no pueden migrar. La única forma económicamente viable de gestionarlo es la caza deportiva y ellos hacen el trabajo por ti. Si el cazador quiere poner la piel o los cuernos en su pared no es mi problema, yo tengo que asegurarme de que puedo manejar mi ecosistema y esta es una forma de obtener ingresos. La gran cuestión es: ¿es una persecución justa? Cazar felinos para mí es algo inadmisible. Les ponen un cebo y el león siempre tiene hambre. Y vendrá y vendrá hasta que lo maten. ¿Es justo cazar con un rifle de largo alcance? Incluso cuando el animal está libre, ¿qué opciones tiene ante un rifle de largo alcance de salvarse?

P: ¿El argumento de que la caza es buena para equilibrar el ecosistema es válido?

R: Tu no puedes tener muchos animales en una zona cerrada, pero en una zona abierta la naturaleza equilibra eso porque los animales migran. La caza deportiva en naturaleza abierta deja abiertas muchas dudas porque es complicado saber qué población es la que es viable. Puede haber enfermedades, sequías, migraciones… y no se puede prever la cuota.

Foto: Intervención del SEPRONA contra la caza ilegal (EFE)

P: ¿Aportan recursos a la conservación los clubes de caza?

R: Los clubes de caza deportiva donan millones contra la caza furtiva y a favor de la conservación. Mantienen las áreas de conservación. Si los eliminas del todo muchos sistemas de conservación quebrarían y empezará de nuevo la caza furtiva. ¿Dónde en África ha habido éxito en la caza de leones? Hace 20 años, había 200.000 leones en África y ahora hay entre 15.000 y 20.000. Se han hecho muchas cosas para preservarlos. En Sudáfrica hay fincas donde se alimenta leones y se practica su caza deportiva. Esto debería estar totalmente prohibido, es algo artificial. El problema es que la caza deportiva no es nada popular y ahora ya no se cuida a los leones porque no son negocio. Ahora los leones son más débiles; antes para cazarlos debían ser fuertes y como ahora no son rentables no los alimentan bien. Antes les daban mucha comida y sus cráneos eran más grandes que los salvajes, ahora ni están bien alimentados. ¿Qué vamos a hacer con esos animales? Creo que lo estamos haciendo mal en muchos aspectos.

P: ¿Debe prohibirse la caza deportiva?

R. Mi opinión es que se debe prohibir la caza deportiva de leones. Nadie quiere ver un elefante cazado. Todos los animales deben ser protegidos, pero hay muchas partes del mundo donde la población de elefantes es muy grande y causan destrucción ¿Qué haces? Nosotros sabemos que número de elefantes y leones hay. Tenemos que saber su edad, si hay machos o hembras. En Namibia hay un problema de falta de machos en la selva, porque en general los machos son como bobos adolescentes que van por todas partes, se meten en problemas y van a por las presas más fáciles y se les caza con más facilidad. Tenemos un problema de macho territorial que tiene muchas hembras desperdigadas con sus cachorros. En Hobatere mataron al león macho territorial el año pasado. El tenía 34.000 hectáreas de su territorio y tres grupos de leonas que controlaba y no ha venido ningún macho adulto a tomar los grupos. Eso es un problema.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Caza Ecosistema ONG
El redactor recomienda