El lanzamiento del cohete Falcon 9 de la compañía aeronáutica SpaceX con una nave en la que viajaban dos astronautas de la NASA fue suspendido este miércoles debido a las condiciones climatológicas en el Centro Espacial Kennedy, en Florida.

Se trata del primer vuelo espacial con humanos a la Estación Espacial Internacional (EEI) desde suelo estadounidense en nueve años.

El lanzamiento estaba previsto para las 16:33 hora local (20:33 GTM), y en el centrok Kennedy se encontraban el presidente de EE.UU., Donald Trump, y el vicepresidente Mike Pence. 

El proyecto, bautizado como Demo-2, marca un hito clave: en primer lugar, porque se trata del primer vuelo espacial tripulado de la historia operado por una compañía privada; pero además, porque de tener éxito acabaría con la dependencia que Estados Unidos tiene de Rusia en el terreno espacial.

Desde que el gigante norteamericano clausurara en 2011 el programa de transbordadores espaciales tras 30 años de servicio, cada vez que quería enviar astronautas al espacio dependía de las naves rusas Soyuz. Para evitarlo, en 2014 la NASA concedió a SpaceX y a Boeing 6.800 millones de dólares (6.235 millones de euros) en contratos para impulsar la capacidad de volar al laboratorio orbital sin comprar asientos a Rusia. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios