Evacúan una playa cercana a Miami, en Estados Unidos, por la aparición de un inusual y peligroso bañista: un cocodrilo de casi dos metros de largo. El animal fue visto por la mañana en el agua y, cuando se cansó, acabó en la playa. La policía acordonó la zona, para evitar cualquier ataque. Tras varias horas, en las que el reptil se dedicó a darse algún que otro chapuzón, consiguieron atraparle. Fue trasladado a un hábitat más adecuado para él.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios