A muchos de los pillados con dinero en paraísos fiscales, tanto en los reciente Paradise Papers, como en los famosos Papeles de Panamá, una cosa les une casi familiarmente: ellos no sabían nada y sí es verdad, la culpa no es de ellos. Valga como ejemplo el de Xavier Trias.

El exalcalde de Barcelona figura como beneficiario en un 'trust' familiar junto a sus hermanos. Después de negar su conocimiento e incluso la existencia de dicho trust, Trias tuvo que aceptar la existencia pero aclarando por boca de su abogados que "esto lo montó su padre y lo heredó su madre, pero a ellos no les llegó nada". Así Trias, como otros antes, decidía descargar la culpa en dos personas fallecidas que nada podrán ya aclarar.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios