¿Frenos con inteligencia artificial? Probamos el sistema del futuro: Sensify de Brembo
  1. Motor
  2. Pruebas
Llegarán al mercado en 2024

¿Frenos con inteligencia artificial? Probamos el sistema del futuro: Sensify de Brembo

Brembo acaba de presentar el innovador sistema de frenado inteligente Sensify, que emplea inteligencia artificial para repartir entre las cuatro ruedas la frenada. Y ya lo hemos probado

Foto: El sistema está previsto que llegue al mercado en 2024
El sistema está previsto que llegue al mercado en 2024

Brembo SpA, compañía líder mundial y reconocida innovadora en la tecnología de sistemas de freno para vehículos, acaba de presentar un nuevo sistema de frenado inteligente, pionero en integrar inteligencia artificial para ofrecer una experiencia de conducción única.

Y es que muchas veces nos enfocamos en la potencia de los automóviles como una gran virtud, quedándonos boquiabiertos por la capacidad de aceleración que poseen. Sin embargo, menos son los que le dan la importancia que merece al sistema de frenado, pues de nada sirve poder ir a altas velocidades si cuando queremos detenernos esto nos cuesta más de lo que debería. Es por tanto el sistema de frenado un elemento fundamental en la seguridad del vehículo y es precisamente por esto que Brembo busca cada día la forma de mejorar los sistemas actuales.

placeholder El sistema cuenta con dos centralitas, una por eje, pero también dispone de un pequeño tramo hidráulico en el frontal, de manera que si falla la electrónica, podamos frenar de la manera 'convencional'.
El sistema cuenta con dos centralitas, una por eje, pero también dispone de un pequeño tramo hidráulico en el frontal, de manera que si falla la electrónica, podamos frenar de la manera 'convencional'.

Ahora, la compañía italiana ha presentado Sensify, un innovador sistema de frenado inteligente que integra el más avanzado software basado en inteligencia artificial, con los componentes de freno de la empresa, reconocidos mundialmente. Y nosotros ya hemos tenido la oportunidad de probar estos 'frenos del futuro'.

placeholder Se vale de la inteligencia artificial, el software y los algoritmos para decidir de manera automática cuánta presión ha de aplicar a cada rueda en cada momento de la frenada.
Se vale de la inteligencia artificial, el software y los algoritmos para decidir de manera automática cuánta presión ha de aplicar a cada rueda en cada momento de la frenada.

Sensify combina la actual gama de productos Brembo de pinzas, discos y materiales de fricción, con la tecnología digital y la inteligencia artificial para crear una plataforma flexible y revolucionaria, que incluye software, algoritmos predictivos y gestión de datos para controlar el sistema de frenado de forma digital. De esta manera, la frenada se reparte entre las cuatro ruedas de manera que se aplica una presión distinta a cada una, dependiendo de la necesidad que requiera la frenada, del deslizamiento o propensión al bloqueo que detecte el algoritmo en cada rueda, o de las condiciones del frenado; como en curva, recta, inclinado…

Con Sensify el sistema de frenado ya no es simplemente una suma de partes, sino un ecosistema, donde la inteligencia artificial y el software desempeñan un papel activo. Además, la recopilación de datos se utiliza para mejorar la experiencia de conducción y permitir que el sistema se actualice constantemente. Por ejemplo, Sensify es capaz de ofrecer a cada uno de los conductores, a través de una app, monitorización de su forma de frenar, consejos para utilizar de la mejor manera posible los frenos, personalización de la experiencia o preferencias en cuanto a cómo siente el pedal (que es un simulador de pedal, no tiene conexión hidráulica, simplemente pisas y este manda un mensaje a una centralita, que aplica la presión que corresponde con dicha fuerza en el pedal). De este modo, si queremos que el pedal tenga un recorrido más largo o más corto puede personalizarse, de igual modo que cambiar los pedales de lado (para la conducción por la derecha) se convierte en una tarea de lo más simple, además de permitir que los diseñadores de los vehículos tengan mucha mayor libertad, pues no ocupa tanto espacio ni cuenta con las habituales conexiones o los tubos para cables y líquidos.

placeholder La 'sencillez' es uno de sus puntos fuertes, pues permite mucha más libertad a los fabricantes para mover a placer los pedales, cambiarlos de lado o diseñar el habitáculo de manera diferente debido a su menor tamaño.
La 'sencillez' es uno de sus puntos fuertes, pues permite mucha más libertad a los fabricantes para mover a placer los pedales, cambiarlos de lado o diseñar el habitáculo de manera diferente debido a su menor tamaño.

Pero no solo es más flexible en cuanto a lo mencionado antes, es que también cuenta con unos tiempos de bloqueo inferiores, de hecho las pinzas pueden cerrarse en menos de la mitad del tiempo que un sistema convencional, lo que hace que sea más seguro. Asimismo, al ser un sistema electrónico, y no con presión hidráulica, se elimina el llamado 'drag residual', que es cuando las pastillas se encuentran en un constante roce ligero con los discos, efecto que desgasta más rápidamente tanto las pastillas como los discos, además de que ese 'drag resigual' emite partículas contaminantes constantemente. Con Sensify, esto se elimina, ya que las pastillas se encuentran más alejadas de los discos, aunque el tiempo de respuesta sea más rápido, lo que significa que las pastillas alargan su vida útil, los discos también, nuestra seguridad se incrementa y además son menos contaminantes.

Además, y siguiendo con el apartado del medioambiente, al eliminarse el líquido de frenos todo el proceso se vuelve significativamente más 'verde', aunque hay que decir que cuentan con un pequeño tramo hidráulico en los frenos delanteros, que nunca interviene, puesto que es solo un sistema de seguridad que está ahí por si las centralitas (que son dos, una en cada eje) fallan, o por si perdemos toda la energía en el vehículo. Si esto sucede, el pedal del freno deja de funcionar como un ‘interruptor’ eléctrico y empieza a hacerlo como los actuales, es decir, a través de esos pequeños tramos hidráulicos, por lo que en caso de que falle toda la electrónica, aún tenemos la posibilidad de frenar como se ha hecho toda la vida.

'Sobre raíles'

Para poner a prueba este innovador sistema y sentir nosotros mismos de lo que eran capaces, Brembo nos preparó una serie de pruebas en un circuito, de manera que la seguridad fuese siempre lo primero. Todas ellas debíamos realizarlas primero con un coche con sistema de frenado corriente y posteriormente con uno equipado con el nuevo Sensify. Los vehículos eran exactamente iguales entre sí, incluídos los mismos neumáticos. La primera prueba consistía en conducir a distintas velocidades sobre diferentes superficies regadas con agua, una simulando asfalto mojado, otra creando un efecto similar a la nieve y otra simulando lluvia extrema. Con el primer coche, el del sistema corriente, las frenadas fueron más que correctas, aunque como era de esperar, el coche se movía ligeramente sobre el carril, no de manera peligrosa, pero sí notabas movimiento en el volante y más temblores en el freno. Al subir al modelo equipado con el sistema Sensify, te sorprende de inmediato por cómo se siente, absolutamente controlado en todo momento, sin sensaciones ni vibraciones en el pedal y con la dirección dando la sensación de ir sobre raíles. La diferencia más sorprendente fue la frenada en condiciones que imitaban la nieve. Esta prueba se realizaba a 50 km/h, y cuando la realizamos con el sistema Sensify, la diferencia respecto al sistema tradicional fue de dos coches, lo que es un mundo en estas condiciones, y más si tenemos en cuenta que 'solo' íbamos a 50 por hora.

placeholder La sensación al frenar fuerte con el sistema Sensify es la de ir sobre raíles, con cero vibraciones en el pedal y el coche plantado en todo momento.
La sensación al frenar fuerte con el sistema Sensify es la de ir sobre raíles, con cero vibraciones en el pedal y el coche plantado en todo momento.

Para terminar de probar Sensify, a lo largo del circuito se habían colocado distintas pruebas. Dos eran frenadas en curva, una más rápida (100 km/h) y otra más lenta (70 km/h). En ambas llama la atención la facilidad con la que se detiene incluso con el volante girado, pues el coche no se mueve ni se descontrola, simplemente aplica la presión de manera mucho más uniforme entre ruedas con más o con menos apoyo, lo que hace que se sienta muy 'plantado' en estas situaciones. La siguiente prueba consistía en frenar a fondo a 120-140 km/h, una auténtica frenada de emergencia. Como sucede con el resto, el coche parece hacerlo sobre raíles, sin movimiento ni vibraciones en el pedal, llegando incluso a marear ligeramente, al sentir que el coche no se mueve como tu cerebro está pensando que lo va a hacer.

placeholder En cada prueba íbamos acompañados de un técnico de Brembo, conectado todo el coche a un ordenador y permitiéndonos ver como desempeñaba el sistema en cada frenada.
En cada prueba íbamos acompañados de un técnico de Brembo, conectado todo el coche a un ordenador y permitiéndonos ver como desempeñaba el sistema en cada frenada.

Por último, una frenada a 100 km/h con esquiva en plena frenada, un movimiento que suele complicarle las cosas al coche debido a que en mitad de la frenada, el vehículo cambia sus pesos y las ruedas desvían la dirección. Hay que destacar que con el sistema de frenado corriente las sensaciones no eran para nada malas, simplemente es que con Sensify se hace todo de manera más cómoda y sencilla, haciendo que las frenadas sean más seguras y controladas, sobre todo en curva, debido a que se encarga de manera automática de aplicar diferentes presiones en cada rueda, en función de sus necesidades.

placeholder A pesar de que se trata de un pedal de freno simulado, si nadie te dice que estás ante un sistema nuevo, las sensaciones son completamente idénticas en cuanto a tacto.
A pesar de que se trata de un pedal de freno simulado, si nadie te dice que estás ante un sistema nuevo, las sensaciones son completamente idénticas en cuanto a tacto.

De esta manera, Brembo nos muestra un sistema de frenos pionero y con multitud de oportunidades, con capacidad para actualizarse, más respetuoso con el medioambiente, más económico de mantener, con capacidad de mejorar con el paso del tiempo y más sencillo para el usuario, pues la seguridad que se siente es total, haciendo que hasta las maniobras más peliagudas, como frenadas de emergencia en curva, sean mucho más seguras, haciendo lo difícil, fácil.

Brembo prepara el lanzamiento al mercado de Sensify para principios del año 2024.

Tecnología Inteligencia Artificial
El redactor recomienda