Cuidado si tienes uno de estos coches: un fallo en los frenos te hará pasar por el taller
  1. Motor
Alerta del sistema RAPEX

Cuidado si tienes uno de estos coches: un fallo en los frenos te hará pasar por el taller

La Comisión Europea advierte de que un problema en el sistema de frenado detectado por varios de los fabricantes de coches más populares en España puede aumentar el riesgo de accidentes

Foto: Varios coches en un concesionario. (iStock)
Varios coches en un concesionario. (iStock)

El sistema de alerta rápida de productos peligrosos no alimentarios de la Unión Europea (RAPEX) trasladó el viernes de la semana pasada un fallo de frenado detectado por varios fabricantes de coches con marcada presencia en España. Se trata de un problema que afecta a la bomba de vacío y que podría reducir o, incluso, eliminar la ayuda al frenado, incrementando el riesgo de accidente para sus ocupantes, según explica la Comisión Europea en su alerta.

El aviso afecta a una amplia gama de vehículos fabricados entre marzo de 2013 y abril de 2017 por tres marcas francesas que comparten ciertos componentes mecánicos: Citroën, DS y Peugeot. Concretamente, los modelos afectados son:

  • Citroën Berlingo
  • Citroën C3
  • Citroën C3 Picasso
  • Citroën C4
  • Citroën C4 Cactus
  • Citroën C4 Picasso
  • DS3
  • DS4
  • Peugeot 208
  • Peugeot 308
  • Peugeot 2008
  • Peugeot 3008
  • Peugeot 5008
  • Peugeot Partner

Todos ellos tienen motor 1.2 de gasolina y se ensamblaron en las mismas fechas. Según indica RAPEX, el fallo técnico que comparten es que la bomba de vacío puede estar dañada debido a la abrasión producida por el cinturón del coche. Este elemento, que no todos los coches traen de serie, se encarga de que, al pisar con mayor o menor fuerza el pedal de freno, la intensidad de la frenada se corresponda con la aplicada por el conductor en su pisada.

¿Qué hago si mi coche está afectado?

El escrito de la Comisión Europea deja en manos de los fabricantes la solución. Citroën, DS y Peugeot se encargarán de ponerse en contacto con los usuarios para que lleven a revisión sus vehículos. De todas formas, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda a los conductores confirmar si el vehículo está entre los afectados, sobre todo a aquellos que lo adquirieran de segunda mano, hayan cambiado de dirección o nunca hayan pasado por un taller oficial.

Si el usuario tiene un coche de alguno de los modelos indicados, con motor turbo de gasolina 1.2 y comprado entre marzo de 2013 y abril de 2017, puede tomar él mismo la iniciativa siguiendo estos pasos:

  1. Consultar en la web del fabricante si el vehículo está sometido a alguna campaña de recuperación por seguridad.
  2. Para ello, deberá indicarse el Vehicle Identification Number (VIN) de del coche. Este código alfanumérico que sirve para identificar cada vehículo suele encontrarse en la parte superior del salpicadero, visible desde fuera a través de la luna delantera.
  3. Ponerse en contacto con el servicio oficial de la marca en la zona y seguir sus indicaciones.
Coches
El redactor recomienda