Así puedes conocer su fecha de fabricación

El truco para saber si las ruedas del coche que te ponen en el taller son nuevas o viejas

Los engaños están a la orden del día pero, gracias a este pequeño y simple consejo, será mucho más sencillo saber de qué fecha exacta son las ruedas que te están vendiendo como nuevas

Foto: El truco para saber si las ruedas que te están poniendo en el taller son nuevas o viejas. (CC/Wikimedia Commons)
El truco para saber si las ruedas que te están poniendo en el taller son nuevas o viejas. (CC/Wikimedia Commons)

Los neumáticos son, sin ningún lugar a dudas, uno de los elementos de seguridad más esenciales del coche. Es fundamental mantenerlos en buen estado y con las presiones correctas, con el objetivo de alargar su vida útil y de ofrecernos todas las garantías posibles a la hora de circular. Pero no es el único elemento a tener en cuenta para valorar el estado de salud de nuestras cubiertas: también es imprescindible saber cuál es su año de fabricación.

A todos nos ha ocurrido aquello de ir a cambiar las ruedas y pagar una cantidad determinada para, solo unos días después, hablar con un familiar o un conocido que nos asegura que sabe de un lugar en el que los precios son muchísimo más bajos. Pero lo que no muchos de nosotros sabemos es que, en muchas ocasiones, esto se debe a que las ruedas nuevas que nos están poniendo en realidad son antiguas. Evidentemente no están usadas, pero su fecha de fabricación sí es mucho más vieja de lo deseado.

Todos los neumáticos, por ley, deben de contar con la fecha de fabricación impresa en la propia goma, pero se trata de un detalle que no todos conocemos y que puede ser fundamental para conocer la vida útil de los neumáticos. A pesar de que nos vendan como nuevas unas determinadas ruedas, en realidad saber cuándo han salido de fábrica es imprescindible para conocer si nos están diciendo la verdad. Pero ¿cómo podemos saberlo exactamente?

La Guardia Civil nos lo ha recordado a través de tuit en el que muestra la imagen de un neumático, en principio, nuevo. Sin embargo, cuando nos fijamos en un determinado punto de la cubierta, descubrimos que no es así. Debemos de prestar atención al número DOT —abreviatura de Department of Transportation—, un código alfanumérico que aparece en el flanco de la rueda y en el que podemos saber de cuándo son.

Normalmente, ese código se escribe parecido a este: DOT AFOF AXXF 2208. En este caso, las cuatro primeras cifras después de DOT indican la fábrica en la que se ha creado el neumático (AF) y el código del fabricante (OF); las cuatro siguientes, el código opcional del tipo de neumático de la propia empresa que lo ha diseñado (AXXF) y, por último —y, a la postre, lo que en realidad nos interesa—, la fecha exacta en la que se ha fabricado la cubierta.

Esta cifra indica la semana y el año en la que el neumático ha sido fabricado. En el ejemplo de la Guardia Civil, la cifra que aparece en la cubierta es 2208 o, lo que es lo mismo, que esa goma en concreto ha sido fabricada en la semana 22 —finales de mayo, principio de junio— del año 2008. Sabiendo exactamente qué significan estos dígitos, podemos saber si cuando nos ponen ruedas 'nuevas' en el taller nos dicen la verdad o nos dan gato por liebre.

Peligros de una rueda vieja

Pero ¿es peligroso contar con unos neumáticos así? Lo cierto es que, por muy buen estado exterior que aparentemente presenten, sí pueden contar con una serie de defectos estructurales que pueden hacer que su vida útil sea muy inferior a la esperada. La E.T.R.T.O (European Tyre and Rim Technical Organisation) fija los requisitos que deben cumplir los neumáticos fabricados y comercializados en la Unión Europea, según informa ADINE (Asociación Nacional de Distribuidores e Importadores de Neumáticos), asegurando que es recomendable revisar los neumáticos a los 5 años de la monta y que es aconsejable sustituir los mismos a los 10 años de la fecha de fabricación.

Lo cierto es que todo aquel neumático demasiado viejo puede ser peligroso para nuestro vehículo. Sobre todo porque las condiciones de almacenamiento son básicas para mantener su buen estado: neumáticos que se encuentren expuestos al sol, que no estén situados en posición vertical, que estén sufriendo continuos cambios bruscos de temperatura o no tengan unas condiciones idóneas de humedad, están perdiendo su vida útil, mucho más si son más antiguos de lo que deberían.

Eso sí, si cuando nos cambian unos neumáticos acudimos directamente a ver el código DOT, sabremos exactamente la semana y año de fabricación de la cubierta y, con ello, podremos evitar cualquier intento de engaño. Con este sencillo truco, podemos saber de un solo vistazo si cuando un taller nos cambia las ruedas, está poniéndonos otras realmente nuevas o, al menos, viejas en edad. Y, con ello, estaremos mejorando las prestaciones de seguridad de nuestro vehículo.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios