La DGT dice adiós a los triángulos: la luz de emergencia que se va a hacer obligatoria
  1. Motor
aprobado en el primer trimestre de 2021

La DGT dice adiós a los triángulos: la luz de emergencia que se va a hacer obligatoria

La DGT entiende que el uso de este instrumento no es seguro, dado que el conductor se ve obligado a salir del vehículo a la carretera

Foto: Adiós a los triángulos de emergencia. (CC)
Adiós a los triángulos de emergencia. (CC)

Desde hace algunos años la Dirección General de Tráfico (DGT) está estudiando cómo abordar determinados problemas, como es el caso de los accidentes que ocurren a personas que se tienen que bajar de su vehículo para colocar los triángulos de emergencia en caso de tener una avería en carretera. Solo en 2019 117 personas perdieron la vida en las vías, muchas de las cuales fallecieron precisamente en estas circunstancias: siendo arrollados al bajarse del coche —en algunos casos sin chaleco reflectante— para colocar los triángulos de señalización. Así pues, la DGT ha optado por modificar la herramienta de alerta de avería en carretera y sustituir los tradicionales triángulos por una luz de emergencia.

El debate se puso sobre la mesa hace algunos años: cuando un conductor sufre una avería, acaba poniendo su vida en riesgo al caminar por la vía para poder señalizar con los triángulos que su vehículo está averiado. De hecho, este tipo de atropellos es cada vez más común, por lo que la DGT ha decidido ponerle fin. Se trata de un sistema similar al que se usa en los vehículos que lleva la Policía cuando trabaja de incógnito, una especie de dispositivo que se colocaría en el techo de nuestro vehículo sin necesidad de tener que abandonarlo. Ahora, sabemos cuándo serán obligatorias: a partir del 2 de enero de 2024.

Así se ha establecido en el Proyecto de Real Decreto del Auxilio en Carretera, que deberá de ser aprobado a lo largo del primer trimestre de 2021, en el que se explica cómo debe utilizarse la luz de emergencia V-16. La idea básica es no tener que abandonar el vehículo en ningún momento: cuando se sufra una avería, será tan fácil como bajar la ventanilla y colocar el dispositivo en el techo del vehículo, donde quedará perfectamente colocado gracias a un anclaje magnético.

Contará con un reflector parabólico que permitirá que la luz sea visible en un radio aproximado de un kilómetro, incluso en condiciones de baja visibilidad, y funcionará con baterías, evitando todo tipo de cables. Además, las características que nos ofrece van mucho más allá: en primer lugar, tambén podremos utilizar este dispositivo a modo de linterna; pero, además, este dispositivo contará con conexión bluetooth con nuestros dispositivo, enviando una solicitud de asistencia cuando sea activada.

"Hoy por hoy, el usuario tiene que abandonar el vehículo e ir a colocar el triángulo. Es precisamente en ese momento cuando las personas se convierten en vulnerables, por lo que consideramos que es más apropiado permanecer en el vehículo sustituyendo esa preseñalización por otra", explicaba Ana Blanco, subdirectora adjunta de circulación de la DGT, hace unos meses. Ahora, en poco más de tres años, el triángulo dirá adiós a nuestros coches para siempre.

Dirección General de Tráfico (DGT) Accidentes Coches
El redactor recomienda