Es noticia
Menú
Las emisiones de CO2 por vehículo fabricado en la UE han bajado un 25,4% desde 2006
  1. Motor
  2. Industria
Cae el gasto de agua, pero no el de energía

Las emisiones de CO2 por vehículo fabricado en la UE han bajado un 25,4% desde 2006

Un estudio de ACEA, la asociación que engloba a los fabricantes de vehículos en Europa, afirma que las emisiones de la industria del automóvil siguen bajando, y que lo hace también el consumo de agua. Pero con la energía, hay repunte

Foto: Las emisiones totales de CO2 en la UE por fabricación de coches han bajado un 45,9%. (Renault)
Las emisiones totales de CO2 en la UE por fabricación de coches han bajado un 45,9%. (Renault)

Los fabricantes de automóviles en Europa parecen seguir haciendo sus deberes. No solo ponen en el mercado vehículos cada vez menos contaminantes y más sostenibles, lo que incluye a todas las formas de propulsión, no solo a las más electrificadas, sino que también mantienen un ritmo continuado de reducción en las emisiones ligadas a la producción en nuestro continente. ACEA, la asociación que encuadra a las compañías que fabrican en Europa, acaba de hacer público su informe sobre emisiones, con datos referidos al territorio de la UE, que refleja una considerable mejora ecológica, pues entre 2006 y 2021 las emisiones totales de CO2 ligadas a la producción de vehículos cayeron un 45,9%, que es casi tanto como dejarlas en la mitad en 15 años.

Y si analizamos las emisiones de CO2 por vehículo producido, la reducción en ese mismo periodo es del 25,4%, pues si en 2006 la fabricación de una automóvil en la UE generaba algo más de 800 kilos de dióxido de carbono, en 2021 rondaba los 600 kilos, a pesar de un pequeño repunte recogido por los datos de ACEA en 2020 y 2021, ya que en 2019 se logró el mínimo histórico de emisiones de CO2 por coche fabricado, ligeramente por encima de los 500 kilos. La asociación no explica en sus valoraciones la razón de ese cambio de tendencia, que ha devuelto el dato de emisiones por coche a las cifras del 2014, y se limita a explicar que la reducción de los últimos 15 años se debe al creciente uso de fuentes renovables de energía.

Baja el agua; la electricidad, no tanto

Pero el informe de ACEA no se centra solo en las emisiones de dióxido de carbono generadas, sino que también repasa cómo ha sido la evolución entre 2006 y 2021 del consumo de electricidad y agua para la producción de automóviles en la Unión Europea. Con buenas noticias en general en materia de sostenibilidad, aunque con matices. Por ejemplo, el consumo total de energía vinculado a la fabricación del sector en la UE bajó un 23,0% en esos 15 años, pasando de los casi 42 millones de MWh gastados por la industria del automóvil comunitaria en 2006 a menos de 32 millones de MWh en 2021.

Pero cuando se estudia el dato del consumo de energía por cada vehículo producido, la tendencia no es negativa, sino positiva, pues en ese mismo periodo ha crecido un 6,2%: de algo más de 2,6 MWh por unidad fabricada en 2006 a algo más de 2,8 MWh en 2021. Aunque de los datos expuestos se desprende una tendencia curiosa: con altibajos, la energía consumida por cada coche fabricado fue descendiendo progresivamente desde 2006 hasta 2019, cuando se rondaban los 2,3 MWh por unidad producida, pero en solo dos años pasó de esos 2,3 MWh a los más de 2,8 MWh antes citados para el 2021. La asociación lo justifica por la necesidad de equipar los vehículos cada vez con más sistemas que los hagan más seguros, limpios e inteligentes, lo que complica el proceso de fabricación y amplía las necesidades de energía.

placeholder En los dos últimos años el consumo de energía por coche fabricado ha crecido en Europa.
En los dos últimos años el consumo de energía por coche fabricado ha crecido en Europa.

En cuanto al consumo de agua para la producción de automóviles en las plantas instaladas en la UE, el gasto absoluto bajó un 49,6% de 2006 a 2021, pues si en el comienzo de ese periodo se consumían al año aproximadamente 84 millones de metros cúbicos de agua (84 hectómetros), en el último año analizado ese consumo anual era de solo 43 millones (43 hectómetros). Es decir, la mitad. Y el consumo de agua por vehículo fabricado disminuyó un 30,5% en esos 15 años, pasando de unos 5.500 litros por unidad producida en 2006 a unos 3.800 litros en 2021. Pero, una vez más, en los últimos dos años se detecta un repunte en la tendencia, ya que en 2019 se había logrado bajar el consumo de agua a unos 3.300 litros por vehículo, y en los dos años siguientes el gasto ha aumentado, algo que ACEA no entra a valorar.

Por último, el informe sobre energía, emisiones y sostenibilidad de ACEA también se ocupa de los residuos generados por la industria de automoción en la Unión Europea, que descienden un 31,3% en el periodo que va de 2006 a 2021. Pero la reducción no es tan grande cuando se estudia la generación de residuos por cada vehículo fabricado, pues en esos mismos 15 años han disminuido solo un 5,3%, pasando de unos 85 kilos por coche en 2006 a unos 82 kilos en 2021. No obstante, la gráfica del periodo muestra marcadas oscilaciones en cuanto a residuos por automóvil fabricado, pues alcanzó un máximo de casi 95 kilos por coche en 2008 y descendió rápidamente hasta rozar los 70 kilos por coche en 2016, pero a partir de ese momento experimentó un aumento que ACEA achaca a eventos coyunturales que han afectado a la fabricación de automóviles en los últimos tiempos.

Los fabricantes de automóviles en Europa parecen seguir haciendo sus deberes. No solo ponen en el mercado vehículos cada vez menos contaminantes y más sostenibles, lo que incluye a todas las formas de propulsión, no solo a las más electrificadas, sino que también mantienen un ritmo continuado de reducción en las emisiones ligadas a la producción en nuestro continente. ACEA, la asociación que encuadra a las compañías que fabrican en Europa, acaba de hacer público su informe sobre emisiones, con datos referidos al territorio de la UE, que refleja una considerable mejora ecológica, pues entre 2006 y 2021 las emisiones totales de CO2 ligadas a la producción de vehículos cayeron un 45,9%, que es casi tanto como dejarlas en la mitad en 15 años.

Unión Europea Industria automóvil Industria Desarrollo sostenible Eficiencia energética Tecnología
El redactor recomienda