Es noticia
Menú
Ford pisa el acelerador para fabricar vehículos eléctricos en Europa desde 2023
  1. Motor
  2. Industria
Su planta principal estará en Colonia

Ford pisa el acelerador para fabricar vehículos eléctricos en Europa desde 2023

Ford ha iniciado la construcción de su Centro de Electrificación de Colonia, de donde saldrá un turismo eléctrico en 2023. Y otras dos fábricas europeas harán furgonetas sin emisiones

Foto: La factoría de Niehl, en Colonia, se encargará de producir el primer turismo eléctrico de gran volumen de venta de Ford.
La factoría de Niehl, en Colonia, se encargará de producir el primer turismo eléctrico de gran volumen de venta de Ford.

Aprovechando el parón veraniego de su planta de Niehl, en la ciudad alemana de Colonia, Ford acaba de iniciar los trabajos de construcción del nuevo Centro de Electrificación de la multinacional americana, cuyas obras deberán estar concluidas en 2023, coincidiendo con el inicio de producción de un futuro vehículo eléctrico de gran volumen de venta. Las labores para transformar la veterana factoría, donde se han ensamblado vehículos desde 1931, han comenzado por la demolición de la estructura desmantelada y la eliminación de 5.000 metros cúbicos de escombros, tras lo cual se levantará un moderno edificio de alta tecnología, de 26 metros de alto por 25 de ancho y 100 de largo, que de aquí a dos años se utilizará para la preparación de carrocerías de los nuevos vehículos, pues los arquitectos prevén terminar las obras en 2022 para instalar la maquinaria a continuación y empezar la producción.

placeholder El Centro de Electrificación de Ford en Colonia deberá estar terminado en 2022. Un año después comenzará la producción del primer Ford eléctrico europeo; y habría capacidad para un segundo modelo.
El Centro de Electrificación de Ford en Colonia deberá estar terminado en 2022. Un año después comenzará la producción del primer Ford eléctrico europeo; y habría capacidad para un segundo modelo.

La firma del óvalo invertirá aproximadamente 1.000 millones de dólares (860 millones de euros) en el nuevo Centro de Electrificación de Colonia, encargado de fabricar el primer coche eléctrico 'made in Europe' de Ford, pues el Mustang Mach-E, lanzado hace unos meses y que triunfa ya en varios mercados de nuestro continente, se ensambla en la factoría de Cuautitlán, en México. Se tratará probablemente de un modelo compacto que muchos relacionan con el Volkswagen ID.3, pues el Ford eléctrico que salga de la planta de Colonia en 2023 compartirá la moderna plataforma MEB que el consorcio de Wolfsburg emplea en varios modelos de las marcas Audi, Skoda, Volkswagen y Cupra, fruto del acuerdo firmado por Ford y Volkswagen en 2019 para colaborar en el desarrollo y producción de automóviles eléctricos, incluidos vehículos comerciales. De hecho, Ford ya ha anunciado que su primera factoría para coches eléctricos tendrá capacidad para un segundo modelo, del que tampoco se sabe nada oficialmente, salvo que utilizará la misma plataforma MEB de Volkswagen.

placeholder El primer eléctrico de Ford producido en Europa empleará la plataforma MEB de Volkswagen, usada en los ID.3 e ID.4, y en modelos de Audi, Skoda y Cupra.
El primer eléctrico de Ford producido en Europa empleará la plataforma MEB de Volkswagen, usada en los ID.3 e ID.4, y en modelos de Audi, Skoda y Cupra.

De este modo, el fabricante de Detroit sigue dando pasos para cumplir sus planes de electrificación en Europa, que contemplan que a mediados de 2026 toda su gama de vehículos de pasajeros dispondrá de alguna versión libre de emisiones, ya sea cien por cien eléctrica o híbrida enchufable, y que en 2030 su oferta será totalmente eléctrica. Del mismo modo, todos sus vehículos comerciales dispondrán de opciones 'cero emisiones' en 2024, bien con mecánica híbrida enchufable bien con motor eléctrico, mientras que para 2030 la marca espera que dos tercios de sus ventas de vehículos comerciales en Europa correspondan ya a esas variantes libres de emisiones.

placeholder Vista aérea de la planta de Ford Otosan en Kocaeli, Turquía. De allí saldrán las futuras Ford Transit Custom y Tourneo Custom, que contarán con versiones eléctricas.
Vista aérea de la planta de Ford Otosan en Kocaeli, Turquía. De allí saldrán las futuras Ford Transit Custom y Tourneo Custom, que contarán con versiones eléctricas.

En este sentido, el interés de Ford por esa parcela del mercado es máximo, pues de 2015 a 2020 (y en este 2021 lleva idéntico camino) ha sido ininterrumpidamente la marca líder de ventas de vehículos comerciales en nuestro continente, lo que ha influido en la creación de la ya citada alianza estratégica con Volkswagen, pero también ha desembocado en nuevos proyectos como el de la 'joint venture' Ford Otosan, que se encargará de la siguiente generación de la Ford Custom, fabricada en la planta turca de Kocaeli desde el primer semestre de 2023 y cuya gama incluirá versiones cien por cien eléctricas tanto de la Transit Custom como de su variante de pasajeros Tourneo Custom. Para ambos modelos, no obstante, se contemplan también otras mecánicas: híbrida enchufable PHEV, de hibridación suave MHEV y de combustión convencional.

También se hará una Volkswagen

Y de Kocaeli, que ensamblará tanto vehículos como baterías, saldrá también la próxima generación del vehículo comercial de Volkswagen para una tonelada de carga, fruto de la alianza entre esa marca y Ford, y que compartirá plataforma, mecánica y otras tecnologías con los futuros modelos Transit Custom y Tourneo Custom, producidos también por Ford Otosan.

placeholder En 2023, la planta de Ford en Craiova, Rumanía, lanzará un nuevo vehículo comercial ligero que tendrá versión eléctrica desde 2024.
En 2023, la planta de Ford en Craiova, Rumanía, lanzará un nuevo vehículo comercial ligero que tendrá versión eléctrica desde 2024.

Y los proyectos de Colonia y Kocaeli no son los únicos que afronta Ford en su ofensiva eléctrica europea, pues la firma del óvalo también anunciaba recientemente que invertirá 300 millones de dólares (258 millones de euros) para la fabricación de un nuevo vehículo comercial ligero a partir de 2023 en la factoría rumana de Craiova, de donde también saldría una variante eléctrica de ese modelo, prevista para 2024, lo que convertirá a la planta de Ford en Rumanía, dedicada hoy a la fabricación del SUV EcoSport, de las versiones mild-hybrid del Puma y del motor 1.0 EcoBoost, en la tercera instalación de la marca que produce vehículos eléctricos en nuestro continente. No obstante, el vehículo comercial ligero que se ensamble en Craiova, y del que apenas se conoce más información, también contará en su gama con motores de gasolina y diésel.

Aprovechando el parón veraniego de su planta de Niehl, en la ciudad alemana de Colonia, Ford acaba de iniciar los trabajos de construcción del nuevo Centro de Electrificación de la multinacional americana, cuyas obras deberán estar concluidas en 2023, coincidiendo con el inicio de producción de un futuro vehículo eléctrico de gran volumen de venta. Las labores para transformar la veterana factoría, donde se han ensamblado vehículos desde 1931, han comenzado por la demolición de la estructura desmantelada y la eliminación de 5.000 metros cúbicos de escombros, tras lo cual se levantará un moderno edificio de alta tecnología, de 26 metros de alto por 25 de ancho y 100 de largo, que de aquí a dos años se utilizará para la preparación de carrocerías de los nuevos vehículos, pues los arquitectos prevén terminar las obras en 2022 para instalar la maquinaria a continuación y empezar la producción.

Tecnología Desarrollo sostenible Industria automóvil Rumanía
El redactor recomienda