Versiones híbridas con etiqueta 'eco' para los Ford S-Max y Galaxy
  1. Motor
MODELOS FABRICADOS EN ESPAÑA

Versiones híbridas con etiqueta 'eco' para los Ford S-Max y Galaxy

Con un motor de gasolina de 2.5 litros y otro eléctrico que ofrecen una potencia combinada de 190 caballos

placeholder Foto: Los Ford Galaxy y S-Max ofrecen desde ahora la etiqueta "eco" por su mecánica híbrida.
Los Ford Galaxy y S-Max ofrecen desde ahora la etiqueta "eco" por su mecánica híbrida.

Ford amplía su gama de vehículos electrificados y lanza al mercado dos nuevas versiones híbridas autorrecargables en su gama de vehículos monovolumen, el Galaxy y la variante S-Max de estilo más dinámico. Son por ello vehículos con etiqueta "eco" de la DGT pero que no necesitan enchufe y ambos modelos son fabricados en España, en la planta de la marca del óvalo en Almussafes, donde también se produce el Kuga.

Ambos están equipados con un motor de gasolina, otro eléctrico y una batería de iones de litio adicional de 1,1 kWh para alimentar al motor eléctrico. Con ello se llegan a reducir hasta en un 10% las emisiones según datos WLTP. El motor de gasolina es un 2.5 litros y junto con el eléctrico alcanzan una potencia combinada de 190 caballos.

La batería se recarga de modo automático en la retenciones, gracias a la acción del motor de gasolina, y a la tecnología de carga regenerativa, que se activa al reducir la velocidad o al frenar. El frenado regenerativo captura hasta el 90 % de la energía que normalmente se pierde en la frenada y ésta se emplea para recargar la batería. Gracias a esta recarga, el motor eléctrico puede mover por sí solo el vehículo, al arrancar y también en periodos cortos de tiempo. De esta forma, se ahorran emisiones y consumo, especialmente en entornos urbanos.

Los datos homologados del S-Max Hybrid según el ciclo WLTP son un consumo medio de 6,4 litros/100 km y unas emisiones de CO2 de 146-147 g/km. Por su parte, en la variante híbrida del Galaxy estos datos son muy similares: un consumo medio de 6,4-6,5 litros/100 km y unas emisiones de CO2 de 148-149 g/km.

S-Max Hybrid

El S-Max Hybrid ofrece una línea exterior con aire deportivo y un interior práctico y flexible. Los asientos, que pueden plegarse pulsando un botón, se pueden combinar de distintas formas para mejorar el espacio interior para pasajeros o equipaje, dependiendo de las necesidades de cada momento. De este modo, el maletero puede alcanzar una capacidad de carga de hasta 2.200 litros con solo dos asientos operativos.

placeholder El Ford S-Max combina la versatilidad de un monovolumen con deportividad.
El Ford S-Max combina la versatilidad de un monovolumen con deportividad.

La batería está situada debajo del maletero. Esta configuración permite que el S-Max Hybrid pueda albergar cargas de hasta casi un metro de altura y más de un metro de ancho entre el espacio de las ruedas traseras. Incluso con los siete asientos en posición vertical, ofrece una capacidad de 285 litros de espacio para el equipaje. Por otra parte, el S-Max ofrece una capacidad de remolque entre 1.560 y 1.750 kg. Opcionalmente, se puede optar por un portón con apertura manos libres.

A bordo, el Ford S-Max Hybrid va equipado con una pantalla digital de instrumentos de 10 pulgadas. Dispone del sistema Brake Coach para fomentar el frenado gradual que manda energía a la batería y del EV Coach, que ayuda al conductor a hacer una conducción más eficiente. La transmisión power-split del Ford S-Max Hybrid incluye una función de cambio de marcha simulado para una conducción más deportiva.

En cuanto a la conectividad, esta versión híbrida está equipada de serie con el Ford Pass Connect, compatible con smartphone Apple y Android, que incluye WiFi para 10 dispositivos, con actualizaciones del tráfico en tiempo real para el sistema de navegación. Asimismo cuenta con el sistema de Información de riesgos locales de Ford, que advierte a los conductores de situaciones de peligro en la carretera, incluso si el incidente no es visible por estar detrás de una curva.

Las versiones Trend y Titanium van equipadas con asientos delanteros ajustables en 18 posiciones distintas. En la variante Vignale, la más completa, los asientos del conductor y del acompañante son calefactables y refrigerados, ajustables en 10 posiciones y con función de masaje.

Esta tecnología híbrida también está presente en el Galaxy, el monovolumen de hasta siete plazas. En este caso ofrece hasta 2.339 litros de capacidad de carga detrás, a partir de la primera fila de asientos, y 300 litros de volumen de carga con siete asientos colocados.

Tanto el S-Max Hybrid como el Galaxy Hybrid, así como sus paquetes de baterías de iones de litio, se ensamblan en la factoría española de la marca en la localidad valenciana de Almussafes. Estas dos versiones con tecnología híbrida son dos de los 17 vehículos electrificados que Ford presentará antes de finales de este año, y que incluirá versiones tanto mild hybrid como eléctricas puras. Ambos, son una alternativa para las variantes diésel similares, que también están disponibles en ambos modelos.

Coches
El redactor recomienda