el pacto con volkswagen deja fuera a valencia

La guerra de las furgonetas: la superplanta turca de Ford que amenaza a Almussafes

Ford deja fuera a la factoría valenciana de su futura producción de furgonetas tras el pacto con Volkswagen y la apuesta por Turquía. La Transit concentra el 28% de la carga de trabajo

Foto: Cadena de producción de Ford Otosan en Kocaely. (Reuters)
Cadena de producción de Ford Otosan en Kocaely. (Reuters)

Ford Motor Company y Volkswagen siguen sin encontrar la fórmula perfecta de alianza para lanzar nuevos modelos de coches eléctricos e híbridos para el segmento doméstico. La prensa especializada se quedó compuesta y sin novia esta semana en el Salón del Automóvil de Detroit esperando una comparecencia conjunta de los máximos responsables de las dos compañías del automóvil. "Aún no tenemos suficientes detalles para salir ante 500 periodistas", señalaba a la agencia AFP el portavoz de la multinacional americana, Mark Truby.

La ansiedad de la expectación por conocer en qué andan trabajando los dos gigantes globales de la automoción se aplacó con una benzodiacepina en forma de comunicado y teleconferencia de los directores ejecutivos Jim Hacktett (Ford) y Herbert Diess (VW) en la que anunciaron un primer acuerdo sin intercambio de participaciones por el que coordinarán a partir de 2020 la producción de furgonetas comerciales, con un primer 'pick up' compartido.

Según ese primer pacto, aún por desarrollar y concretar con exactitud, Ford se quedará con la fabricación de las furgonetas grandes, mientras que la enseña alemana producirá la versión urbana. Para el futuro quedarán los pactos en vehículos industriales o en particulares y familiares, donde seguirán compitiendo. La noticia no ha hecho sino alimentar la incertidumbre sobre la planta española de Almussafes (Valencia), que sigue a la espera de conocer los planes que la enseña de Detroit le tiene reservados en su programa de ajuste europeo, del que ya se sabe que habrá miles de despidos que, por ahora, se concentrarán en Alemania (se elimina un turno en Saarlouis), Francia (cierre de la planta de Blanquefort) o Reino Unido (consolidación de la estructura operativa).

Ford comparte su estructura turca con la familia Koç, una de las más ricas del país. Ambos fundaron la primera empresa automotriz en 1959

El acuerdo entre Ford y Volkswagen deja en el alero en tres años la producción de la Transit Connect, la furgoneta comercial ligera que representa en torno al 28% de la producción (y de la plantilla) de la factoría valenciana y que se ensambla con destino al mercado europeo y de Estados Unidos, donde está homologada como taxi en ciudades como Nueva York. Según la letra del memorando de entendimiento de las dos compañías automovilísticas, es la alemana la que se queda el segmento urbano, mientras que Ford lleva meses señalando a su complejo industrial en Turquía como el elegido para sostener toda su producción de vehículos comerciales en el continente europeo.

Parte de la plantilla de Ford Otosan en Turquía
Parte de la plantilla de Ford Otosan en Turquía

Los sindicatos con representación en el comité de empresa de Almussafes, como UGT y Comisiones Obreras, están a la espera de que se produzcan negociaciones concretas a partir de marzo, cuando se habrá renovado la representación de los trabajadores (hay elecciones los días 18 y 19 de febrero). Todos temen un ajuste, pero el alcance del mismo, si será temporal o estructural, es una incógnita. A la vista del anuncio realizado por Ford para las furgonetas, la eliminación anunciada de los monovolúmenes C-Max y Grand C-Max en Alemania y la escasa demanda de S-Max o Galaxy, la plantilla, que ahora se eleva a 7.300 trabajadores directos, confía en la competitividad de su planta, que tiene en el Kuga el 50% de su producción, para ser receptora de los 40 nuevos modelos y versiones que la multinacional tiene que repartir a partir del año 2022. Será entonces el momento de los nuevos diseños híbridos y eléctricos.

La plantilla de Almussafes confía en que Ford asigne a la planta española algunos de los nuevos modelos a partir de 2022

Pero ¿por qué apuesta Ford por su estructura de Turquía en plena tormenta europea? Sencillo. Porque puede. Ford tiene en el país del Mediterráneo oriental una de sus filiales más veteranas, Ford Otosan (Ford Otomotiv Sanayi), un conglomerado de tres unidades productivas (Gölkük, Yeniköy y Eskysehir) con capacidad para sacar al mercado anualmente más de 400.000 furgonetas y 15.000 camiones, además de 75.000 motores. La factoría, en la que trabajan más de 10.000 personas, no ha alcanzado aún todo su potencial; su producción fue similar a la de Almussafes, con 380.000 unidades en 2018.

Al contrario que la empresa valenciana, 100% propiedad de la enseña del óvalo a través de su filial Ford España SL, Otosan es un consorcio cotizado en la bolsa de Estambul del que Ford posee el 41% y en el que cuenta con un importante socio desde que en 1959 se fundó como la primera empresa de automoción de Turquía. Otro 41% de las acciones está en manos de Koç Holding, el grupo industrial de la familia Koç, que acumula una de las mayores fortunas del país, según Forbes.

Además de furgonetas, de las plantas de Ford Otosan salen 15.000 camiones al año
Además de furgonetas, de las plantas de Ford Otosan salen 15.000 camiones al año

De la alianza entre los Ford y los Koç nació el primer coche fabricado en Turquía, el Anadol, y un larga trayectoria de innovación y adaptación industrial que ha permitido consolidar la estructura de esta industria y hacerla competitiva para los mercados globales. "Ford Otosan se convirtió en la primera empresa del sector de la automoción de Turquía en iniciar un programa de I+D, en el que se ha seguido invirtiendo desde entonces. Posee el mayor centro de I+D del sector de la automoción turca y es la única compañía en Turquía capaz de diseñar por completo las pruebas y la producción de un vehículo desde cero, incluyendo su motor y diseños visuales internos y externos. Además de ser un centro de ingeniería global de vehículos comerciales pesados de Ford y de los sistemas de motores diésel y motores relacionados, Ford Otosan también funciona como un centro de apoyo para el diseño y la ingeniería de los vehículos comerciales ligeros de Ford. El centro de I+D, establecido en Sancaktepe en 2014, es actualmente el centro de I+D más importante de Turquía situado en una única planta", explican desde el portal Invest in Turkey, de la República de Turquía.

El conglomerado industrial de Turquía puede fabricar más de 400.000 furgonetas comerciales al año

Ford Otosan exporta vehículos, piezas e ingeniería a 73 países de los cinco continentes, y desde 2005 se encuentra entre las tres empresas turcas con mayores exportaciones. De hecho, durante los últimos cuatro años, la empresa ha sido el líder de exportación de su sector, según la misma fuente. En su cadena de producción se ensamblan la Ford Transit, la Transit Custom y la Turneo Custom. Es también el único centro de fabricación de la Ford Courier.

La filial turca no es una desconocida para Steven Armstrong, presidente de Ford para Europa. Forma parte de su división. De hecho, Armstrong, ejecutor del proceso de ajuste continental, figura como vicepresidente de Otosan, donde Rahmi M. Koç es presidente de honor y Ali Koç, presidente ejecutivo. Pese a tratarse de una situación coyuntural, la fuerte depreciación acumulada por la lira turca ha hecho todavía más competitiva la planta para al mercado exterior. Paradójicamente, uno de los factores que explican la depreciación son las tensiones políticas con la Administración Trump de Estados Unidos, del que Turquía ha sido aliado tradicional.

El nuevo Mondeo híbrido alivia la tensión en la planta valenciana

Ford presentó este viernes en el Salón del Automóvil de Bruselas el nuevo Mondeo, con nuevos detalles de diseño exterior e interior y que tendrá, por primera vez, una variante familiar híbrida, que también se fabricará en la factoría de la compañía en Almussafes (Valencia). La decisión ha dado un respiro a la atmósfera de tensión que se vive en la planta a la espera de conocer los ajustes que la multinacional de Detroit tiene previstos para su filial española. 

Aunque la producción del nuevo Mondeo híbrido estaba planificada desde hace meses para Valencia, el hecho de que Ford haya mantenido su estrategia ha inyectado algo de optimismo, ya que indica que, al menos, está garantizado uno de los modelos para los próximos años, a la espera de ver cómo responde a la demanda y si se cumplen las expectativas de ventas. 

Según informó la compañía estadounidense en un comunicado, el sistema híbrido ofrece 187 caballos de potencia y se combina con un propulsor de gasolina Atkinson de 2.0 litros, un motor eléctrico, un generador, baterías de iones de litio de 1.4 kilovatios hora y una transmisión automática.

"El Ford Mondeo Hybrid ofrece una experiencia de conducción única con su refinada transmisión automática y su silencioso arranque. Combinado con las ventajas de un motor de gasolina con bajas emisiones de dióxido de carbono (CO2), esperamos que el híbrido represente hasta el 50% de las ventas", señaló el vicepresidente de Marketing, Ventas y Servicio de Ford Europa, Roelant de Waard.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios