eligió españa para controlar méxico

Beneficios y más de 14.000 M en ventas: así fue el año récord de la filial española de Ford

La mutinacional americana, que ha anunciado recortes en Europa, registró un beneficio de más de 110 millones en 2017 con Ford España, con la que controla también el negocio de México

Foto: Operarios trabajando en la planta de producción de Ford. (EFE)
Operarios trabajando en la planta de producción de Ford. (EFE)

Ford Motor Company prepara un importante ajuste en sus plantas europeas. La cúpula de la multinacional del automóvil ha mantenido encuentros con los comités de empresas del continente en los que ha avanzado su intención de acometer una profunda reestructuración de su negocio, que considera que no es rentable. La inquietud y el desasosiego se han instalado en las factorías a la espera de que la compañía comunique su plan detallado a partir del año que viene. Una de las unidades más importantes es la planta de Ford en Almussafes (Valencia), donde cerca de 8.000 personas (hasta 30.000 si se cuenta el empleo indirecto) viven de su cadena de producción.

El Brexit, la política arancelaria de Estados Unidos y los cambios en la movilidad y el sector, con la irrupción creciente del motor eléctrico y los vehículos híbridos, están lastrando el negocio europeo de Ford, hasta el punto de haber implementado un primer ajuste en forma de expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) de 22 días en Almussafes, que ha arrastrado también a la industria auxiliar que le da servicio.

Ford España controla a su vez las filiales de Francia, Italia y México, pero el grueso de su facturación de 14.000 millones salió de la planta de Almussafes

Ford Motor Company cuenta con importantes centros de producción en Europa: Colonia o Saarlouis en Alemania, Reino Unido, Rumanía… Almussafes es la factoría más grande en capacidad y empleo. Y no puede decirse que la multinacional fundada por Henry Ford pueda estar descontenta con su funcionamiento. Ford España, la filial española en forma de sociedad limitada, cerró el año pasado con una cifra récord de ventas de 14.023 millones de euros (un 8,3% más que el año anterior) y un beneficio neto después de impuestos de 111 millones, según las cuentas de 2017 a las que ha tenido acceso El Confidencial y que hasta ahora se desconocían.

Steven Armstrong, presidente de Ford para Europa. (Ford)
Steven Armstrong, presidente de Ford para Europa. (Ford)

Se trata de la cifra de negocio más abultada en la serie histórica de la empresa española, que el año pasado asumió el control de la filial mexicana de Ford tras adquirir a la participada sueca Ford VH AB sus acciones en Ford México Holdings (Delaware), a su vez propietaria de la mercantil que desarrolla las actividades de la marca del óvalo en el país azteca. Es decir, los ejecutivos de Detroit decidieron que su extensión mexicana hiciese escala societaria en España, seguramente para aprovechar las ventajas fiscales de los convenios de doble imposición.

La mexicana Ford Motor Company SA de CV opera dos plantas de ensamblaje en Cuautitlán y Hermosillo, una planta de motores en Chihuahua y una planta de transmisiones en lrapuato. Las principales actividades de la sociedad son la venta, fabricación, ensamble y distribución de automóviles, motores, partes y accesorios, así como la importación y exportación de productos.

2017 fue un gran año para Ford España, con crecimientos de negocio en todos los mercados en los que opera

Sin embargo, esta incorporación productiva al activo de Ford España tuvo un reflejo bastante relativo y modesto en su cifra de negocios, con 538 millones en contribución a las ventas y 22,1 millones de beneficio neto. El grueso de la facturación hasta los más de 14.000 millones salió, principalmente, de la planta valenciana y de la actividad de venta en concesionarios y talleres en España, Italia o Francia, también bajo la órbita de la sociedad española. En esos tres mercados europeos, Ford elevó sus ventas de coches entre un 14,5% y un 8,1%, y su cuota de mercado, la mayor de todas en España, donde representa el 10,7% del conjunto de los vehículos vendidos en todo el país.

En resumen, 2017 fue un gran año para Ford España, con crecimientos de negocio en todos los mercados en los que opera.

Este buen comportamiento del negocio tuvo un claro reflejo en la cadena de ensamblaje. Segun refleja la memoria, en 2017 la actividad productiva de Almussafes alcanzó 417.038 vehículos, con un incremento del 5,9% en comparación con el año anterior. El 95% de las unidades (398.226) fue exportado a otros mercados, lo que arroja una idea de la importante aportación de esta factoría al sector exterior de la Comunidad Valenciana (concentra casi el 25% del conjunto de las exportaciones) y de España. La fábrica tiene casi el 50% de su sustento en el Ford Kuga (194.021 unidades), que fabrica en exclusiva para Europa, y en la furgoneta Ford Transit Connect (113.616), que viaja también a Estados Unidos. También salieron de Almussafes el año pasado 60.733 Mondeo, 30.160 Ford S-Max y 18.508 Ford Galaxy.

Curiosamente, el consejo de administración de Ford España formuló las cuentas de 2017, con sus buenos resultados, el pasado 19 de septiembre, un día después de que la division europea que preside Steven Armstrong convocase los comités de empresa en Colonia para un primer encuentro el 9 de octubre con la intención de avanzarles los primeros esbozos de los planes para el continente. Aquella fue la primera de una serie de reuniones (ha habido otra en Detroit y una tercera también en Colonia) en las que la cúpula de la firma automovilística anunció "duros ajustes" en sus plantas europeas.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios