revisará planta por planta para reducir producción

Ford anuncia duros ajustes en sus plantas en Europa y amenaza el empleo de Almussafes

La multinacional americana prepara recortes en su división europea para atajar las pérdidas y enciende las alarmas en sus factorías. Cerca de 30.000 personas dependen de la planta valenciana

Foto: Unidades del Kuga, uno de los modelos que se fabrican en la planta de Ford en Almussafes (Valencia). (Reuters)
Unidades del Kuga, uno de los modelos que se fabrican en la planta de Ford en Almussafes (Valencia). (Reuters)

Ford prepara un ajuste de calado en su negocio en Europa. La multinacional americana anunció este martes a sus comités de empresa una revisión de la producción y capacidad de todas sus plantas en el continente para asegurarse su competividad, concentrando su actividad solamente en los modelos que considera "rentables". La empresa automovilística venía advirtiendo desde hace meses de números rojos en su división europea y convocó en la central de Colonia (Alemania) a los representantes sindicales para comunicarles la puesta en marcha de "decisiones duras", según explicó el delegado de UGT en la factoría de Almussafes (Valencia), Carlos Faubel, presente en el encuentro con el presidente europeo, Steven Armstrong, y su cúpula directiva.

El reenfoque de su estrategia europea, que se produce en el contexto de la ofensiva del Gobierno de Donald Trump contra las deslocalizaciones industriales y el libre comercio internacional, enciende la alarmas en las factorías europeas y también en la española, de la que depende un clúster industrial de proveedores con 12.000 millones de euros de facturación anual. La demanda de vehículos se ha vista afectada también por el Brexit, pues el Reino Unido es uno de los principales clientes de plantas como la valenciana, que fabrica además motores dirigidos a la exportación.

La planta de Ford en Almussafes (Valencia) emplea a cerca de 7.700 trabajadores. (EFE)
La planta de Ford en Almussafes (Valencia) emplea a cerca de 7.700 trabajadores. (EFE)

A corto y medio plazo, Almussafes parece tener garantizada la producción, con el Kuga como modelo estrella. También se ensamblan la furgoneta Transit Connect, el Mondeo, el S-Max y la Galaxy. La producción alcanza los 1.840 coches diarios, pero la dirección ha tenido que echar el freno con paradas técnicas como la que se ha realizado toda esta semana de octubre a costa de vacaciones del personal. La división española, Ford España, compensa con sus números verdes y sus más de 12.500 millones en ventas las pérdidas del conjunto europeo. Sin embargo, en medios del sector en Estados Unidos se especula con que será más protector con sus plantas alemanas y que España podría verse afectada por los ajustes. En 2012, Almussafes se vio beneficiada por el cierre de la fábrica belga de Genk, al recibir toda su producción.

Ford Motor Company mantiene casi una veintena de factorías en Europa, concentradas en Alemania, Reino Unido, Portugal, Rumanía o Eslovaquia. La española es la que más empleo genera, con una plantilla de casi 7.700 empleados. Si se contabiliza el empleo indirecto, la cifra de ocupados ligados a la planta valenciana alcanza las 30.000 personas. El sector automovilístico representa más del 15% del producto interior bruto de la Comunidad Valenciana y más del 20% de sus exportaciones.

Ford España compensa los números rojos de la división europea, pero la multinacional podría realizar ajustes de empleo en Valencia

"Hemos hecho muchas cosas en la planta de Ford en Almussafes desde 2007 hasta hoy, y eso nos ha hecho ser un referente. Hemos demostrado que tenemos capacidad negociadora. Mantener todos los puestos de trabajo tiene que ser nuestro reto. La situación va a ser complicada y creo que no se va mantener todo el empleo que Ford tiene ahora mismo en Europa", señalaba Faubel esta semana en una entrevista en la televisión autonómica À Punt. La plantilla respaldó en enero el plan de competitividad presentado por la compañía para contener la masa salarial y lleva 10 años cerrando pactos que han evitado la conflictividad laboral.

Este martes, Faubel advertía de las "malas sensaciones" tras las reuniones mantenidas durante todo el día, en las que no ha habido detalle de cómo afectarán los recortes a cada planta. Ford ha convocado a los comités de empresa a un nuevo encuentro el 15 de noviembre y la estimación es que puedan producirse recortes de hasta 10.000 millones de euros. "Ford ha venido a cuestionar el negocio en su conjunto en el Viejo Continente", señalaba el sindicalista en declaraciones recogidas por Europa Press.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios