Es noticia
Menú
Audi presenta un eléctrico de conducción autónoma que varía de forma y longitud
  1. Motor
  2. Eléctricos
El Skysphere Concept rinde 632 CV

Audi presenta un eléctrico de conducción autónoma que varía de forma y longitud

En los próximos meses Audi dará pistas sobre los lujosos eléctricos en los que trabaja, y el primer capítulo lo escribe el Skysphere, cupé y roadster a la vez, y que sabe conducir

Foto: El Audi Skysphere Concept permite modificar su longitud en 25 centímetros con solo pulsar un botón. Y es descapotable.
El Audi Skysphere Concept permite modificar su longitud en 25 centímetros con solo pulsar un botón. Y es descapotable.

Hace pocas semanas Audi anunciaba que entre agosto y comienzos de 2022 desvelaría tres prototipos, todos con el término ‘Sphere’ en su denominación, que servirían para avanzar los asombrosos modelos que la marca alemana está preparando para el 2025 y más allá. Ya eléctricos, por supuesto, y con niveles de lujo y tecnología que consolidarán al fabricante de Ingolstadt en la élite mundial del automóvil.

placeholder El Skysphere ha sido creado en el Design Studio de Audi en Malibú. Y aunque el coche definitivo no será así, en la marca dicen que podría parecerse bastante.
El Skysphere ha sido creado en el Design Studio de Audi en Malibú. Y aunque el coche definitivo no será así, en la marca dicen que podría parecerse bastante.

Agosto ha llegado, y también está a punto de hacerlo el famoso Concurso de Elegancia de Peeble Beach, en California, un exclusivo evento que este año se celebra el domingo 15 y que sirve de guinda a la Semana del Automóvil de Monterey, donde la marca de los cuatro aros destapará el viernes 13 la primera entrega de su trío de vehículos experimentales: el Audi Skysphere Concept, un espectacular descapotable de dos puertas con propulsión eléctrica que propone innovaciones revolucionarias a todos los niveles, tanto por su diseño exterior e interior, que muestra el futuro aire de familia de la casa, como por su conducción autónoma, su avanzado ecosistema digital o un habitáculo interactivo donde vivir experiencias inéditas, pues Audi cree que, en los vehículos del mañana, conducir podría ser solo una de las muchas opciones.

placeholder El Audi Skysphere equipa un motor eléctrico que transmite sus 632 CV de potencia exclusivamente a las ruedas traseras.
El Audi Skysphere equipa un motor eléctrico que transmite sus 632 CV de potencia exclusivamente a las ruedas traseras.

Y semejante carga de tecnología y diseño llega en una carrocería que, en realidad, son dos. Porque el Skysphere Concept es a la vez un cupé gran turismo y un roadster deportivo. Para lograrlo recurre a una solución técnica espectacular: distancia entre ejes variable. Porque gracias a un sistema que combina motores eléctricos con varios componentes de la carrocería y el chasis que se deslizan unos dentro de otros, la batalla (distancia entre ejes) y la longitud exterior del coche pueden variar 25 centímetros, al tiempo que la altura libre al suelo se ajusta 10 milímetros para adecuar el confort y el comportamiento dinámico a cada configuración de carrocería. De este modo, con solo accionar un botón el usuario puede elegir su propia experiencia: conducir un roadster eléctrico de 4,94 metros de largo en modo ‘Sport’, beneficiándose de la agilidad que procura con la distancia entre ejes reducida y la dirección en el eje trasero, o dejarse llevar por un cupé GT de 5,19 metros en el modo de conducción autónoma ‘Gran Turismo’, disfrutando del máximo espacio y de los servicios que ofrece el completo ecosistema digital integrado. Y en ese segundo modo el volante y los pedales se retraen hasta quedar ocultos, y la sensación de espacio en el ‘concept car’ se incrementa.

placeholder Los LED de la parte delantera y trasera muestran una secuencia dinámica diferente en función de la distancia entre ejes que tenga el Skysphere en ese momento.
Los LED de la parte delantera y trasera muestran una secuencia dinámica diferente en función de la distancia entre ejes que tenga el Skysphere en ese momento.

Además, según sus diseñadores (el Skysphere Concept es obra del Audi Design Studio de Malibú, en California) la digitalización permite niveles de libertad sin precedentes y pone al alcance de los pasajeros nuevas experiencias, pues gracias a los propios servicios de Audi y a la capacidad para integrar distintos servicios digitales, los pasajeros podrán compartir sus experiencias en la carretera a través de las redes sociales, con imágenes del interior y del área circundante. El vehículo también se encarga de las tareas cotidianas que van más allá de la propia conducción, proporcionando a los pasajeros información sobre su destino y gestionando de manera independiente tanto el aparcamiento como la recarga.

Inspirado en los años 30

Para diseñar este innovador ‘concept car’, Gael Buzyn y su equipo californiano se inspiraron en un legendario modelo clásico en la historia de la compañía: el Horch 853 Roadster, un impresionante descapotable que también alcanza los 5,20 metros de longitud y que dio forma al lujo moderno en la década de los años 30 del pasado siglo (además de ser el ganador del Concurso de Elegancia de Peeble Beach en 2009).

placeholder Tanto si hemos elegido la longitud corta como si circulamos en modo Gran Turismo, el Skysphere puede llevar el techo colocado o escondido.
Tanto si hemos elegido la longitud corta como si circulamos en modo Gran Turismo, el Skysphere puede llevar el techo colocado o escondido.

Pero la inspiración visual se limita a las dimensiones (y no todas, pues el 853 Roadster de entreguerras medía 1,77 metros de alto y el Skysphere se queda en 1,23) y a sus proporciones, como un habitáculo compacto y un largo frontal, ya que un rápido vistazo bajo el capó del Horch permite descubrir su imponente motor de ocho cilindros en línea con 5 litros de cubicaje. En cambio, el Audi Skysphere Concept sitúa entre el eje delantero y el parabrisas varios elementos de la propulsión eléctrica, como el cargador y el convertidor DC/DC, además de los actuadores y los componentes electrónicos y mecánicos del sistema de distancia entre ejes adaptativo. Y en su carrocería no falta un amplio maletero, con espacio para colocar dos bolsas de palos de golf, especialmente diseñadas para el Skysphere. Todo muy ‘de Malibú’.

Tracción trasera y 632 caballos

Hay un solo motor eléctrico, situado en el eje trasero, y se encarga de suministrar la potencia a las ruedas posteriores, curiosa infidelidad de Audi a su prestigioso sistema Quattro de tracción total. Con una potencia de 465 kW (equivalente a 632 CV), un par máximo de 750 Nm y un peso total en el entorno de los 1.800 kilos (realmente poco, y el 60% recae sobre el eje trasero para optimizar la tracción), el futurista roadster de Audi acelera de 0 a 100 km/h en apenas 4 segundos. La mayor parte de las baterías van situadas tras el habitáculo, ubicación ideal para bajar el centro de gravedad y optimizar la dinámica del vehículo, aunque el resto de las baterías encuentra acomodo en el túnel central del habitáculo que hay entre los asientos, lo que también favorece el dinamismo. Según la marca, la capacidad total de las baterías es superior a 80 kWh, lo que permite, en el modo GT, una autonomía de más de 500 kilómetros según la norma WLTP.

placeholder Conviene quedarse con la imagen frontal del Skysphere, pues Audi dice que avanza el futuro lenguaje de diseño de la marca.
Conviene quedarse con la imagen frontal del Skysphere, pues Audi dice que avanza el futuro lenguaje de diseño de la marca.

Y para demostrar que el Skysphere Concept no es una simple escultura, y que es un vehículo completo (futurista, pero más realista de lo que parece y que dará lugar a un coche relativamente parecido), la marca de los aros detalla también cómo es su chasis, al que dota de una dirección a las cuatro ruedas con sistema ‘by-wire’ (por cable) que controla el giro de las ruedas delanteras y las traseras. Al no haber conexión mecánica entre el volante y las ruedas, el conductor puede seleccionar elegir entre distintos ajustes de la dirección con solo pulsar un botón. Además, la combinación de dirección en las cuatro ruedas y distancia entre ejes acortable da como resultado un radio de giro muy pequeño para su tamaño.

placeholder Además de las pantallas táctiles del salpicadero, el Skysphere dispone otras en sendas puertas, principalmente para controlar la climatización.
Además de las pantallas táctiles del salpicadero, el Skysphere dispone otras en sendas puertas, principalmente para controlar la climatización.

En cuanto a la suspensión, se opta por un sistema neumático adaptativo (independiente, de paralelogramo deformable, tanto delante como detrás) que cuenta con tres cámaras de aire independientes para proporcionar el mayor confort posible. Pero esas cámaras individuales se pueden desactivar, por ejemplo, si queremos conducir de forma deportiva, reduciéndose al mínimo el balanceo y el cabeceo. Y como la carrocería puede bajar 10 milímetros, también se reduce la resistencia aerodinámica, detalle importante al recorrer largas distancias. Además, al tratarse de una suspensión activa, las ruedas del Skysphere (neumáticos Michelin 285/30 R23 con mínima resistencia a la rodadura) suben o bajan de forma selectiva para compensar las ondulaciones e irregularidades de la calzada gracias a las predicciones digitales del sistema de navegación y al sofisticado sistema de control del chasis activo, que reacciona al estado del firme instantáneamente.

placeholder En el modo de conducción manual, hay volante, pedales... Y el cuadro de instrumentos, basado en pantallas táctiles, ofrece las funciones habituales.
En el modo de conducción manual, hay volante, pedales... Y el cuadro de instrumentos, basado en pantallas táctiles, ofrece las funciones habituales.

Y como en el Grandsphere y el Urbansphere, los dos ‘concept car’ que Audi desvelará a continuación, el Skysphere está diseñado para una conducción autónoma de Nivel 4, lo que significa que en determinadas situaciones, según el tipo de carretera o la situación del tráfico, el conductor no tiene que intervenir y puede delegar toda la responsabilidad de la conducción en el coche. Por eso los elementos de control, como el volante y los pedales, pueden desplazarse hasta desaparecer por completo. Y en ese caso, los pasajeros, incluido el del asiento delantero izquierdo, podrán disfrutar de una nueva forma de libertad: la de relajarse al aire libre, disfrutar del paisaje y del viento, o interactuar con Internet. Suena extraño visto con los ojos de hoy, cuando usar el móvil al volante es sancionable, pero todo llegará. Seguro que el sistema de navegación de nuestros coches, explicado a alguien de 1980, le habría sonado utópico también.

placeholder Si optamos por el modo de conducción autónoma, volante y pedales se esconden, y el salpicadero dedica sus pantallas, por ejemplo, a funcionalidades de entretenimiento.
Si optamos por el modo de conducción autónoma, volante y pedales se esconden, y el salpicadero dedica sus pantallas, por ejemplo, a funcionalidades de entretenimiento.

No obstante, si el Audi Skysphere Concept se utiliza en el modo de conducción, el interior se transforma en un cockpit ergonómicamente perfecto. Junto con el chasis y la carrocería, el salpicadero y el panel de control de la consola central también se desplazan hacia atrás. El conductor encuentra todos los mandos, incluidos el volante y los pedales, en la posición más conveniente. Las grandes superficies de las pantallas táctiles situadas en la zona superior de la consola central y en el salpicadero, de 142 centímetros de ancho por y 18 de alto, se utilizan para controlar el vehículo y los sistemas de infoentretenimiento, mientras que en el modo ‘Gran Turismo’ se pueden mostrar contenidos de Internet, videoconferencias o películas en streaming.

placeholder Los diseñadores han creado ya hasta un juego de maletas específico para aprovechar al máximo el espacio de carga, que puede acoger dos bolsas de golf.
Los diseñadores han creado ya hasta un juego de maletas específico para aprovechar al máximo el espacio de carga, que puede acoger dos bolsas de golf.

También están disponibles opciones personalizadas, como la vinculación del servicio de streaming a bordo con los proveedores de música y vídeo que ya disfrutamos en el domicilio; y en un paso más allá, Audi también pretende ofrecer en el futuro opciones exclusivas para los usuarios de sus coches de lujo, como conciertos, eventos culturales o deportivos a los que sólo se puede acceder con una invitación especial. Es decir, experiencias nuevas en comparación con el automóvil actual pero que en Audi creen que serán una realidad muy pronto.

Hace pocas semanas Audi anunciaba que entre agosto y comienzos de 2022 desvelaría tres prototipos, todos con el término ‘Sphere’ en su denominación, que servirían para avanzar los asombrosos modelos que la marca alemana está preparando para el 2025 y más allá. Ya eléctricos, por supuesto, y con niveles de lujo y tecnología que consolidarán al fabricante de Ingolstadt en la élite mundial del automóvil.

Lujo California Tecnología Audi Digitalización Desarrollo sostenible
El redactor recomienda