¿Adelantar a los ciclistas ya no será igual? La DGT prepara un cambio de velocidad en carretera
  1. Motor
garantizar la seguridad

¿Adelantar a los ciclistas ya no será igual? La DGT prepara un cambio de velocidad en carretera

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha adelantado algunas medidas en las que trabaja la DGT, que, de implantarse tras la revisión del reglamento de circulación, cambiará el procedimiento de adelantar a ciclistas en carretera

placeholder Foto: Dos ciclistas recorren una carretera a la altura de Barcelona. (EFE)
Dos ciclistas recorren una carretera a la altura de Barcelona. (EFE)

Respetar la distancia de seguridad lateral de al menos un metro y medio, comprobar que no se acerca en sentido contrario ningún otro conductor o ciclista y ocupar parte o la totalidad del carril contiguo para poder adelantar a quien va en bicicleta por carretera sin desestabilizarle. Ese es el protocolo a seguir para adelantar a un ciclista o grupo de ciclistas incluso cuando hay línea continua, ya que el Reglamento General de Circulación recoge en su artículo 88 que "en un tramo en el que esté prohibido el adelantamiento se podrá adelantar a conductores de bicicletas, ciclos, ciclomotores, peatones, animales y vehículos de tracción animal cuando por la velocidad a la que circulen puedan ser adelantados sin riesgo para ellos ni para la circulación en general", aunque para ello haya que ocupar parte de la calzada reservada al sentido contrario.

A pesar de que la normativa es clara e inclumpirla constituye una infracción grave —que lleva aparejada la pérdida de hasta cuatro puntos si se pone en peligro o se entorpece a un ciclista—, la Dirección General de Tráfico (DGT) se plantea incluir cambios que afectarán directamente a esta medida si se hacen efectivos tras la revisión del reglamento de circulación en la que trabaja el organismo para proteger a los usuarios vulnerables en carretera, como pueden ser los peatones, ciclistas y motoristas. A la obligación de respetar una distancia mínima de 1,5 metros que se impuso con la reforma de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial en 2014, por la que se establece que "todo conductor de vehículo automóvil que se proponga realizar un adelantamiento a un ciclo, ciclomotor o conjunto de ellos deberá realizarlo ocupando parte o la totalidad del carril contiguo o contrario, en su caso, de la calzada y guardando una anchura de seguridad de al menos 1,5 metros, quedando expresamente prohibido adelantar poniendo en peligro o entorpeciendo a ciclistas que circulen en sentido contrario, incluso si esos ciclistas circulan por el arcén", se podría unir ahora la exigencia de reducción obligatoria de la velocidad antes de realizar la maniobra para garantizar el criterio de protección a los conductores vulnerables, una recomendación que la DGT ya hace siempre que recuerda cómo se debe realizar un adelantamiento a ciclistas.

De acuerdo con lo que manifestó el director general de Tráfico, Pere Navarro, en una intervención en el Forum Executive España el miércoles, 20 de enero, un encuentro que se puede ver en diferido a través de YouTube, la DGT está "dando las últimas vueltas" a una revisión del reglamento de circulación siguiendo el criterio concreto de revisión de usuarios vulnerables, ya que "2019 fue el primer año que en la historia de este país los usuarios vulnerables fallecidos en un accidente de tráfico superaron a los que iban en cuatro ruedas", por lo que desde el Ministerio del Interior, liderado por Fernando Grande-Marlaska, se pidió que se trabajase en soluciones para acabar con este problema. En 2020, tal y como reflejan las cifras aportadas por Navarro en este mismo encuentro, murieron un 10% menos de ciclistas en accidentes de tráfico en carretera que el año pasado.

En este sentido, de hacerse efectivo este cambio, en el futuro próximo los vehículos que adelanten a bicicletas, además de guardar una distancia de metro y medio, deberán reducir la velocidad en 20 kilómetros por hora respecto al límite genérico de la carretera en la que se lleva a cabo la maniobra. "Vamos a revisar el reglamento de circulación con criterio de revisión de usuarios vulnerables. A nosotros nos gusta el mensaje de 'primero frene, luego mire para comprobar el metro y medio y después adelante'. Así que vamos a poner que la velocidad tiene que ser a 20 kilómetros por hora por debajo del límite genérico de la carretera en la que vas a adelantar a los ciclistas. Todo son ideas de mejora", concretó Navarro acerca de las nuevas medidas que se incluirán en dicho reglamento, entre las que figura también la obligación de que los 'riders' que circulan por la ciudad repartiendo comida a domicilio lleven "sí o sí" casco, lo que la patronal comparte completamente "porque es de sentido común".

Guantes obligatorios en moto y cambios para el peatón

Además, el nuevo reglamento también va a incluir la obligación de dejar libre el carril de la izquierda en carreteras con tres o más carriles cuando se produzcan nevadas para permitir la circulación de los vehículos de emergencias y las máquinas quitanieves. Asimismo, en sintonía con las medidas que ha avanzado Pere Navarro, se está trabajando también en que los motoristas lleven guantes de forma obligatoria, una medida "copiada de Francia", en palabras de Navarro, a la que se sumará la norma para plasmar "lo que ya es una realidad": permitir a los usuarios de motos circular por el arcén de las carreteras cuando se encuentran colapsadas.

Sobre la señal lumínica V-16, que se colocará en el techo del vehículo cuando el conductor se haya visto obligado a detenerse por algún motivo y sustituirá al actual triángulo de señalización, Navarro ha explicado que llevará un sistema de geolocalización de tal forma que, cuando se encienda, la información llegará a la nube de la DGT. Tal y como ha querido recalcar el director general de Tráfico, el organismo solo recibirá la ubicación del vehículo estacionado y nunca obtendrá datos relativos al modelo, la marca o el conductor, respetando lo que garantiza la Ley de Protección de Datos. "Todo lo que trabajamos en el ámbito del vehículo conectado tiene que ser anónimo. No nos vamos a ganar la vida vendiendo los datos del conductor del vehículo que está conectado", señaló. En lo que atañe al peatón, Navarro indicó que se va a cambiar "toda la redacción de la ley, ya que se hizo en la época del automóvil. El peatón en la normativa es visto como un obstáculo para la circulación del vehículo. Vamos a rehacer la redacción, dándole un caracter más amable con los desplazamientos a pie".

Dirección General de Tráfico (DGT)
El redactor recomienda